COVID-19 en el mundo: Venezuela inicia período de cuarentena radical contra la pandemia

 

Esta semana sólo estarán funcionando los sectores esenciales de alimentación, salud, telecomunicaciones y servicios. Foto: Agencia Anadolu.

Este lunes Venezuela inicia la cuarentena radical de siete días en todo el territorio, de acuerdo con el esquema 7+7, con el objetivo de romper las cadenas de contagios del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, informaron fuentes oficiales.

Según reporta TeleSur, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció en su cuenta de la red social de Twitter que este lunes “arranca en todo el territorio nacional los 7 días de cuarentena radical”.

Subrayó que el objetivo es cortar “las cadenas de transmisión del virus” que ha causado a la fecha 11 891 contagios de la COVID-19, con 11 fallecimientos.

“Tengo plena confianza en la conciencia de la familia venezolana para lograr vencer esta terrible Pandemia”, expresó el mandatario en el tuit.

De tal manera, esta semana sólo estarán funcionando los sectores esenciales de alimentación, salud, telecomunicaciones y servicios.

En una reunión sostenida en el Palacio de Miraflores, el presidente Maduro pidió a la Comisión Presidencial para el Control y la Prevención de la COVID-19 perfeccionar el método venezolano 7+7.

Australia advierte que tardará semanas en domar el rebrote de coronavirus

El aumento de los casos de COVID-19 en la segunda ciudad más grande de Australia podría tardar semanas en remitir a pesar del confinamiento y las órdenes de usar mascarillas, según dijo el lunes el jefe médico en funciones de Australia mientras el país se prepara para una segunda oleada de infecciones.

Las autoridades del estado de Victoria, cuya capital, Melbourne, se encuentra en una cuarentena parcial por un nuevo brote, informaron el lunes de 275 nuevos casos de COVID-19, por debajo del récord diario de 438 que se registró tres días antes, informa este lunes la agencia Reuters.

El director médico en funciones de Australia, Paul Kelly, dijo que llevaría “semanas” frenar el brote hasta niveles tan recientes como los de junio, cuando Victoria y el resto de Australia comunicaron infecciones diarias de una o dos cifras.

“Hemos aprendido con el tiempo que el tiempo entre la introducción de una medida y el momento en que se ve su efecto es de al menos dos semanas y a veces más”, dijo Kelly a la radio Australian Broadcasting Corporation.

Australia ha registrado unos 11 800 casos de coronavirus con un número de muertes de 123, una cifra pequeña comparada con otros países. En la mayoría de los estados australianos la enfermedad se ha eliminado.

Reproducido de www.cubadebate.cu