Bookmark and Share Bajar en formato PDFComentarios

Oscar, el de Caguas, el del Cash & Carry

Perfil de Autor

Por Florencio Merced Rosa

Publicado: martes, 11 de julio de 2017


Para su esposa Anabel, sus hijos Anamaris y Carlos y sus nietos, Mariana y Carlos Oscar. 

 

El pasado miércoles 5 de julio murió Oscar Rivera Torres un cagüeño de pura cepa, valiente y luchador .

Estaba solo, creía yo, frente al féretro de mi madre, cuando escucho esta voz de amigo que me dice: Dale un beso, es tu última oportunidad. Levanté el velo, le di el beso y me volteo para encontrarme con la mirada compasiva de Oscar.

La trayectoria empresarial de Oscar Rivera y Anabel Arenas es tan exitosa y espectacular que salta a la vista. Hoy nos ocupa otro Oscar. El más discreto de los solidarios.

Sus aportaciones al pueblo de Vieques siempre fueron precedidas por la discreción absoluta Si alguna vez nos instruyó de forma tajante fue sobre este particular. “Ni lo de Vieques, ni ninguna otra gestión solidaria de mi parte será de conocimiento público”. 

Un domingo soleado de febrero del año 2000 volvimos a escuchar la voz del amigo y al voltearnos allí estaba junto a Anabel, en el anonimato, junto a cientos de miles de sus compatriotas en la Marcha por la Paz de Vieques.

El Festival de Apoyo a CLARIDAD fue su cliente y tuvo en Oscar un generoso y siempre discreto suplidor.

Oscar era un natural del cuento oral. La compañera de Comunicadora Nexus y Ejecutiva de Cuentas para Oscar Cash & Carry, Madeline Ramírez, lo provocaba para que le repitiera cuentos y volvía el cuento intacto, el mismo, como la primera vez. Oscar el detective que se adelantaba a los hechos y descubría las mas intrincadas maniobras para evitar el robo en su establecimiento.

Oscar el sociológo que estableció un pacto de no agresión y cooperación con el liderato del Residencial Público de al frente.

Oscar el valiente y luchador que en el más absoluto de los silencios se enfrentó exitosamente a Wal-Mart y Sam’s hasta el sol de hoy. Los gigantes ni lo compraron, ni lo vencieron.

Oscar el que enfrentó su larga enfermedad con estoicidad. 

Oscar el que compartía conocimientos y experiencias como si fueran cuentos. 

La Junta Directiva y el Colectivo de Trabajo de CLARIDAD les envía un abrazo grande y solidario a toda la familia de don Oscar, la de sangre y la extendida.

Agradecemos sus generosidad con nuestro Semanario y el movimiento independentista en general.

  (0) Comentarios



claritienda Kuolema