Amanda Serrano es nuestra mejor embajadora

Por Javier Guaní Gorbea/Especial para CLARIDAD

Durante los últimos meses, hemos escrito varios artículos de cómo el deporte femenino en Puerto Rico y en el mundo en general no recibe tanta cobertura como debiera, sobre todo si se compara con la rama masculina. Uno de los deportes de mayor disparidad, tanto a nivel económico como de cobertura, es la diferencia abismal en que se cubre el boxeo por género. Es por eso que estoy seguro de que para el 95 % de la fanaticada pasó inadvertida la contundente victoria de la boricua Amanda Serrano frente a la estadounidense Heather Hardy, el pasado viernes en Nueva York.

En Hardy, Amanda enfrentaba una boxeadora invicta en 22 combates, que se caracteriza por una gran quijada, campeona mundial de las 126 libras y que en el papel representaba su prueba más dura. Amanda dominó desde el primer asalto, al punto de que dos de los jueces anotaron el primero 10-8, sin que hubiera una caída. Al final, obtuvo una convincente decisión unánime, ganando el octavo campeonato de su carrera y demostrando nuevamente que en este momento el boxeo femenino está en uno de sus mejores momentos. Ella está en conversaciones para ser considerada la #1, libra por libra, del mundo.

Amanda lleva más de 7años sin perder una pelea, pero pese a sus éxitos, se ha visto imposibilitada de hacer buen dinero, por lo que ha tenido que recurrir a deportes como las artes marciales y el judo para complementar sus ingresos. Su talento le ha permitido convertirse en la única boxeadora fémina en conquistar 7 divisiones distintas. Ha llegado el momento de que sus contundentes victorias ya no pueden ser ignoradas por los promotores y se hacen los arreglos para que enfrente a la inglesa Katie Taylor, también invicta en lo que sería un mega combate en la rama femenina a principios del 2020. Ojalá y se le dé, pues ella se lo ha ganado a pulso.

Al que todavía no la conozca le recomiendo que vaya a Youtube y busque 2 o 3 de sus peleas. Le aseguro que no se arrepentirán, pues su estilo de ir para el frente y tirar todo el tiempo golpes, la hacen una de las guerreras más entretenidas de todo el deporte. Creo que ha llegado la hora de darla a conocer, reconocerle sus logros y celebrarla como una de las mejores boxeadoras de la historia boricua, sin nada que envidiarle a Tito, a Gómez o a Cotto.