spot_img

EDITORIAL : Los recordaremos vivos

 

Esta edición de CLARIDAD se convirtió casi orgánicamente en homenaje y celebración de las vidas extraordinarias de dos queridos compañeros que nos dejaron la pasada semana: Elizam Escobar, consagrado artista plástico, ex prisionero político y héroe nacional, y el inimitable fotógrafo, periodista y patriota, José Rafael (Pucho) Charrón.  Algunas de las mejores voces del país han colaborado con nuestro periódico para honrar a estos dos  compañeros y figuras destacadas de  la corriente del arte político y comprometido inspirado  por la lucha de independencia de Puerto Rico durante el último siglo.

Elizam Escobar, artista de excelencia desde sus años mozos, coronó su vida con el sacrificio  de cerca de dos décadas de encierro en cárceles de Estados Unidos, por su vinculación y participación en las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN). Esta fue una organización nutrida en el seno de la diáspora boricua en Estados Unidos que optó por la acción armada como método de lucha por la libertad de nuestro país. Durante sus largos años de cárcel Elizam creó una obra artística impresionante, para la cual se valió, con gran efectividad, de los materiales y elementos rudimentarios de que disponía en tan inhóspita situación. Tras su excarcelación en el año 1999, luego de una larga y combativa campaña de las fuerzas patrióticas en Puerto Rico y Estados Unidos por su liberación y de sus demás compañeros y compañeras, Elizam Escobar volvió a Puerto Rico a demostrar el amplio registro de su talento, no solo en el arte y la enseñanza del arte, sino también en la creación literaria: cuentos, fábulas y poesía maravillosos.

Como era natural, desde la cárcel se vinculó a CLARIDAD, periódico que desde su origen hizo suya la causa de la excarcelación de las y los prisioneros políticos, y demás luchadores y perseguidos en Puerto Rico y en las “entrañas del monstruo”.  En el año 1996, Elizam Escobar realizó el primer cartel de un Festival de CLARIDAD creado en una cárcel por un prisionero político puertorriqueño. Durante las dos décadas subsiguientes, su vínculo con CLARIDAD se consolidó y fortaleció. Nuestro periódico se convirtió en depositario de su confianza y amistad y de su colaboración continua,  incluso durante los años de su enfermedad.

La relación entre Pucho Charrón y CLARIDAD duró toda una vida, cobrando fuerza desde finales de la década de los años 60, y extendiéndose ininterrumpidamente hasta la inesperada muerte del querido compañero la semana pasada. En su colaboración para esta edición, la compañera periodista Rosita Marrero hace el recuento de la rica trayectoria de Pucho Charrón en y desde CLARIDAD.

Pucho fue activista estudiantil en la Universidad de Puerto Rico, militante de la Misión Vito Marcantonio del Movimiento Pro Independencia (MPI) en Nueva York, encargado de circulación de CLARIDAD en Nueva York y  uno de los fundadores de CLARIDAD Bilingüe, el suplemento  con noticias sobre los boricuas de la diáspora que circulaba junto a nuestro semanario en más de veinte ciudades de Estados Unidos en las que el PSP-MPI estaba organizado. A su regreso a Puerto Rico, Charrón se mantuvo continuamente vinculado a la lucha independentista y a CLARIDAD, convirtiéndose en el fotoperiodista galardonado que fue, en maestro y mentor de fotógrafos, y en un agudo observador y cronista de nuestra lucha en las calles y hacia el interior del Movimiento Patriótico. Más allá de sus múltiples talentos, Pucho Charrón fue un ser humano bueno y sensible que no soportaba las injusticias y se dedicó a combatirlas con su inteligencia y su fuerza.

Con el ejemplo y la calidad de luchadores como Elizam y Pucho, entre las y los centenares que ha dado esta bendita lucha nuestra, se ha sembrado en Puerto Rico la buena semilla que seguirá dando frutos abundantes en los años y décadas por venir. Por eso, hoy contemplamos y celebramos con orgullo la estela de maravillas que conforman el legado de estos dos queridos compañeros. Son maravillas imposibles de asociar con algo tan final como la muerte. Uno y otro trazaron para ellos, sus familias y su amado pueblo una trayectoria viva y trascendental que reverberará en las futuras generaciones de puertorriqueños y puertorriqueñas con el mismo ímpetu que ellos le imprimieron.

Elizam y Pucho vivieron en libertad y para la libertad. La muerte solo los roza. Los recordaremos vivos.

 

 

spot_imgspot_img
spot_img

Related Articles

Traducir»