Compendios de Luto: Bitácora Amarilla

Por Alejandra Rosa/Especial para En Rojo Agarras un ramillete como si con apretarlo lo suficiente sostuvieras alguna de las memorias que se le vulnerará al tiempo. En el rostro, una […]

Les daré una torre

En abril de 1918, Lenin dio orden de destruir toda la estatuaria zarista y reemplazarla con monumentos al bolchevismo y la Revolución. Hay una foto de esa época en donde […]

Compendio de Luto

Por Alexandra Rosa Estoy en una relación tóxica,  con mis nostalgias. Les temo, pero las busco.  Me devuelven a lugares  de los que salí  corriendo sonriendo  huyendo en gerundio bravo,  […]

Había una vez Guaynabo (Fragmentos)

Por Rafael Acevedo/ En Rojo Al borde de la urbanización, antes de que existiera la avenida Martínez Nadal, estaba el monte. Antes de llegar a la montaña, quizás es un […]

Molar

Por Hugo López Cabral Cuando Sonia me llamó para decirme que había conseguido un apartamento fuera de la residencia de estudiantes me alegré. El alquiler era muy razonable y compartiendo […]

Las alas bajo el brazo

Por Juan Forn Dos poetas polacos ganaron el Nobel, Czeslaw Milosz y Wislawa Szymborska, y los dos decían que eran tres quienes lo habían ganado porque cuando se escriben los […]

Río Piedras murió

Por Néstor Segundo Rio Piedras murió, dijo. Ese comentario no me habría causado ninguna  emoción si hubiese sido dicho por alguien vivo.  Pero lo decía un fantasma. Estaba allí. Junto […]

“Un beso no es un kiss”

Por Emilio Baéz Rivera/Especial para en Rojo   A Yvonne Sanavitis y a Concha Hernández,  por su entusiasta recepción. A mis colegas del sistema de educación pública, con quienes gozo […]

El Caribe desafíos de Babel

Por Chiqui Vicioso/ Especial para En Rojo Edgardo Rodríguez Julia, escritor borinqueño, plantea en sulibro de ensayos CARIBENOS, que para nosotros, dominicanos, boricuas y cubanos, el terminó Antillania tiene un significado pleno, pero no […]

Cena para tres

Por Manolo Núñez Negrón Al doblar cerca del florero con las hortensias moradas, el que está de frente a la consola con velones blancos, vuélvete como quien no quiere la […]