spot_img

Boricuas en Estados Unidos se manifiestan en contra de Luma

 

Por la Redacción

En ocasión  de conmemorarse el 11 de junio, Día de la Bandera Puertorriqueña, y a días de que se vuelva a presentar ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas (ONU) el caso de Puerto Rico la  diáspora puertorriqueña se unió una vez más en la reafirmación de la Nación, el rechazo a la privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y el rechazo a la colonia y su ente de la Junta de Control Fiscal (JCF).

En una acción de relieve el mismo 11 de junio la organización,  Frente Independentista Boricua (FIB) proyectó grandes imágenes en las paredes del edificio en Nueva York en donde ubican las oficinas de Quanta Services Inc., empresa que junto a la canadiense ATCO forman parte del entramado corporativo detrás de LUMA Energy.

“El consorcio LUMA lo integran empresas financieramente débiles, sin experiencia y sin capacidad operativa para enfrentar el desafío que representa manejar la AEE y el entorno único de Puerto Rico. Su único fin es el saqueo de miles de millones de dólares de fondos públicos destinados al fortalecimiento de la infraestructura eléctrica” afirmó John Meléndez, del Partido Nacionalista Junta de Nueva York.

El activista denunció que la  LUMA Energy cuenta con el apoyo incondicional de los buitres de Wall Street, representados por la JCF, la cual ha implantado medidas que afectan a miles de familias trabajadoras puertorriqueñas despojándoles de derechos laborales, recortando pensiones, privatizando y desmantelando servicios esenciales de educación, salud y servicios sociales, entre otros.

Por su parte Eric Ramos, líder del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) en Nueva York afirmó: “Los gobierno PNP y PPD son cómplices históricos de la bancarrota política, económica y social del país. Son cómplices en la entrega de nuestras tierras a manos extranjeras, fomentando paraísos fiscales para facilitar la evasión contributiva de millonarios sin escrúpulos. Son cómplices en impulsar la emigración masiva de puertorriqueños(as) fuera de la Patria. Son cómplices en la destrucción de nuestros recursos naturales. Pero hay aquí un pueblo en pie de lucha que dice Basta Ya”.

Destacó que en la Isla en los  pasados meses las luchas sociales han ido en crecimiento continúo y “tarde o temprano será la calle quien dictará el rumbo a seguir para rescatar nuestro destino de pueblo, que solo tiene posibilidad de ser, rompiendo la relación imperio-colonia y construyendo un Puerto Rico Libre y con justicia social para las grandes mayorías de hombres, mujeres, juventudes, y personas edad avanzada que merecen un mejor país”.

Los organizadores informaron que la proyección de imágenes en el edificio de Quanta Services en Nueva York, se realizó en coordinación con la Jornada Se Acabaron las Promesas. El acto apunta al problema esencial y urgente de sacar a LUMA, a la Junta de Control Fiscal y a superar la situación colonial de Puerto Rico mediante la independencia nacional.

Otro de los líderes de la diáspora, Denis Flores, de la organización El Grito afirmó que  el Frente Boricua va a continuar apoyando las luchas de nuestro pueblo por su libertad en todos los escenarios de lucha. “Los(as) boricuas en la diáspora anhelamos el retorno a la Patria y para ello hay que derrotar las políticas entreguistas de quienes le traicionan y sueñan con un Puerto Rico sin puertorriqueños”.

Llegado el domingo  13 de junio, día en que ya por tradición es la celebración del  desfile puertorriqueño en Manhattan y Sunset Park, en su lugar se celebró una caravana patriótica. Decenas de carros y cientos de boricuas en las calles se unieron en una gran caravana  por las comunidades boricuas de Brooklyn, Manhattan y El Bronx. La comitiva partió desde Sunset Park, Brooklyn. El evento fue organizado por El Grito, Inc en colaboración con el Frente Independentista Boricua.

La enérgica jornada incluyó una parada frente a la sede de la ONU  en la 1ra Avenida de Manhattan, en donde se leyó una proclama firmada por un amplio espectro de organizaciones independentistas de Puerto Rico y de la diáspora. La lectura estuvo a cargo de  los jóvenes Power Malú y Elia Collazo. En el documento se denunció la situación colonial y se afirmó el derecho inalienable de nuestro pueblo a un proceso de descolonización enmarcado en las leyes internacionales encaminado a alcanzar la Independencia con justicia social para Puerto Rico. La caravana culminó con un acto musical y político en el centro cultural y deportivo El Maestro en el Bronx.

 Entre las expresiones contenidas en la declaración se reitera en que:  “De conformidad con la resolución 75/123 de la Asamblea General de las Naciones Unidas que declara el período 2021-2030 como el Cuarto Decenio Internacional para la Erradicación del Colonialismo, y de conformidad con el Artículo 15 de la Carta de las Naciones Unidas que protege nuestro derecho a nuestra nacionalidad y la Resolución 1514 (XV) de las Naciones Unidas que invoca el derecho de todos los pueblos a la autodeterminación e independencia, hacemos un llamado a Estados Unidos para que desista de violar el derecho internacional, se comprometa de inmediato en el proceso de descolonización en Puerto Rico y transfiera todos los poderes soberanos al pueblo puertorriqueño, específicamente a representantes cuya lealtad sea con una república puertorriqueña independiente. También solicitamos que las Naciones Unidas restablezcan de inmediato un puesto de observador en el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas y un puesto en la Asamblea General de las Naciones Unidas para Puerto Rico. Además, hacemos un llamado a la comunidad internacional que supervise el proceso de descolonización como lo exige el derecho internacional”.

 

spot_imgspot_img
spot_img

Related Articles

Traducir»