El factor determinante en cuanto a los pronósticos económicos es la pandemia y cómo progresa o se controla

CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

Con seguridad, lo que le depara a la economía de Puerto Rico en este año que comienza es la incertidumbre.  Así se desprende del análisis de la firma de Estudios Técnicos INC, (ETI), Perspectivas Económicas para el 2021.

“Si las proyecciones son difíciles en todo momento, en uno en que hay tanta incertidumbre, la dificultad es mucho mayor”, afirma Juan Castañer, de la División de Análisis y Política Económica de ETI, respecto a las perspectivas económicas para el 2021.

De acuerdo con Castañer, la incertidumbre económica surge, primero, de las dificultades que confrontará el presidente Biden en el Senado. También del impacto de la vacuna del coronavirus, del desempeño de la economía de Estados Unidos, de la rapidez con la que se invierten los fondos CDBG-DR en Puerto Rico, de eventos a nivel global y de lo que significa para la economía la nueva composición de la Junta de Supervisión. Ante todos estos agravantes,  lo responsable debería ser hablar de escenarios, indica.

Estudios Técnicos preparó un escenario base que refleja una mejoría. En el 2020 se estimó que el producto nacional bruto (PNB) real se contrajo en 4.4%, mientras que en el 2021 la economía se contraerá en 0.9%.

Los eventos que según el estudio podrían cambiar esa proyección base hacia un mejor o peor desempeño para el 2021 es que se apruebe el nuevo programa CARES, de unos $908 mil millones. Según ETI no es irrazonable que Puerto Rico reciba unos $4,000 a $5,000 millones en ayudas adicionales durante el 2021.

La posibilidad de que la isla reciba esa cantidad se apoya en que el presidente Biden incluyó en su Programa de Gobierno un ambicioso plan de ayuda para Puerto Rico que, de hacerse una realidad, podría tener un impacto positivo en la economía del 2021 y los siguientes tres años. “Cuán prioritario es Puerto Rico para la Administración y su capacidad de mover su programa en el Congreso determinarán esa posibilidad y, por ende, lo que se pueda esperar para el 2021”, reconoce Castañer.

Mas allá de la isla, señala que todo apunta a que las economías de Estados Unidos y la economía global tendrán crecimientos de entre 3.0% y 5.0%. El BREXIT, agrega, podría tener un impacto negativo en las perspectivas de crecimiento de la Unión Europea (UE); pero aun con ese impacto negativo y con el tema del COVID-19 sin resolverse, se espera un crecimiento en la zona del Euro no menor del 3.0%.

Otros eventos o factores internos que estima el economista de ETI podrían afectar la economía de Puerto Rico en el 2021 es la nueva administración gubernamental. Según Castañer: “Una nueva administración siempre tiene un proceso de aprendizaje que impacta la actividad económica. En este momento, la administración Pierluisi tiene la ventaja de que contará con personas experimentadas en las agencias que impactan directamente la actividad económica”.

Esas personas “experimentadas”, identifica el economista, son el secretario de Hacienda Francisco Parés; el nombrado al Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Cidre; el nominado a la Oficina Central de Reconstrucción y Resiliencia (COR3), Manuel Laboy, y el secretario de Vivienda, William Rodríguez.

No obstante, advierte que ello dependerá de la posibilidad de que se acelere el desembolso de los fondos CDBG-DR y de FEMA a través del Departamento de Vivienda y COR3, respectivamente, y de que se implanten de manera rápida medidas que estimulen la actividad económica. “A diciembre de 2020, de $60 mil millones asignados de fondos para la reconstrucción luego de María, $39 mil millones han sido obligados, pero solamente se han desembolsado poco menos de $18 mil millones”.

Determinante la pandemia

Foto: Alina Luciano

Pero el factor determinante en cuanto a los pronósticos económicos es la pandemia y cómo progresa o se controla. La flexibilización de las órdenes ejecutivas que han impuesto límites a la actividad económica, más que nada, afectando a sectores como restaurantes, cafeterías, hoteles y paradores, será decisiva.

El sector de la manufactura, por el contrario, no ha tenido impactos muy severos, ni el agroindustrial. El sector más afectado es el turismo, no solo por las órdenes ejecutivas locales, sino por consideraciones que se relacionan con restricciones en otras jurisdicciones; por ejemplo, las restricciones impuestas a turismo de barcos cruceros. El consenso es que la industria turística no regresará a su posición pre-COVID hasta el 2023.

Otra incertidumbre que levanta Castañer es que el presidente Biden no dado una clara señal de qué piensa hacer con la iniciativa de reshoring (devolver a EE. UU. la mano de obra y los procesos de manufactura) y near-shoring (transferir procesos de negocios o de tecnología a terceros destinos), de la Administración Trump.

La apreciación de ETI es que se puede leer entre líneas que Biden prefiere una política de Buy American (priorizar la compra de productos fabricados en EE. UU.).  Castañer advierte de que Puerto Rico puede enfrentar la competencia de Colombia y República Dominicana con esta política.

La visita de una delegación de Casa Blanca hace poco motivó un mayor optimismo local, pero la realidad es que luego de Puerto Rico, la delegación visitó dos competidores para el near-shoring, que fueron Colombia y República Dominicana. “De mantenerse el near-shoring como parte de la iniciativa, en gran medida para contrarrestar la creciente influencia de China en la región, Puerto Rico enfrentaría una fuerte competencia de lugares con costos inferiores de producción. Por esa razón es que eximir a Puerto Rico del GILTI es necesario”.

El GILTI es un impuesto establecido por la administración de Trump a multinacionales estadounidenses por usar sus licencias y propiedad intelectual para fabricar productos fuera de territorio estadounidense.

En fin, Castañer prevé que todo parece indicar que la economía de Puerto Rico tendrá una contracción menor en el 2021 que en el 2020.

“En el escenario base, esa contracción sería de 0.9%. La segunda mitad del año calendario se proyecta con un desempeño económico mejor que la primera mitad, de lograrse una reducción en los contagios (se refiere al Covid-19) en el primer semestre. La pandemia ha tenido impactos negativos que estarán con Puerto Rico mucho más allá del 2021: el cierre permanente de muchos negocios pequeños, la pérdida estimada de unos 100,00 empleos que no se recuperarán y un cambio en la estructura del mercado de ventas al detal y algunos servicios hacia una mayor concentración”.

Related Articles

Traducir»