El lenguaje del algodón

 

Por Lola Aponte Ramos/Especial para En Rojo

a Zulma Santiago1793 Eli Whitney inventa ginebra de algodón,  te invito  

1.1 En Qasir Ibim  localizado a 70 kilómetros de Sudán por más de 5,000 años se ha sembrado algodón cuya semilla trajeron de la región  Nubia.  El algodón peruano se cultiva hace 4,000 años  en Perú. sabemos que hay algodón caribeño.  se dice que viajaron semillas por agua y por las nubes de arenas entre los hemisferios.

Lo cierto es que el algodón nos es humano y su textura acompaña amor y muerte.  En la carrera de Yauco algodonales despeinados recuerdan esas historias

1.2 soy hilandera y tejedora. en mi rueca trabajo mi algodón   mi rueca es polaca mi algodón de Yauco imposible olvidar el globo en que somos todos uno, nos desconocemos y nos miramos desde lejos. en mi rueca insolente los uno.

1.2.1 griegos y nórdicos miraron el arte las hilanderías en su justo valor:     Cloto, Láquesis y Atropos.  las moiras hilaban la hebra de vida y lo inexorable.  por ello, texto y textil comparten raíz etimológica. la lección del tejido es  y nos recuerda cómo somos un hilo narrativo. una línea de tejido. un hilo perdido y cuando tomas el algodón y lo conviertes en hilo fino,  repites ese misterio.  renuevas el pacto.  miras a los ojos al horror y la sorpresa.

1.2.2 el tejido se compone de urdimbre y trama.  los útiles que se utilizan se llaman nociones.

1.2.2.1 antes pensaban que el tejido había nacido para protegernos del frío hoy ningún antropólogo duda de que también nació para seducir, mostrar poder y dar amor

2.0 lo primero que se aprende es que el algodón tiene espinas y que recogerlo es arduo. Ese imaginario de esclavos sureños cantando blues mientras recogen algodón, se debe sustituir por manos sangrantes, por sol calcinante.  al cimarrón le entregaban una manta de algodón para protegerlo en su escapada. el algodón todavía hoy en su constitución vegetal se niega a ser romantizado.  es una planta casi enemiga que nos recuerda que nos vestimos del trabajo de otros es una planta protectora que posibilita sobrevivencia

2.0.1 el algodón es una fibra antigua.  y su historia se atraganta en la aguja.   debe historiarse su belleza.  debe no desvanecerse el intrincado mercado de sangre me consuelo:  no encuentro producto humano que no combine el horror y lo sublime, y pienso en ello cuando recojo el algodón.  en la carretera de Yauco o en la urbanización Roosevelt de Hato Rey.

2.0. 1.2 en el 2019, la organización mundial antiesclavista denuncia Uzbekistan y Turkistán por esclavitud vinculada a la producción de algodón para la llamada fast fashion el algodón cubre infantes recién nacidos en hospitales y esclaviza niños.  qué hago con esa data

3.0 soy tejedora.  hago intrincados patrones en hilo finísimo. nunca repito patrones  mi imaginario se compone de cuando llovía y mi abuelita me invitaba a mojarme con ella y se escondia en la niebla . una y otra vez intento recrear esa imagen de amor lúdico.

Fotos enviadas por la autora.

3.0.1 estos hilos me amarran:  una mujer me dijoasí que lograste descifrar el secreto de las arañas.  y me llenó los ojos de lágrimas.  desde entonces, tejo y susurro aracne los dioses castigaron tu hambre de vida  a mis piezas les llamo en secreto abrazos(ahora los abrazos están prohibidos  aracne aracne los dioses todavía castigan  su incompetencia  en tu arte)

una mujer vino de mayagüez a mirar una de mis piezas la toco y la contemplo no la adquirió  solo quería comprobar lo que le habían contado.  otra de camino al aeropuerto, tras despedir al hijo, se detuvo a mirar los puntos.  entendió la intrincada ortografía de un chal, después de largo silencio me dijo su receta para hacer pan de batata.   vanessa droz me regaló un libro de poesía, y una pintora me retó a lograr un color; en San German unas mujeres convidaban otras a tocar mi pieza, otra me retó incrédula eso está hecho a máquina, y con ello ponía ese manifiesto su duda metafísica.

este hilo me columpia por dificultades Un hermano se lo regala a su hermana, que lo cuidó siempre,   un bailarín se acerca a tocarlo y se llena de nostalgia

el hilo esta hecho por mi mano en mi rueca polaca  como por milenios el algodón lo luche a su planta espinosa, mi mano burlo espinas y por eso lo pretendo lírico.   es finísimo. no pesa.  la pieza entera puede pasarse por un anillo. le dejo filamentos sin disciplinar y lograr la consistencia de la nube, es tejido en agujas casi inexistentes que elaboro en mi taller, con maderas olorosas. son poemas de Darío son versos de Huidobro de otros lados me llega la transparencia del mármol en la nike atándose la sandalia, y del cabello de mi hijo recién nacido

son piezas que reclaman al algodón la posibilidad del amor como practica de libertad en un diálogo que la historia humana impone