Algunos comentarios del famoso chat

La campaña contra Mario Marazzi, entonces director del Instituto de Estadística, llena muchas páginas del chat de Telegram que conocemos. Le pusieron pasquines y manipularon la prensa hasta obligarlo a salir del cargo.

 

Sigue campaña

Eduardo Bathia y otros dirigentes del PPD fueron objeto de muchas campañas, todas orquestadas por funcionarios públicos, o contratistas como Edwin Miranda, en horas laborables.

El regreso del personaje de La Comay, lo vinculan al trabajo de Edwin Miranda, con la ayuda de Elías Sánchez.

En otra ocasión, el objetivo de la campaña con todos homofóbicos fue el mensaje de Navidad de Eduardo Bathia, el que Rosselló cataloga de “mamabicho levels”

El día de navidad de 2018 Raúl Maldonado le llamó la atención al grupo de los peligros de un chat “no encriptado”, que puede afectar la reelección de Rosselló. Le contestaron “feliz navidad”.

Luego que se dio a conocer todo el chat y se anunciaron las renuncias, Rafael Cerame afirmó que no tenía contrato alguno con el gobierno. Si esto fuera cierto, ¿quién le pagaba? Su presencia en el chat era permanente y como vemos en este extracto, hasta redactaba notas de duelo a nombre de Rosselló.

Rivera Marín habla de “las sandeces” de los medios por exponer las quejas de los estudiantes ante el traslado de Hamilton. Rosselló le contesta “accountability is a bitch”.

Los comentarios sexistas y machistas hacia periodistas cubren todo el chat. Aquí se centran en la periodista Milly Méndez a quien sólo identifican como “la esposa de Julio”. En la soberbia que destila el chat se despotricaba contra mucha gente, hasta contra “hermanos estadistas”. Al abogado John Mudd, muy activo en las redes sociales y defensor de la anexión, le dirigen todo tipo de burla. Dicen que no tiene clientes como abogado y Elías Sánchez lo llama “mamatranca”.

La presencia de Elías Sánchez Sifonte en el chat es uno de los elementos más importantes del chat ya que mientras comentaba todos los días las acciones del gobierno, cabildeaba a favor de sus clientes.  Antes de que se conociera en su totalidad el documento, Rosselló negó que su exdirector de campaña estuviera en el intercambio. Ahora sabemos que su presencia fue destacada y que intervenía en todo. Aquí vemos cuando sus cuates le celebraron el cumpleaños. 

A mediados de enero de 2019, tal vez recordando la advertencia que Raúl Maldonado había hecho en cuanto a los peligros de un chat “no encriptado”, Sobrino propone que abandonen la aplicación Telegram y se muevan a otra más segura llamada Signal. Poco tiempo después el chat termina. 

El analista Carlos Días Olivo, con su peluca, es objeto de las burlas del chat.

Nuestra gente está activada, dice Edwin Miranda refiriéndose al pequeño ejército creado – con fondos públicos – para manipular los sondeos de opinión de distintos medios. 

Elías Sánchez quien actúa como cabildero de las empresas contratadas por el plan de Salud, Vital, está preocupado cómo este se ha divulgado y pide cambios: 

Para enfrentar los problemas de las lanchas a Vieques y Culebra, Rosselló propone “sacar a los empleados mierdas de allí”. Según él, esos empleados de “mierda”, son los responsables.

El “team Rosselló” también compró las predicciones astrológicas de Walter Mercado. Aquí se vacilan la operación del publicista Miranda para lograr la “predicción”. De paso, también se burlan del expresidente de la UPR, Antonio García Padilla.