Bimbito inspirará a una nueva sepa

 

Por Javier Guaní Gorbea/Especial para CLARIDAD

Cuando el pasado 21 de junio el boricua campeón mundial Ángel Tito Acosta fue noqueado y Alberto Machado no pudo recuperar su campeonato mundial, se creó en el mundo del boxeo puertorriqueño una especie de crisis, pues por muchos años no contábamos con un campeón mundial en la rama masculina ni en Puerto Rico ni entre los peleadores de la diáspora. Recuerdo haber leído una veintena de artículos sobre la decadencia del boxeo boricua y como nuestro boxeo no tenía salvación. Cabe destacar que esa sequía se acabó el pasado sábado cuando el boricua Wilfredo Bimbito Méndez se coronó campeón de 105 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). De ese combate hablaremos más adelante.

Si bien es cierto que ha habido una disminución en nuestro volumen de peleadores y que eso valdría la pena analizarlo, la realidad es que nuestro país sigue produciendo peleadores de buena calidad simple, y sencillamente no contamos con una estrella de pague para ver cómo fueron Tito Trinidad y más recientemente Miguel Cotto. En eso también nos malacostumbramos.

Cuando uno mira cuidadosamente, se da cuenta que por lo menos 3 de las 4 principales compañías que montan carteleras en Puerto Rico tienen por lo menos una figura que debe estar aspirando al título mundial en los próximos 12 a 18 meses.

Danielito luce como el mejor prospecto

De todos los peleadores que todavía podemos llamar prospectos no hay duda que Danielito Zorrilla es el más avanzado. Este tiene similitudes con Miguel Cotto (su actual promotor) cuando comenzó con un devastador ataque al cuepo y gran IQ boxístico. Lo único que le falta es una prueba contra un excampeón experimentado, alguien como Luis Collazo o el británico Amir Khan.

Para Subriel será mental su coronación

Por su parte, el promotor Juan Orengo cuenta entre sus filas con Subriel Matías, quien es en mi opinión el mejor peleador ofensivo que ha tenido la isla desde el retiro de Trinidad.

Subriel viene de su mejor victoria frente al exolímpico Maxim Dadashev. Desgraciadamente, esa pelea terminó en tragedia cuando Dadashev murió de los golpes recibidos en el combate. Eso será psicológicamente el reto más fuerte de enfrentar para Subriel, pues este tendrá que asimilar que eso, aunque duro a veces, pasa en este deporte y su ofensiva es su mejor arma en el ring. Si puede trabajar con lo ocurrido, tiene una oportunidad real de ser campeón mundial muy pronto.

Los hermanos Rivera vienen de nuevo al ataque

Después de un receso de varios años, los hermanos Peter e Iván Rivera y su empresa PR Best Boxing han vuelto a la carga al traer eventos significativos. Su unión estratégica con Spartan Boxing les ha dado un nuevo respiro, pues Spartan además de ser el promotor de Bimbito, también tiene a Jean Carlos Lobo Torres, quien ya se ha posicionado para , a más tardar el año que viene, retar por un campeonato en las 140, donde ya posee el título latino. Estos también cuentan en sus filas con el 2 veces olímpico Jeyver Cintrón, quien ya es el retador mandatorio del campeón de las 115 libras OMB, Kazuto Ioka.

Bimbito hizo recordar a Calderón

Incluso fue esta compañía la que presentó el pasado sábado en el Centro de Convenciones la coronación de Méndez, quien llevó a la escuela al filipino Vic Saludar, ganándole por una amplia decisión unánime. Para los que tuvimos la oportunidad de cubrir a Iván Calderón en su apogeo, fue como volver al pasado, pues Bimbito tiene un estilo parecido donde golpea y gana los asaltos boxeando esporádico, sin recibir golpes, aunque a veces se queda abierto (cosa que Calderón no hacía), como le paso en el 5to. asalto cuando fue derribado y que para muchos fue el único asalto que el filipino ganó.

Bomba estuvo ahí pero se quedó corto

Por último, sería injusto terminar este escrito sin hablar del tremendo esfuerzo realizado en Japón, también el sábado, por el veterano Jonathan Bomba González, quien por 6 asaltos se fajó de tú a tú con Kosei Tanaka (uno de los mejores del mundo) al punto de derribarlo y estarlo venciendo en las tarjetas entrando al séptimo asalto, cuando recibió un golpe en la boca del estómago del que nunca se recuperó y que eventualmente lo llevara a que fuera noqueado. Aun así, su presentación le ha ganado halagos de mucha de la afición y se espera que este suba de peso a 115 y pueda aspirar a un título nuevamente. A mí, particularmente, me parece que si Cintrón vence a Iowa, una pelea de Bomba y Jevier sería de gran atractivo a nivel local. Sin duda, no existe una crisis como se ha dicho, simplemente hay que prestar atención y recordar que el boxeo es cíclico, a veces se está arriba y a veces abajo; pero el nuestro no andaba muerto andaba de parranda. Tras la victoria de Bimbito los otros campeonatos irán llegando.