Comentarios de Oscares 2019 y notas de cortometrajes

por Maria Cristina/ En Rojo

La imposibilidad de encontrar un anfitrión para la ceremonia de los Oscares de este año resultó en algo positivo ya que el escogido de presentadores fue de una variedad sorprendente. Gracias a esto, Diego Luna habló en español y Chef André promovió, en su inglés acentuado, la riqueza de ser un país de inmigrantes, en su presentación de Roma como uno de los ocho filmes nominados como Mejor Película. Javier Bardem también se dirigió a la audiencia en español para presentar el Premio por Mejor Película extranjera a Roma. De igual manera lo hizo Guillermo del Toro, ganador el año pasado de los Oscares por Mejor director y Mejor Película por The Shape of Water.El mexicano Alfonso Cuarón, nominado en diez categorías ganó en tres: Director, Cinematografía y Película Extranjera. Rami Malek, como se esperaba, ganó el Oscar por Mejor Actor en Bohemian Rhapsody y su discurso de aceptación también fue sobre la aportación de los inmigrantes a este país ya que su familia es egipcia.

La gran sorpresa de la noche fue en la categoría de Mejor Actora ya que Glenn Close en The Wife había ganado todos los premios anteriores y The Favourite, que había barrido en los BAFTA (los premios británicos) y aquí había quedado marginada, la ganó Olivia Colman como la Reina Anne de la Inglaterra del siglo XVIII. Y a pesar de las predicciones de la mayoría de los críticos que Bohemian Rhapsody sería la seleccionada como Mejor Película, ese galardón final lo recibió Green Book, quien tuvo como presentador al representante congresista afroamericano y militante del movimiento de los derechos civiles desde la década de los 1960, John Lewis. Black Panther sorprendió por todos los premios recibidos: música, diseño de vestuario y diseño de producción. Y, por fin, se le reconoció a Spike Lee en la categoría de Mejor Guion Adaptado por Blackkklansman, después de una carrera cinematográfica con excelentes filmes como Malcolm X, Jungle Fever, Do the Right Thing, Summer of Sam, Inside Man, Miracle of St. Anne, entre muchas otras. Samuel Jackson y Barbra Streisand se solidarizaron con Spike Lee desde el momento que llegaron al escenario a hacer sus presentaciones. Y su discurso de aceptación fue, sin duda, una acumulación de su pensamiento y sentir a través de tantos años batallando el sistema y siempre creando lo que quería.

El otro gran acierto de esta ceremonia fue comenzar con dos de las canciones más conocidas de la banda Queen con los músicos originales y su ahora cantante, Adam Lambert: “We Are the Champions” y “We Will Rock You”. Si a esto le añadimos la interpretación de Jennifer Hudson de “I’ll Fight”, canción nominada del documental RGB y entonces finalizar con la fuerza, pasión y erotismo de “Shallow” en las voces muy particulares de Lady Gaga y Bradley Cooper, entonces esta ceremonia de los Oscares es de las mejores que hemos visto. 

Como bien sabemos en Puerto Rico y cómo CineFiesta (Festival Internacional de cortometrajes) se ha ocupado de ofrecerle un lugar destacado para su exhibición, el cortometraje es el formato de experimentar, desafiar, dialogar, presentar lo inusual y cuestionar nuestro entorno, los estilos aceptados, las temáticas e issues flotantes, prácticas culturales y el medio fílmico/digital como tal. Comento tres cortometrajes que pueden acceder fácilmente por internet.

Period. End of Sentence 

(26 minutos), dirigido por Rayka Zehtabchi, cortometraje ganador del Oscar en esta categoría es un proyecto en conjunto desde California a una aldea cerca de Delhi en la India. Documenta cómo una iniciativa de estudiantes de escuela superior para recoger fondos se convierte en una microempresa para mujeres de todas las edades en esta aldea. El “Pad Project” es la manera que, casi sin este ser su propósito, las mujeres logran levantar una economía y a la vez comenzar a echar a un lado el mito de que la menstruación es algo para avergonzarse y esconder. Los premios recibidos tienen que ver con el contenido ya que en términos estilísticos del medio son bastante limitados. (NetFlix) 

Black Sheep 

(26 minutos y 40 segundos), agrupado en la misma categoría de “Period. End of Sentence” a pesar de ser una recreación de incidentes, tiene como director al británico Ed Perkins y es parte del proyecto de documentales del periódico The Guardian. Cornelius Walker en el presente le habla directamente a la cámara en lo que parece ser una confesión pública de incidentes de su pasado. Su narrativa comienza con el asesinato de Damilola Taylor de diez años cuando regresaba de la escuela en Londres 2000. Este crimen de odio racial hace que la madre de Cornelius, de la misma edad, decida mudar a la familia a lo que ella considera un lugar más seguro (Essex) y tolerante de las diferencias raciales y étnicas. Pero a Cornelius le sucede lo contrario ya que antes tenía grupo de amigos y conocidos y una escuela donde se sentía cómodo. En este nuevo ambiente predominantemente blanco y controlado por gangas violentas, Cornelius decide transformarse en otro miembro de ese grupo donde él también verbalizará y usará la fuerza para castigar a cualquiera que sea diferente.

Yo protesto

 (12 minutos y 19 segundos), distribuido por el proyecto Kilómetro 0, y creado por estudiantes de cine de la Universidad de Sagrado Corazón bajo la mentoría de la Profesora Teresa Prévidi, es un excelente documental que recoge las acciones de protesta de varios sectores de la sociedad puertorriqueña el 1ero de mayo de 2018. Destaca las voces de los no escuchados que el día internacional de los trabajadores unen sus fuerzas para ejercer su derecho a la libre expresión. Con excelente sonido e imágenes—fijas y en movimiento—recreamos esos momentos que inmediatamente fueron distorsionados por los medios comerciales, los supuestos representantes de la ley y el orden y el gobierno. 

El foco del documental es la relación conflictiva entre la fuerza policiaca y los manifestantes cuando los representantes de la ley y el orden olvidan que todo ser humano tiene el derecho de ejercer la libertad de expresión y que ellos están ahí para garantizar que puedan ejercer ese derecho. Tanto abogadxs de derechos humanos como miembros de ACLU (American Civil Liberties Union) y participantes como testigos del momento se expresan sobre lo ocurrido y enfatizan que las relaciones entre la policía y los ciudadanos tienen que mejorar, apoyan la propuesta que todo policía uniformado esté equipado con cámara y que antes de recurrir a la fuerza ambos grupos sostengan un diálogo que evite la confrontación. Mari Mari Narváez de Kilómetro 0 enfatiza que “derecho que no se protege, es derecho que se pierde”. (kilometro0.org o Youtube)