Cooperativas revalidan su compromiso con los pequeños comerciantes durante la segunda ronda de préstamos SBA

 

Por Gabriela Ortiz Díaz/ Especial para CLARIDAD

 

( N. de E.  La primera fase  del Programa de Protección de Nómina o “ Paycheck Protection Program” de la Administración de Pequeños Negocios de Estados Unidos, “SBA” fue un desastre. En pocos días se agotaron $349 mil millones asignados, y se descubrió que grandes empresas habían sido beneficiadas. Más de 100 empresas multimillonarias de Estados Unidos se beneficiaron de un paquete de ayuda que no era para ellas, sino para las pequeñas empresas afectadas con el cierre por coronavirus. Los Angeles Lakers, la Universidad de Harvard, Ruth Chris y el conglomerado de hoteles Ashford Hospitality son algunas de las empresas que ahora, o tendrán que devolver el dinero o enfrentar rigurosas auditorías del Departamento del Tesoro Federal. La codicia de estos empresarios canceló el acceso de los pequeños comerciantes a un paquete de ayuda que necesitaban con urgencia. En Puerto Rico, el resultado no fue mejor. Denuncias de trato desigual y de una pobrísima gestión por parte de los bancos marcaron un proceso en el cual nuestro país, y nuestros pequeños comerciantes, se quedaron penosamente rezagados. Para subsanar la situación, el gobierno de Estados Unidos aprobó un segundo paquete de préstamos para pequeños negocios. En la segunda ronda, sobresale la gestión realizada por ocho de nuestras principales cooperativas de ahorro y crédito, auténticos bancos comunitarios que han sido responsables de democratizar el acceso a servicios financieros a toda nuestra población)

 

En nueve días – 27 de abril al 5 de mayo – las ocho cooperativas en Puerto Rico certificadas  como SBA Leander han aprobado 513 de las 765 solicitudes de préstamos Paycheck Protection Program(PPP) recibidas. Esto representa el 99% de los préstamos solicitados por los socios dueños de micro, pequeñas y medianas empresas de Puerto Rico (PyMes), así como por cuentapropistas y organizaciones sin fines de lucro, durante esta segunda ronda de asignación de fondos por parte del Congreso de Estados Unidos y la Administración de Pequeños Negocios(SBA, por sus siglas en inglés).

 

Un censo realizado por José Julián Ramírez, director ejecutivo de la Asociación de Ejecutivos de Cooperativas de Puerto Rico (ASEC), certifica los datos anteriores, y también que esa cantidad de préstamos aprobados, que serán condonados por el gobierno federal en la medida en que los solicitantes los utilicen para pagar nómina, equivale a $9 millones 949 mil 267, los que han posibilitado la retención de 2,174 empleos.

De esas estadísticas también se desprende que las solicitudes de préstamos provinieron de cuatro sectores principalmente: servicios profesionales y comercios; alimentos y transporte; comunicación; y salud. Los préstamos otorgados oscilan entre los $200 y $841,900, siendo $19,394 la cantidad promedio por préstamo.

“Una vez más el sistema cooperativo financiero revalida como sector de probada calidad que sirve bien a pequeños y medianos comerciantes y a organizaciones sin fines de lucro, le comentó a CLARIDAD Mildred Santiago, directora ejecutiva de la Liga de Cooperativas de Puerto Rico.

Las ocho cooperativas certificadas SBA Leander son: CamuyCoop, Caribe FCU, CooPACA, Coop Jesús Obrero, Coop Oriental, Coop Zeno Gandía, MaunaCoop y VegaCoop. Las demás cooperativas que tienen clientes comerciales y que no cuentan con esta certificación están refiriendo solicitudes de préstamos PPP a esas ocho.

Las instituciones financieras tienen 10 días laborables para desembolsar, por las empresas solicitantes están recibiendo el dinero.

Esta segunda fase del plan de rescate federal para PyMes afectadas por la actual pandemia ascendió a 484 mil millones, de los cuales $322 mil millones estuvo dirigido a los préstamos PPP.No obstante, pequeñas y medianas empresas locales denunciaron la semana pasada que fue limitado el acceso que tuvo Puerto Rico a los 349 mil millones disponibles durante la primera ronda de otorgación de fondos SBA y, cuando pudieron acceder finalmente, se habían agotado los fondos.

A juzgar por Ramírez, el factor principal para que la inyección del primer paquete no fuera distribuida justamente fue que SBA le dio prioridad de acceso a instituciones bancarias, que manejan las cuentas de grandes corporaciones matrices cuyas subsidiarias cualificaban para los PPP por pasar como empresas medianas (500 empleados o menos) y estas absorbieron los fondos en pocos días.

Lo que posibilitó que Puerto Rico pudiera beneficiarse en mayor medida de la segunda ronda fue la intervención pública de Inclusiv, federación de cooperativas de desarrollo comunitario en Estados Unidos, con la que Puerto Rico sostiene relación desde el paso del huracán María mediante la afiliación de 50 cooperativas, y la gestión de la congresista puertorriqueña Nydia Velázquez.

“Con todas las vicisitudes que han enfrentado las instituciones por el colapso del portal de SBA producto del acaparamiento de las grandes empresas, la celeridad y eficiencia del personal asignado por las cooperativas ha comenzado a surtir efecto a favor de las pequeñas empresas locales”, dijo Ramírez.

 

Insta a solicitar préstamos

El director ejecutivo de ASEC instó a los socios dueños de pequeñas empresas que aún no han presentado la solicitud de préstamo a que preparen todos los documentos requeridos antes de solicitar.

Estos son los requisitos:

  1. Good Standing (Departamento de Estado)
  2. Resolución Corporativa autorizando la transacción y al representante autorizado para la firma de los documentos.
  1. Identificación del Representante Autorizado y del firmante de la Resolución Corporativa.
  1. Evidencia del Seguro Social Patronal
  2. Factura de Utilidades (Agua o Luz)
  3. Registro de Comerciante (Departamento de Hacienda)
  4. Copia de las Planillas 941PR para los cuatro trimestres del año
  5. En el caso de que sea contratista independiente debe proveer copia de la Planilla de Contribución Sobre Ingresos 2019.
  1. Listado de los salarios y beneficios pagados a empleados que trabajaban al 15 de febrero de 2020 para su compañía.
  1. Si alguno de los dueños de su negocio posee participación al menos de un 20% en otro negocio, debe informar el nombre de la entidad, relación existente y por ciento de participación.

*Durante el proceso de evaluación se le pudiera estar solicitando documentación adicional