Edgar Martínez merecido inmortal

A menos que algo drástico haya ocurrido (lo cual sería una gran injusticia) para el momento que este artículo sea publicado el boricua Edgar Martínez debe haberse convertido el pasado martes en el quinto puertorriqueño en ser exaltado al Salón de la Fama del béisbol junto con Roberto Clemente, Iván Rodríguez, Orlando “Peruchín” Cepeda y Roberto Alomar.

Debió haber sido exaltado antes

El debate sobre Edgar ha sido uno intenso entre los escritores elegibles para votar al Salón de la Fama por varios años. Muchos de ellos reconocían que tenía los méritos, después de todo se puede hacer el argumento válido que durante el periodo del 1995 al 2000 éste fue el mejor bateador derecho de todas las Grandes Ligas. Pero desgraciadamente una serie de esos escritores lo penalizaron por haber sido bateador designado durante prácticamente toda su carrera. Estoy convencido que si Edgar hubiera sido estadounidense no hubiera tenido que esperar a su décimo año de elegibilidad, pero eso es un tema para otro escrito.

La llegada de nuevas métricas ofensivas han ayudado a entender lo valioso que fueron sus aportaciones, sobre todo con corredores en posición de anotar y la llegada de una nueva generación de periodistas votantes con una nueva visión han ayudado a que su porcentaje haya ido en aumento y finalmente obtuviera el 75% requerido para que se le dé su merecido reconocimiento pues recordemos que el premio al mejor bateador designado cada año lleva su nombre.

Siempre será recordado en Seattle

La figura de Edgar no sólo puede medirse en estadísticas pero en una época donde los jugadores cambian constantemente de equipo, éste demostró una gran lealtad a su equipo y la cuidad de Seattle. Su doble impulsador de dos carreras para llegar a la serie divisional de 1995 es considerado como la razón principal por la que el equipo todavía juega allí pues no es un secreto que el equipo estaba considerando una mudanza antes de esa serie.

Primera vez que entran dos latinos

La exaltación de Edgar y el panameño Mariano Rivera convierte esta en la primera vez que dos latinos son escogidos en la misma clase. Se espera que en los próximos años entren figuras como David Ortiz, Carlos Beltrán y Adrián Beltre (quien se retiró al final de esta pasada temporada) mientras que jugadores como Bernie Williams, Carlos Delgado y Juan Igor González podrían ser considerados próximamente por los veteranos o los diferentes comités de votantes que se han establecido para seleccionar a peloteros de impacto que no son seleccionados por los periodistas. A esos les llegará su momento pero hoy es hora de celebrar a Edgar como lo que es: un inmortal del béisbol.