></img></div></div>
	<div class=
Inicio Nación Ultimas Noticias Despidiendo a dos patriotas: Elizam Escobar y José R. Charrón

Despidiendo a dos patriotas: Elizam Escobar y José R. Charrón

 Dos artistas comprometidos con su arte y su patria, Elizam Escobar y José Rafael (Pucho)Charrón, parece que se fueron haciéndose compañía por el camino. Con tan solo tres días de diferencia, familiares, excompañeros de lucha,  amigos de la infancia y discípulos, les presentaron sus respetos, su cariño y los despidieron en su partida hacia otros Lares…

 La despedida a Elizam

 El velatorio del exprisionero político Elizam Escobar tuvo lugar el jueves 21 de enero en la Casa de los Contrafuertes en el Viejo San Juan. Su féretro fue trasladado desde la Escuela de Artes Plásticas, donde Escobar fue maestro durante estos últimos 20 años. Recibido con la letra revolucionaria de La Borinqueña por cientos de puertorriqueñas y puertorriqueños que practicaban medidas de prevención de contagio al coronavirus, los asistentes desfilaron ante sus restos para decir hasta luego, depositar una flor y despedirse. Todos se congregaron en la Plaza San José, frente a la Casa de los Contrafuertes.

 En la celebración de vida que fue el velatorio participaron varios artistas colegas, poetas, amigos de la infancia y, por supuesto, sus excompañeros prisioneros políticos de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN).  La licenciada Jan Susler, amiga e incondicional representante legal de los miembros de la FALN, entre lágrimas leyó un mensaje de Elizer Escobar, el hijo de Elizam.  La compañera de Escobar, Yolanda Guerri, agradeció a los presentes sus muestras de solidaridad y cariño.

 “Elizam es vida”, proclamó la exprisionera  política Dylcia Pagán, quien conoció a Elizam en Nueva York, en los años 60 cuando los dos eran maestros: él de Historia y ella de Arte.  Sus también compañeros de lucha, Ida Luz y Alicia Rodríguez, Luis Rosa Pérez, Adolfo Matos Antorgiorgi, Carmen Valentín, Alberto Rodríguez y Oscar López le hicieron guardia de honor. Los otros camaradas, Ricardo Jiménez, Edwin Cortés y Carlos Alberto Torres, no pudieron viajar a la isla por motivo de la pandemia.

 Los colegas artistas plásticos  Rafael Trelles y Marta Mabel dieron también testimonio de la calidad de Escobar como ser humano y artista. Los poetas Toño Rosario y su amigo Joserramón (Che) Meléndes leyeron algunos de sus poemas. La joven Isamar Anzalota, en representación de la juventud, leyó dos poemas de Elizam escritos en prisión entre 1988 y 1989.

 En la participación artística dijeron presente el cantautor Antonio Cabán Vale, El Topo, quien interpretó su hermosa danza Verde Luz. El trovador  que dirige la Orquesta Nacional Criolla, Tony Mapeyé, versó sus décimas Ahora me despido. Otros que ofrecieron su arte fue la cantante Chavela Rodríguez, quien interpretó la canción Pequeñas cosas,  y el cantante Alí Tapia. Todos estuvieron acompañados por el conjunto Violines. La presentación  artística terminócon la participación del cantante Andy Montañez, quien interpretó el bolero Alma adentro.

 La activista Rita Zengotita  casi al final de la velada que presentó una síntesis de la vida de Escobar y de su participación en la lucha, así como de su legado a las nuevas generaciones:

 “A su partida física, Elizam deja a las presentes y a futuras generaciones de jóvenes un legado de dignidad, valor, verticalidad, consistencia, perseverancia y de amor al prójimo que nos obliga a reconocer y celebrar una vida rica y plena ofrendada a la patria con alegría, sin amarguras ni arrepentimiento alguno. Se entregó a la causa mirando siempre de cara al sol, haciendo sin dejar de ser él, ganándose así el respeto y el cariño de todo un pueblo. Te despedimos tal como lo hicimos hace unos meses atrás con el héroe nacionalista Rafael Cancel Miranda, con el corazón gozoso celebrando una vida rica puesta al servicio de nuestro pueblo y de los pueblos hermanos víctimas del opresor y colonizante imperialismo yanki. ¡Fuiste toda una celebración de vida y como tal te despedimos! ¡Alabanzas, Alabanzas!¡Hasta la victoria, compañero!

¡Que viva Puerto Rico libre!

Cerca de las 6:30 de la tarde, el féretro fue retirado de la Casa de los Contrafuertes y cargado por varios de sus compañeros, quienes lo pasearon por la Plaza San José al son del estribillo¡Mírala, qué linda viene; mírala, qué linda va; la revolución boricua..!,una de las canciones favoritas de Elizam.

 La despedida a Pucho

 Siempre con cámara en mano

su arma espectacular

que usaba sin titubear

como hierro toledano.

Siempre enfocado en el plano

que reta y que desafía

dispuesto a la artillería

de sus “clics”amenazantes

ya sea cerca o sea distante

haciendo fotografía.(Juan Camacho)

 Este verso forma parte de unas décimas con las cuales se honró la vida del compañero fotógrafo José Rafael PuchoCharrón. La despedida de Pucho tuvo lugar en la Casa Aboy en Santurce, el domingo 24 de enero. Compañeros de trabajo de su tiempo y del presente  en CLARIDAD y colegas fotógrafos dieron testimonio de la calidad de ser humano y artista del lente que fue Pucho. La actividad fue conducida por Jorge Medina, compañero de la Casa Aboy.

La directora ejecutiva de Casa Aboy, Carmen Aboy, destacó la participación de Pucho en los trabajos y proyectos de esa casa, tanto en las exhibiciones de la Asociación de Fotoperiodistas que se celebraban antaño como de miembro de su Junta de Directores, “en donde hacía de todo, hasta de electricista”.

La joven poeta Cristina Guzmán narró cómo una exhibición de fotografías de Charrón sobre desobedientes civiles en Vieques le inspiraron a escribir un poema. “Los desobedientes civiles son un desprendimiento de vida y valor”, recordó que le escuchó decir a Charrón.

Tras su presentación, le siguió la interpretación por Tony Rivera de las décimas dedicadas a Pucho y a “todos los fotógrafos y fotógrafas que han hecho vida, trabajo y escuela en CLARIDAD”,  según su autor, Juan Camacho. 

Digna Sánchez compartió  una anécdota de cuando ella y Pucho trabajaron en el CLARIDAD BILINGÜE, entre el 1971 al 1973, en Nueva York: él logró y CLARIDAD publicó la primera fotografía en prisión de la héroe nacionalista, Lolita Lebrón, acción a la que los periódicos del establishmentde Nueva York dieron crédito. 

 “Pucho tenía el nombre perfecto. De lejos, cara de nene travieso, ojo de águila y caminar de pájaro de ciudad. De cerca, bueno, incisivo e inquieto”, leyó Jorge Medina las palabras del artista plástico Nelson Sambolín.

Participaron en el acto artístico el actor Luis Enrique Romero, los cantantes Américo Boscheti, Pepe Sánchez y Alí Tapia, quien cantó dos canciones del Topo. María Gisela Rosado interpretó el poema de Roque Dalton  Alta hora de la noche.

“Pucho era un espíritu libre. Esa característica, esa pasta, era como un carimbo genético que le salvó de tantas cosas. … describió Carmen Ortiz, presidenta de la Junta de Directores de CLARIDAD, quien trabajó con este en CLARIDADen Nueva York.

Una vez más, al caer la tarde y al canto de la letra revolucionaria, los presentes concluimos la celebración de la vida del compañero Pucho Charrón.

 ¡Viva Pucho! ¡Viva Puerto Rico libre!

 

 

Traducir»
Exit mobile version