COVID-19: El inicio del semestre escolar en el Departamento de Educación

 

Por Giancarlo Vázquez López/CLARIDAD

gvazquez@claridadpuertorico.com

Las clases en el sistema público comienzan el próximo 17 de agosto. En su anuncio confirmando el comienzo del semestre virtual, el secretario del Departamento de Educación (DE) anunció que las clases se ofrecerán a distancia, lo que se hará combinando los módulos instruccionales y recursos tecnológicos.

Eligio Hernández indicó en conferencia de prensa (el miércoles, 22 de julio de 2020) que un mes después del inicio de clases podría ser que los estudiantes regresaran a las escuelas de forma presencial para tomar clases de forma híbrida. Esto depende del ritmo de contagios que se reporten en la isla. Mientras tanto, los estudiantes tomarán unas clases lunes y miércoles y otras, martes y jueves. Los viernes se dedicarán a ofrecer refuerzo a estudiantes que lo requieran, según mencionó Hernández. Las clases se ofrecerán de 7:30 AM a 12:30 PM.

Dentro de todo este marco se ha vuelto a resaltar el problema de acceso a internet que tienen estudiantes y maestros. Luego del cierre total del Gobierno en marzo pasado, maestros en su carácter individual y varias organizaciones hicieron este reclamo.

Más de la mitad de los estudiantes de las escuelas públicas viven bajo el nivel de pobreza. Durante el anuncio Hernández no especificó cómo se garantizará el acceso de todos los estudiantes a la educación a distancia, solo que el DE no penalizará a las familias que no tengan ninguna asistencia a dicho modelo educativo.

 Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública

Sobre los módulos instruccionales el presidente de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios, Ángel Rodríguez, expresó que a estos no se les puede llamar educación, que son un suplemento del modelo a distancia, que no sustituye la interacción maestro-estudiante. En esto último coinciden otras organizaciones. Cabe resaltar la opinión de Carmen Waren, portavoz del Comité Timón del Pleito de Clase de Madres y Encargados de Educación Especial:

“Queremos hacer una mención particular de los estudiantes del Programa de Educación Especial, muchos de ellos con dificultades para atender la educación a distancia, pues no cuentan con los equipos necesariosque según el secretario estarán llegando hasta el mes de noviembre. El secretario anunció a su vez que los estudiantes tomarían sus terapias de forma virtual y, en algunos casos, en la modalidad grupal.  Esto no le garantiza a los padres la confidencialidada la que tienen derecho sus hijos cuando aparecerán en grupo en las pantallas de computadoras al interior de diversos hogares”.

Los maestros trabajarán de forma remota del 3 al 10 de agosto. Luego de esa fecha regresarán a la escuela. Ante esta decisión prevalece la duda de la capacidad para mantener su propio protocolo de limpieza, tema reportado también por CLARIDADrecientemente.

“La mayoría de las escuelas públicas no cuenta con productos de limpieza, desinfección, antibacteriales y equipos protectores para garantizar condiciones seguras mínimas al personal que labora en los planteles escolares”, señaló Karen de León, vicepresidenta del Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores, en un comunicado del Frente Amplio en Defensa de la Eduación Pública el 23 de julio.

El Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública (FADEP), señaló que tras cuatro meses de tiempo que pudo haber servido para la preparación del inicio del semestre escolar, el anuncio realizado  por el DE se quedó corto a lo esperado. Las clases estarán comenzando igual que como terminaron en mayo “con estudiantes sin acceso a equipos tecnológicos, ni internet, negándole condiciones de estudio equitativas a la población estudiantil más necesitada y vulnerable”, apuntó por su parte Migdalia Santiago, presidenta de Educamos.

Considerando las expresiones hechas por De León, la decisión del DE pone en riesgo la salud y seguridad del personal docente y no docente, y, en consecuencia, la de sus familiares. El CDC (Center for Disease Control) recomienda que la apertura de las escuelas se incluya en la fase final de reapertura en todos los países que enfrentan la pandemia. “En Puerto Rico, se brincó esta Fase 4, sin haber tan siquiera superado la Fase 3”, dijo Liza Fournier, presidenta de UNETE.

La líder sindical añadió que para hablar de reapertura escolar, los casos de contagios por COVID-19 se deben reducir por 14 días consecutivos y esto se debe analizar pueblo por pueblo. Para ello, un sistema de pruebas masivas a la población y rastreo efectivo es necesario.
Un par de semanas atrás reportamos que Puerto Rico se encuentra en una situación muy frágil frente al alza en contagios y la falta de disponibilidad de los reactivos para hacer la prueba molecular (PCR) del coronavirus.

“El Secretario de Educación dejó fuera de su mensaje un Plan de Trabajo para que ingenieros estructurales realicen visitas de campo en todas las escuelas y puedan elaborar sus Planes de Mitigación.  De esta forma el DEPR puede llevar las escuelas a la sismoresistencia, particularmente las escuelas del sur.  Por otra parte, la gobernadora fue la figura ausente en el mensaje de reinicio escolar, y la emplazamos públicamente para que firme y convierta en ley, el PS 1583, referido a su oficina hace semanas y a punto de ser vetado.  El mismo garantiza que una vez haya condiciones seguras, salubres y se retomen las clases presenciales, los grupos de estudiantes sean reducidos y para que ello sea posible, permite la reapertura de las escuelas cerradas.  Hay que poner en acción la palabra.  Si señala que tiene compromiso con el magisterio y la niñez, que inicie mediante su firma a este proyecto de ley, para que el DEPR haga lo propio”, añadió Mercedes Martínez, presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico.

 

Declaraciones de  la Asociación de Maestros y la Local Sindical

En las declaraciones hechas por la presidenta de la Asociación de Maestros y la secretaria general de la Local Sindical sobre inicio del curso escolar, la presidenta de esta última organización destacó que “es un buen momento para que el Departamento de Educación comience a restaurar las escuelas del sur porque hay muy pocas escuelas aptas”.

Toledo también resaltó el problema de acceso a internet que tienen estudiantes y maestros. Destacó la importancia de que las escuelas se puedan mantener abiertas para que los maestros puedan llevar a cabo su labor y, en el caso de los padres, que estos puedan ir a buscar los trabajos para que sus hijos completen las tareas.

Por su parte, la presidenta de la AMPR, Elba Aponte acogió la decisión del DE: “En estos momentos en donde los casos se han disparado lo más sensato es que en los primeros meses se trabaje combinando módulos instruccionales y recursos tecnológicos en lo que la situación de la emergencia se va normalizando. Y luego, dependiendo de cómo vaya fluyendo la pandemia, se puede tomar la decisión de que se incluyan clases presenciales para que los estudiantes retornen a las escuelas de forma escalonada y coordinada, en grupos pequeños y horarios alternos”.

Aponte defendió la educación presencial y que las escuelas estén acondicionadas y abiertas. Igualmente destacó la necesidad del contacto maestro-estudiante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.