El Baquinoquio en sus treintas años de celebración

La celebración del XXX Baquinoquio dedicada a Roberto Alberty (El Boquio) tiene este año una dedicatoria obligada tras el fallecimiento de Carlos R. Alberty Fragoso ocurrida este año el 4 de marzo. Docente y escritor puertorriqueño se destacó por años como profesor de literatura en la Universidad de Puerto Rico donde realizó una fecunda y productiva labor.

Alberty Fragoso obtuvo su doctorado de la Universidad de Massachusetts en Amherst. Su tesis versó sobre la poesía del poeta nacional puertorriqueño Francisco Matos Paoli. Sobre él publicó En busca de Matos Paoli que comprende una gran selección de escritos y artículos de colección.

Sus obras muy celebradas son Meditaciones (publicada en Colección Aquí y Ahora), El caminar sentado del Boquio y algunos textos inéditos, “atrechos por el extravio”: propósito y procedimiento. En este trabajo explica que el atrecho es una invención puertorriqueña, que supone un modo de burlar la falta de libertad por el coloniaje español.

Por muchos años fue colaborador del semanario Claridad sobre todo con sus aportaciones a la sección Topografías. Sus palabras claras y precisas iluminaron un trabajo fervoroso por la literatura y nuestra lucha de independencia nacional.

De una gran importancia es la obra El canon secuestrado: Escritos de Boquio que es una Antología, donde Alberty Fragoso, se declara el reunidor en la compilación de casi toda la obra literaria de su padre el Boquio.

Sobre la expresión Boquiana de “El Caminar Sentado” Carlos Alberty Fragoso explicaba que esto se refiere a ese espíritu artístico de Roberto Alberty (1932-85), que expresaba por medio de imágenes y palabra. Paralelamente a su obra visual fue marcando por escrito su vida. Ambos modos expresivos constituyen un solo gran discurso o, lo que es lo mismo, un camino que habla, un decir.

Narra Alberty Fragoso que el 22 de enero de 1956 (dos días antes de cumplir veintiséis años) en una reunión de jóvenes (¿aprendices de surrealista?), ante la pregunta, “¿Cuál es el futuro de la cultura occidental?” Boquio contestó “El de caminar sentado”. Le quedaban veintinueve años por vivir. Ciertamente una buena parte de su destino artístico estaba contenido en esa espontánea respuesta. Alberty se convirtió a su manera en un artista sentado. Al rechazar la necesidad o el “deber profesional” de crear arte, se sentó a observar, y cuando caminaba, a veces recogía cosas que luego, algunas de ellos, incorporaría a sus collages. En 1973 explicaría por que había dejado de pintar según el modo tradicional, es decir con pintura, habiéndose, dedicado a componer lo que llamó – siguiendo a Mallarme – “objetos artísticos.” (Carlos R. Alberty Fragoso. Prólogo del Reunidor a Escritos de Boquio (1957-1985) EDUPR, Isla Negra Editores 2002, Pág.9).

Alberty Fragoso apunta a renglón seguido que “Acaso por lo mismo, por estar en contra por no ‘creer’ en el ‘profesionalismo’ (la ‘seriedad’, la pose, la vanidad ¿etc? Tampoco se consideró profesional de la palabra poética: “no pretendoo ser poeta” comienza diciendo en el prólogo a Canciones de un febrero NY 1965 (libro póstumo, 1986). Ahí mismo afirmaba: “mi pretensión es otro destino: aquel que simultáneamente se ahoga y se empaña (Ibidem).

De manera que en esta ocasión la conmemoración del Baquinoquio (Roberto Alberty) tiene una especialísima significación, la partida de su hijo Carlos A. Alberty Fragoso, excelente profesor, escritor y luchador contra la desigualdad e injusticia, por nuestra libertad.

Recordaba en estos días al amigo y vecino Carlos con sus anécdotas de Turquía que para el fueron maravillosas. También la gorrita olvidada y entregada que dejaste en mi carro. Fue una pena que no se nos diera el encuentro para compartir la obra de Carlos Raquel Rivera.

Te celebramos con devoción y lealtad en este XXX Baquinoquio a celebrarse el sábado, 21 de septiembre (1:00pm – 4:00 PM), en el Cementerio Municipal de Carolina. Acudamos.

*Profesor universitario y del Comité Amigos del Boquio.

Canción desnuda

Un veintitrés de Lares

En margaritas tinieblas

Sin saberlo era yo dueño

De prisiones de tristeza

Hay patriotas muy modernos

Delante de la historia

Que no han mirado mirada

De las que mira la tierra

Son estrellas con lunares

Otros cielos de otra cepa

Astillas son de otro palo

Arboles de cuña recia

Hay veces que me pregunto

Paredes de fina hiedra

Donde la cal es el hueso

De cumpleaños sin velas

Mañana será otro día:

Domingo, de otras veredas

Puede ser que haya otras flores

En capitulo de la espera

Roberto Alberty Torres

NY, 72 (23 de Lares)