Inicio Nación Ultimas Noticias Contundente rechazo a la contralora

Contundente rechazo a la contralora

 

CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

Desacertadas, destempladas, que no corresponden a un funcionario público, sobre un tema que no es de su competencia, son algunas de las reacciones ante las expresiones en contra de los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico (UPR) de la contralor del Gobierno de Puerto Rico, Jazmín Valdivieso.

En una entrevista de radio sobre los paros y huelgas estudiantiles en la mayoría de los 11 recintos de la UPR, Valdivieso reclamó: “Ciérrala, ciérrala porque estás botando los chavos”. Las acciones de protesta de los estudiantes están enmarcadas en el recorte del presupuesto de la UPR, que lo limita a $500 millones en los próximos cinco años. La contralora también llamó despectivamente “nenes” a los estudiantes y catalogó de “rabieta de niños” sus reclamos. Además cuestionó el que se le pagara a los empleados durante el tiempo de huelga.

“Las expresiones de la contralora son, más que nada, abominables”, manifestó Alondra Belaval, portavoz de la Juventud del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y participante activa del movimiento estudiantil del recinto de Río Piedras. A juicio de Belaval, el que la contralora se exprese de ese modo sobre la Universidad y que diga que lo que hay que hacer es cerrarla y darle sus fondos a los policías refleja el plan de la clase política dominante no solo para la Universidad, sino para el país. Cerrar la Universidad es dejar al país sin profesionales, expresó.

Por su parte, el presidente de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), Ángel Rodríguez, también censuró las expresiones de Valdivieso. Para él, sus expresiones son viscerales, destempladas e indignas de una persona pensante, mucho menos de alguien que trabaje en el gobierno.

Rodríguez calificó de disparate soberano el planteamiento de que no le den dinero a la Universidad y se cierren todos los recintos, más aun por lo peligroso que resulta que venga de parte de personas que tienen poder al interior del Gobierno de Puerto Rico. Este destacó que la contralora es la única persona a quien le ha escuchado decir semejante disparate y que incluso personas que puedan considerarse enemigos de la Universidad no se atreven a hacer un planteamiento como ese.

 

Las expresiones de Valdivieso ponen en entredicho sus ejecutorias como contralora. “Ese no es su trabajo. Su trabajo es auditar que el dinero se utilice de la manera correcta. No le corresponde la política pública. Si por unas manifestaciones públicas de libre expresión de los sectores universitarios, y en este caso, del estudiantado, ella pierde la tabla de tal manera, tendríamos que imaginarnos cómo son sus acciones como contralora cuando haya gente de la que ella difiera. No debe estar en ningún puesto de ninguna índole” concluyó Rodríguez.

Mientras, la senadora por el PIP, licenciada María de Lourdes Santiago, en sesión en el Hemiciclo del Senado, llamó la atención a que el puesto de contralor está adscrito a la Legislatura por la Constitución (Artículo 3). En ella se establece que se nombrará el contralor con la tarea de fiscalizar los ingresos, cuentas y desembolsos del Estado, de sus agencias y municipios. Se le impone, con criterios mínimos y normas altamente aceptadas, prudencia, mesura, abstracción de la política partidista y del abanderamiento en asuntos de debate político en controversia en el país.

“La contralora ha delatado su incapacidad para continuar ocupando esta posición”, denunció la senadora del PIP. También calificó las expresiones de Valdivieso de destempladas y de por completo ajenas al carácter de la oficina que dirige.

“Me parece que retratan de cuerpo entero la incapacidad de JazmínValdivieso de ejercer de cualquier manera las funciones que le han sido adjudicadas. Su nivel de parcialidad política de guerra declarada a la educación universitaria pública es evidente. No se puede permitir que se le confíe la fiscalización de las finanzas públicas”. La senadora Santiago exigió que, como mínimo, el Senado exprese su rechazo a las declaraciones públicas de que se cierre la universidad del Estado.

El profesor de Antropología del Recinto de Utuado, Reniel Rodríguez Ramos, declaró que esa visión que se tiene de eliminar recintos comienza por el de Utuado. Los estudiantes del Recinto de la Montaña fueron de los primeros en manifestarse en contra de la reducción del presupuesto de la UPR, por entender que su recinto está en peligro de cierre. El profesor Rodríguez Ramos defendió la gestión de los estudiantes de Utuado y resaltó que estos están tratando de levantar uno de los proyectos de soberanía alimentaria más importantes de la isla.

“Muchos de ellos no están actuando en el tema de la independencia, sino en el tema de la soberanía alimentaria, y, es interesante, ellos están amarrados a un árbol y bien alineados a sus planteamientos. Los mismos estadistas deberían estar apoyando los proyectos de soberanía alimentaria”.

Otro que rechazó las expresiones de la contralora fue el representante estudiantil ante la Junta de Gobierno de la UPR, Eliud Rivas Hernández. Este afirmó que las labores en la Universidad no han cesado, ya que las clases han seguido por medio de asistencia tecnológica. Rivas Hernández, estudiante del Recinto de Ciencias Médicas, declaró: “Resulta preocupante que personas como estas se expresen así de nuestra universidad. Los pueblos se nutren de las labores académicas y recreativas de los recintos. Son un nicho de prosperidad. Debemos defenderla, no lanzar comentarios burdos de escenarios hipotéticos que laceran y rayan en lo negativo”.

Traducir»
Exit mobile version