Editorial Antípoda inaugura como espacio independiente de creación literaria experimental

 

Especial para En Rojo

gortiz@claridadpuertorico.com

Una crónica que mezcla el relato personal y la ficción para contar lo acontecido a través de un road trip en carro por una parte de la costa este de Estados Unidos; otra historia narrada en formato de guión cinematográfico ilustrado. “Sobre un animal muerto” se titula la primera; “Música de tortura”, la segunda. ¿Qué comparten ambos textos? Son las primeras dos propuestas que serán publicadas bajo el sello de la editorial independiente Antípoda, inaugurada durante la pandemia por el periodista y escritor Joel Cintrón Arbasetti. ¿En qué más coinciden? Son creaciones experimentales que combinan varios géneros literarios y que integran el diseño del libro como un objeto que forma parte de la narrativa.

“Antípoda se quiere enfocar en literatura experimental. Quiere fomentar un tipo de escritura que vaya por diferentes géneros y que los mezcle. Me gustaría explotar más (en la editorial) la vía de la literatura híbrida”, sostuvo en entrevista para EN ROJO Cintrón Arbasetti, quien desde 2012 trabaja para el Centro de Periodismo Investigativo y en 2016 publicó su primer libro, la crónica El Local, bajo la serie Literatura Hoy del Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Precisamente, esa hibridez literaria se palpa en “Sobre un animal muerto”, libro que ya lanzó la editorial y que está a la venta en la página web del proyecto – www.antipoda.org – en la Librería Laberinto en Viejo San Juan, y pronto en la librería La esquina, en la calle Loíza en Santurce. Expone la sinopsis de esta crónica de la autoría de Cintrón Arbasetti: “Heather y Joel, conductora y copiloto, se reparten los roles de autor, narrador y personajes en un road trip literario que borra las fronteras entre la crónica de viaje, el ensayo, la teoría y la autoficción. Durante el recorrido, lleno de humor, amor, irreverencia y crítica, se palpa la tensión entre la admiración del paisaje natural y cultural estadounidense, y el horror de reconocer la violencia que lo subyace”.

Sobre un animal muerto es una coedición entre Antípoda y La Impresora, taller de experimentación editorial y gráfica especializada en publicaciones independientes. Nicole Delgado y Amanda Hernández, poetas y encargadas de La impresora, hicieron el diseño y el ensamblaje manual del libro, y también fungieron como editoras y correctoras del texto.

No obstante y por otro lado, durante la entrevista, el fundador de la editorial reconoció que Música de tortura, que estará a la venta a partir de febrero de este año, es un libro que representa muy bien el trabajo literario que quiere publicar Antípoda. Según la descripción, esta historia de Sci-Fi Horror escrita por la periodista y productora de cine Janice Mejías junto a Juanchi González, guionista y director cinematográfico, “explora los límites de la técnica y del cuerpo como dispositivo de control. Al estilo de los mejores thrillers de pantalla, en las páginas de este libro se cruzan la violencia, el humor y la venganza”. El arte de “Música de tortura” estará a cargo del diseñador gráfico Josué “Nuno” Oquendo. Esta publicación integrará una versión en inglés y otra español en un mismo ejemplar.

El tercer libro de Antípoda será una publicación en inglés, Thin Skinned, de la artista y escritora Heather Houde, quien reside en Filadelfia. “Este será un libro bello, un collage de ilustraciones y textos en donde hay historias reales mezcladas con invención, fotografía, arte y escenas de películas. Tiene la forma de un scrapbook, pero bajo ese velo de inocencia se esconde mucho horror existencial. De nuevo, un libro difícil de catalogar”, según Cintrón Arbasetti.

A finales de 2021 iniciará una serie de publicaciones que explorará archivos diversos a través de investigaciones creativas que no se limiten a las restricciones de las formas académicas. La primera publicación de esa serie será un libro sobre la historia de la experimentación sonora y la música electrónica en Puerto Rico.

“Ese libro sobre música electrónica explora las bandas sonoras de la División de Educación de la Comunidad (DIVEDCO); los conciertos del Grupo Fluxus San Juan y de los compositores Francis Schwartz y Rafael Aponte Ledée entre los años ‘60 y ‘70; los trabajos experimentales de Nelson Rivera; los cruces entre performance y arte sonoro y la experimentación sonora extrema en el mundo underground durante la era digital”, explicó el autor y fundador de Antípoda.

Es importante destacar que “esta editorial busca escritos que eludan las etiquetas tradicionales, tanto las de géneros como las territoriales. Por eso, no se limitará a publicar escritos puertorriqueños o caribeños y latinoamericanos, el foco principal será la experimentación, asumiendo toda la ambigüedad que implica el término”, dijo Cintrón Arbasetti.

Surge la editorial durante la pandemia

Sin bien es cierto que Joel Cintrón vislumbraba la idea de crear una editorial, lo veía como un plan a largo plazo. El surgimiento de Antípoda ocurre en estos meses de pandemia para cumplir con los requisitos de la beca El Serrucho 2020, ofrecida por la organización sin fines de lucro Beta-Local. Explica Cintrón Arbasetti que originalmente solicitó la beca para terminar una investigación sobre la historia de la experimentación sonora y la música electrónica en Puerto Rico. Pero con la llegada del brote mundial de COVID-19, tuvo que reformular esa idea, pues no podría viajar y visitar bibliotecas. Fue así como, de la culminación de una investigación para un solo libro, pasó a utilizar el fondo económico de la beca para armar la editorial e ir publicando los dos primeros libros.

Los libros que se publiquen después de “Música de tortura”, no estarán cobijados por la beca, por lo que la idea es convertir la editorial en una organización sin fines de lucro que subsidie sus publicaciones con el dinero recaudado de la venta de libros y con fondos otorgados por otras entidades.

El proyecto se ha convertido en algo más inclusivo y colaborativo que lo que supondría el plan original.  La página de Internet y el logo de la editorial, por ejemplo, es producto del diseñador gráfico y fotógrafo Quique Cabanillas. Según contó Cintrón Arbasetti, el logo representa un personaje mítico y es una ilustración medieval que el diseñador adaptó.

Para nombrar la editorial, el fundador jugó con los distintos significados que pueda tener la palabra “antípoda”, pero en la definición que más se basó, incluso para confeccionar el logo, es en la que alude a una persona que habita en un lugar del globo terrestre diametralmente opuesto al lugar en el que habita otra persona.

Las publicaciones de la editorial Antípoda estarán disponibles en inglés, español, en libro electrónico y audiolibro, para facilitar el acceso a la lectura a comunidades con necesidades diversas, explica un comunicado de prensa.

Asimismo, “en un futuro Antípoda se propone publicar libros raros del pasado que por diversas razones se encuentran fuera de circulación, para que no queden en el olvido, pero sobre todo para re descubrirlos a la luz de nuestra realidad actual”, abundó Cintrón Arbasetti.

 

 

 

 

Related Articles

Traducir»
%d bloggers like this: