Buenas nuevas a los 60

Una vez más la Junta de Planificación obstruye la participación ciudadana

  ccotto@claridadpuertorico Lo que el Gobierno  ha tratado de hacer y no quiere decir es desmantelar el Plan de Uso de Terrenos (PUT) que se aprobó...

Editorial:   Lares desde la distancia

    Esta edición especial de CLARIDAD está dedicada, como todos los años, a la conmemoración del Grito de Lares, la primera revolución libertaria armada del...

Autoridad de Edificios Públicos vs. Departamento de Educación

   Por Cándida Cotto/CLARIDAD ccotto@claridadpuertorico.com En una acción que levanta interrogantes sobre quiénes serán los que se beneficiaran de los millones de dólares asignados para la reparación...

La ineficiencia y la corrupción van de la mano

  Por Cándida Cotto/CLARIDAD ccotto@claridadpuertorico.com La lentitud en el uso del dinero asignado para atender las secuelas del huracán Maria ($20.2 millones de CDBG-DR), como también sucede...

Lares: monólogo de un historiador

  Por Mario R. Cancel Sepúlveda/Especial para En Rojo ¿Cómo interesar a la gente del presente en un evento ocurrido hace 152 años? El problema es...

 

Por Marcelo Barros/Edición Especial

En la cultura vigente, novidadismo sería el afán de buscar novedades que son consumadas, no porque son justas y buenas, sino sólo por ser novedades. Como si el hecho de ser nuevo significara siempre ser mejor. En el antiguo mundo griego, el término Evangelio significaba buenas noticias sociales, como el perdón de deudas o liberación de prisioneros. 

En el siglo I de nuestra era, el término Evangelio fue asumido por las primeras comunidades cristianas para recordar la misión y propuesta de Jesús, como buena noticia de que ese mundo tiene salvación. El nos llama a construir una sociedad de justicia, paz e igualdad, a partir del amor solidario. Desgraciadamente, con el tiempo, el Evangelio pasó a ser comprendido, casi exclusivamente, como propuesta religiosa. Actualmente, sin negar la libertad de cada Iglesia organizarse como institución religiosa, la buena noticia de un proyecto divino para el mundo va más allá y se refiere a toda sociedad civil, como à las personas que trabajan por un mundo justo y fraterno.

Así, de cierto modo, sí puede decir que, actualmente, en nuestras sociedades, de hecho, quien cumple con más exactitud la tarea de anunciar y dar testimonio del evangelio, en su sentido propio, son los periodistas y las personas que se consagran a la  comunicación social. Sé, de hecho,  que esa comunicación es fiel a la propuesta de la construcción de  un nuevo mundo posible. 

Eso se hace más verdad aún en estos días en que los imperios y poderes dominantes usan la prensa y nuevos medios de comunicación como armas de guerra para destruir quien se oponga a sus proyectos de dominación. Las llamadas “guerras híbridas” juntan operaciones militares a una campaña de difusión de noticias construídas para movilizar una oposición que sirva de base a la presión del imperio. En nuestros días, eso ocurre en Venezuela y otros países latinoamericanos. En este escenario complejo, se hace aún más necesario que las personas y grupos democráticos puedan contar con medios de comunicación que sirvan al pueblo como luz en medio de la oscuridad dominante. Durante 60 años, así ha  sido este periódico, cuyo nombre es exactamente Claridad y  que heroicamente se constituye en  faro de iluminación y discernimiento para diversas generaciones que se suceden en Puerto Rico y en otros países del continente. Ya el hecho de sobrevivir a diversas tormentas y seguir firme, fuerte y eficaz en su misión es signo de la inmensa generosidad de todo equipo responsable por la edición y revela la inteligencia de sus lectores y lectoras, cualificados por su bueno gusto. Felicitaciones y muchos años más. 

El autor es monje benedictino y ha escrito más de 40 libros.

Related Articles

Lares: monólogo de un historiador

  Por Mario R. Cancel Sepúlveda/Especial para En Rojo ¿Cómo interesar a la gente del presente en un evento ocurrido hace 152 años? El problema es...

Será Otra Cosa: Las ciudades y el contagio

  Por Vanessa Vilches Norat/Especial para En Rojo   "Las ciudades, como los sueños, están construidas de deseos y de temores, aunque el hilo de su discurrir...

El espíritu en la máquina: El caso Coll y Toste

  Por Rafael Acevedo/En Rojo     Dentro de las fábricas estaba el tren en toda marcha. El resoplar del férreo monstruo era imponente: las volantas rodaban sobre...
Traducir»