Cambios en el Sistema de Retiro UPR

 

Por Giancarlo Vázquez López/CLARIDAD

gvazquezloez@claridadpuertorico.com

 

Una resolución para detener las acciones de la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (JG-UPR) contra el Sistema de Retiro fue aprobada por la Cámara y el Senado el sábado 28 de marzo. La Resolución Conjunta de la Cámara 655, propone ordenar a la Junta de Gobierno de la UPR mantener el actual Sistema de Retiro de Beneficios Definidos, detener el aumento en la edad de jubilación y cualquier intención de congelar las contribuciones de los empleados de la UPR al Fondo del Retiro.

La semana antes de esta ser aprobada, el presidente de la Junta de Control Fiscal (JCF) dijo que las acciones en contra de las pensiones de los empleados públicos serían detenidas por la pandemia, alegó Jannell M. Santana Andino, presidenta de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (HEEND), en un comunicado de prensa el 31 de marzo.

Sin embargo, el día antes de que la HEEND emitiera el comunicado denunciando la obsesión de la JCF por destruir la UPR, el ente federal envió una carta a la gobernadora, Wanda Vázquez Garced, criticando dicho proyecto de ley y señalando que el mismo es inconsistente con el Plan Fiscal Certificado, ya que no implementa las opciones de reforma de pensiones ni refleja el análisis establecido en el mismo.

En resumen, el Plan Fiscal Certificado para la UPR incluye los siguientes cambios: la congelación del sistema actual de beneficios definidos; la transformación del sistema de uno de beneficios definidos a uno de contribución definida (por ejemplo, los 401K) y el aumento de la edad del retiro de 58 a 65 años.

“Estamos en contra de eso. Primero, que el fideicomiso está solvente, están los estudios que lo prueban, se nutre de las inversiones. Si tú congelas el fondo no vas a tener más entrada de dinero porque no va a haber ningún tipo de aportación patronal, porque van a cambiar al 401k excepto aquellos que ya hayan cumplido los 58 años y los 30 años de servicio, a esa gente ellos los van a dejar con el plan que existe en estos momentos a todos los demás nos moverían a un 401k. Este sistema de contribución definida depende del momento, el mercado, la bolsa, etcétera. El mejor ejemplo lo tenemos con la crisis del COVID-19. Hay gente que está sacando su dinero de los 401k, porque han ido en picada porque son cosas que dependen de la bolsa y de las inversiones para poder tener un dinero”, manifestó Santana.

Igualmente, Representantes Claustrales (Docentes) de la Junta Universitaria (JU) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) rechazaron la aprobación del Plan Fiscal de la UPR por considerar los cambios propuestos perjudiciales al Fideicomiso del Sistema de Retiro de la institución.

“Amplios sectores de la comunidad universitaria habíamos reclamado a la Junta de Gobierno de la UPR que no presentaran propuestas de cambios al Fideicomiso del Retiro de la UPR en medio de la crisis del coronavirus por la que atraviesa el país y sin que mediara el insumo y participación de la Junta del Retiro”, expresaron los docentes.

“La información y peritaje del Fideicomiso del Retiro de la UPR está en la Junta del Retiro. La misma está compuesta por representantes activos y jubilados de todas las unidades del Sistema UPR. Cualquier cambio con el propósito de fortalecer al Fideicomiso debe surgir de reuniones con extensa participación de los miembros directivos de esa Junta del Retiro de la UPR. La falta de información, transparencia y participación ha sido la regla en este proceso”.

Los docentes reiteraron la petición a la gobernadora a que firme las resoluciones concurrentes aprobadas por ambas ramas legislativas en contra de la aprobación de los cambios en el Sistema de Retiro

El 3 de abril la Junta Universitaria aprobó unánimemente una moción a los efectos de apoyar el que la Junta de Gobierno no efectúe cambios en ninguna de las condiciones existentes al Fondo del Retiro hasta tanto se hayan efectuado todas las reuniones necesarias con la Junta de Retiro y los cambios potenciales al Fondo del Retiro reflejen el producto del consenso de ambos cuerpos.

Los representantes claustrales mencionaron que las recomendaciones presentadas por la Junta de Gobierno carecen de información y evidencia que justifiquen las mismas. Aún más, estas contradicen la información que continuamente ha presentado el presidente de la Junta de Retiro, el doctor Eduardo Berríos.

Este sector mostró preocupación ante el hecho de que las recomendaciones presentadas por la Junta de Gobierno no consideren las recomendaciones del estudio actuarial de la firma Cavanaugh que establecen, entre otros argumentos, que los cambios propuestos traerán insolvencia al Fondo del Retiro y obligará a la UPR a identificar cerca de $500 millones en fondos anuales adicionales para absorber los pagos de las pensiones.

También enfatizaron que el Fideicomiso del Retiro está solvente: “Se nutre de las aportaciones de los activos, la aportación patronal y los réditos o ganancias en el mercado de inversiones. Sin embargo, la propuesta de transformación del Fondo del Retiro limita las fuentes de ingreso y obligan a la venta acelerada de los valores en cartera de inversiones para poder pagar la nómina de los ya jubilados. Dentro de estos nefastos escenarios, las recomendaciones de la Junta de Gobierno no describen o garantizan como ellos responderán a su obligación de velar por la perpetuidad del Fondo del Retiro. No se pueden efectuar cambios al Fideicomiso del Retiro sin que haya participación de los directivos de la Junta de Retiro en esa discusión y decisiones” resumieron los representantes claustrales.