Breves de abril -2

Por María Cristina/En Rojo

Lo más que atrae de los tres filmes que pude ver en Fine Arts la semana pasada es la gran diferencia estilística y temática entre ellos. The Aftermath recoge la época inmediata de la posguerra en la Alemania ocupada por las tropas aliadas; Arctic se concentra en una sola persona que intenta sobrevivir un accidente aéreo en el Artico; The Mustang es la transformación de un hombre con una furia interna que lo aísla de toda socialización.

The Aftermath

Director: James Kent; guionistas: Joe Shrapnel, Anna Waterhouse, Rhidian Brook; autora Rhidian Brook; cinematógrafo Franz Lustig; elenco: Keira Knightley, Jason Clarke, Alexander Skarsgård, Flora Thiemann, Kate Phillips, Martin Compston, Jannik Schümann

La historia se sitúa en 1946 en Hamburg, una de las ciudades alemanas más bombardeadas durante la 2nda guerra mundial. Ocupada por los ejércitos aliados para pacificar a los habitantes, aplacar cualquier rebeldía y, aunque sin expresarlo, destruir el espíritu de los alemanes que apoyaron o no al gobierno Nazi. Rachael Morgan es el centro de la historia y es la que acepta y luego cuestiona el comportamiento de los aliados hacia la población civil. Cuando llega a Hamburg y su marido, Lewis Morgan, le informa que tendrá que compartir su nueva vivienda por un tiempo con la familia Lubert, sus dueños originales, la reacción de Rachael es rechazar, ignorar y hasta humillar a quienes ella considera enemigos por ser alemanes y haber provocado la guerra. Todo esto cambiará cuando Lewis pase más tiempo en sus compromisos de trabajo y Rachael interactúe con Stephen y su hija Heike.

Lo interesante de este hermosísimo filme es que tanto su historia y los conflictos internos de la protagonista pueden ser el foco de su desenlace, pero The Aftermath es un “must see” por la presencia/belleza de Keira Knightley de quien la cámara se enamora y aquellos a cargo de maquillaje, peinado y vestuario la convierten en un ser para mirar fijamente a través de todo el filme.

Arctic

Director: Joe Penna; guionistas: Joe Penna y Ryan Morrison; cinematógrafos: Tómas Örn y Tómasson; elenco: Mads Mikkelsen, Maria Thelma Smáradóttir.

Arctic

A ciertos directores y actores les gusta el desafío de hacer un filme de desastre con un solo personaje enfrentando los peligros que pueden costarle la vida. Robert Redford como actor lo hizo magistralmente en All Is Lost (2013), cuando su lancha sufre una avería en altamar y tiene que sobrevivir por un tiempo sin saber si habrá rescate. En Arctic, primer largometraje del brasileño Joe Penna, la trama es más conocida porque el accidente de avión se da en el casi totalmente inhabitado Artico, rodeado 24 horas por nieve, sin transmisión externa, sin poder estar mucho tiempo fuera de la cabina desprendida para así no congelarse. Su rutina es de supervivencia pero sin desesperación ya que tiene comida (lo que pesca haciendo un hoyo en el hielo y que mantiene congelado), agua (nieve derretida o no), refugio (la cabina donde entra frío pero no nieve) y una rutina de pedir ayuda por varios medios por si se da el milagro que alguien le responda. 

El actor danés Mads Mikkelsen es el centro de este filme de acción y movimiento. Su presencia protagónica en la serie “Hannibal” y filmes tan diversos como The Hunt (2012), A Royal Affair (2012), The Salvation (2014) son la evidencia de que puede echarse un filme encima solito. Pero la rutina se altera para que la acción avance cuando hay otro accidente cerca y él logra rescatar equipo y a una de las pasajeras. Ahora tendrá más provisiones pero también tiene que curar y mantener viva a una joven desconocida que no habla, ya sea por no saber el idioma o por el dolor que la embarga. Y por eso decide moverse en busca de una supuesta estación en un mapa no muy definido. Arctic mantiene totalmente la atención de lxs espectadorxs por su historia comprimida, la intensidad de su protagonista y la relación entre destreza, pensamiento y acción. 

The Mustang

Directora: Laure de Clermont-Tonnerre; guionistas: Mona Fastvold, Brock Norman Brock, Laure de Clermont-Tonnerre; cinematógrafo: Ruben Impens; elenco: Matthias Schoenaerts, Jason Mitchell, Bruce Dern, Gideon Adion, Connie Britton, Josh Stewart, Thomas Smittle, Keth Johnson, Noel Gugliemi.

The Mustang

También primer largometraje de la francesa Laure de Clermont-Tonnerre, el filme desde un principio presenta el significado de un caballo Mustang: su espíritu rebelde y la dificultad—y a veces imposibilidad—de montarlo. Con tomas aéreas se da el junte forzoso de caballos salvajes para cercarlos y mantenerlos en establos cerrados. La importancia de este caballo se enfatiza con información de un programa de rehabilitación de prisioneros que parece haber funcionado con mucho éxito en varias prisiones del oeste de los Estados Unidos. Con ese cuadro conocemos a Roman Coleman, quien ya ha cumplido 10 años de su condena, alguien que apenas habla, prefiere estar en solitaria en vez de la población general, que no se involucra en ninguna actividad, no acepta visitas y quiere mantenerse alejado de todo. Ahora es trasladado a Nevada a este programa con caballos salvajes. Pero desde un principio a Roman no le interesa participar ni cooperar en nada; el caballo no lo calma o motiva; sucede todo lo contrario, manifiesta su agresividad en el caballo casi como si también fuera su enemigo.

Casi sin percatarse Roman comienza a abrirse, aunque solo una rendija, y lo vemos escuchar, seguir consejos de cómo manejar a su caballo y hasta comunicarse con este animal tan feroz y perdido como él. Casi por cuentagotas sabemos de su pasado y la razón de su encerramiento, pero cuando se revela son escenas extremadamente dolorosas que calan profundamente. El actor belga Matthias Schoenaerts de Rust and Bone (2012), Blood Ties (2013), The Drop (2014) y Far from the Madding Crowd (2015) tiene una gama muy amplia de interpretaciones de personajes con conflictos internos que exteriorizan sus emociones y confusiones a través de gestos y movimientos corporales. Su Roman en The Mustang es eso y mucho más.