Amplio rechazo al exclusivo aumento a jueces

Por la Redacción /Claridad

El actual presidente del Colegio de Abogados y Abogadas, Edgardo Román, la expresidenta Ana Irma Rivera Lassén, y el senador independentista Juan Dalmau, en declaraciones a CLARIDAD, coincidieron en rechazar la legislación promovida por el Tribunal Supremo para otorgarle un aumento significativo al el salario que reciben los jueces y juezas del sistema de tribunales de Puerto Rico. El aumento, que se recoge en un proyecto de ley de la autoría del presidente del Senado Thomas Rivera Schatz, otorgaría un aumento de aproximadamente 30 por ciento a los magistrados exclusivamente, sin hacerlo extensivo a otros empleados del sistema público ni de la propia Rama Judicial.

Anticipando que votará en contra de la medida legislativa cuando se baje a votación, el senador Dalmau apuntó que la misma le “hecha sal a la herida de un país que lleva más de una década de depresión económica y con una crisis fiscal enorme“. Añadió que ahora mismo los jueces “reciben una remuneración muy por encima y por mucho de los trabajadores del país”, por lo que el aumento propuesto, implicaría “añadir injuria e insulto a la agresión que ya sufre nuestro pueblo.”

“Nuestro país lleva más de una década de depresión económica y con una crisis fiscal enorme”, apuntó Dalmau, “y las medidas que ha adoptado el gobierno se han dirigido a continuar menoscabando los derechos de la clase trabajadora”. Recordó el exgobernador Ricardo Rosselló autorizó salarios y compensaciones exorbitantes a miembros de su gabinete y contratistas de su gobierno, como Julia Keleher y Héctor Pesquera, “mientras los trabajadores asalariados siguen empobrecidos y le siguen menoscabando sus derechos laborales.” Informó que propondría legislación para impedir que funcionarios de la rama ejecutiva otorguen ese tipo de compensación sin contar con el aval de la Legislatura o burlando el salario que la ley dispone para un determinado jefe de agencia.

Por su parte, el presidente de Colegio de Abogados y Abogadas informó que Junta de Gobierno de la institución acordó oponerse al proyecto presentado por Rivera Schatz que enmendaría la Ley de la Judicatura para autorizar los nuevos aumentos salariales. Aclaró que la directiva de su Colegio entiende que “todos los empleados públicos, incluyendo los jueces, merecen recibir buenos salarios”. No obstante, añadió, las decisiones impuestas por la Junta de Control Fiscal lo impiden. Entiende que si se va a legislar para beneficiar a los jueces lo mismo debe hacerse con los demás empleados del sistema público y, en particular, con los que integran la Rama Judicial.

Román apuntó que recientemente el Tribunal Supremo aprobó un reglamento que obliga a todos los abogados y abogadas de Puerto Rico a ofrecer un determinado número de horas de servicio legal al año de forma gratuita a personas indigentes. Entiende que si hay dinero para los aumentos propuestos a los jueces, la práctica legal que se le requiere a los abogados también debiera ser compensada. “El Colegio ha planteado en múltiples ocasiones de que esa obligación se torna en esclavitud y también en una contribución para quienes practicamos la profesión legal. Si hay dinero para aumento a los jueces debería primero aparecer dinero para el pago de honorarios de abogados y de gastos en los casos asignados a abogados de oficio. Que después de todo se trata de un servicio de acceso a la justicia”, añadió.

Igual que Román, Ana Irma Rivera Lassén, expresidenta del Colegio y actual portavoz del Movimiento Victoria Ciudadana, apoyaría un aumento salarial a los jueces si el mismo se hiciera extensivo a otros servidores públicos. “Es muy difícil poder justificar la situación que tienen las personas en el magisterio y otras profesiones que ahora mismo no solamente tienen la amenaza de que tiene que ver con su retiro y pensiones, sino también que están enfrentando salarios que están bien por debajo de lo que merece cualquier maestro o maestra en Puerto Rico” apuntó.

Añadió que en estos momentos “tenemos a los celadores y celadoras de la Autoridad de Energía Eléctrica pidiendo mejores condiciones salariales y de trabajo, además de los reclamos del magisterio. La misma Policía de Puerto Rico está solicitando mejores condiciones de trabajo, también tiene problemas con sus pensiones y en su retiro. Pienso que el pueblo de Puerto Rico tiene que estar en pie de lucha todo el tiempo y exigir que no se afecten las pensiones, mejores condiciones de trabajo y mejores salarios para todos los servidores públicos. No puede ser que solamente una rama este solicitando un aumento o se esté considerando porque eso sí que sería una situación de total injusticia.”