El mejor cine de 2020 (1)

 

En Rojo

Este año pandémico (que incluye terremotos geológicos, políticos y sociales) ha sido devastador para la exhibición de filmes y a la vez creativo para que la industria siguiera vigente y, en muchos casos, con más ímpetu e imaginación. El hecho de que las producciones que tenían fecha de apertura en 2020, ya estaban filmadas y editadas cuando se cerró el mundo, garantizó que hubiera una gran cantidad y variedad de filmes disponibles para un público que tuvo que rehacer sus vidas en espacios interiores. Dos de los festivales de cine más importantes para dar a conocer las nuevas producciones, Sundance y Berlín, pudieron celebrarse y encontrar distribución. El Festival de Cannes en mayo no pudo celebrarse por 2nda vez en su historia ya que la pandemia estaba en total descontrol y era como tratar de apagar un fuego que no se sabía de dónde venía. Todos los involucrados directa e indirectamente—incluyendo a nosotrxs lxs espectadorxs—en el cine se dieron a la tarea de imaginar maneras de conectar nuevamente el cine con el público. Poco a poco las salas de cine pudieron abrir con capacidad limitada, los drive-ins resurgieron para que los jóvenes pudieran disfrutar de espacios abiertos pero contenidos, Netflix se convirtió en la plataforma más codiciada seguida de Prime/Amazon, HULU, Peacock y los canales de cable HBOMax, Showtime y múltiples más. Este 2021 es un “guessing game” porque no sabemos cuándo podremos recuperar los espacios que antes dábamos por sentado. Aunque ahora vivo en Vieques y por la pandemia apenas llego a Puerto Rico y he tenido la oportunidad (y el tiempo) de ver tantos filmes y series, añoro volver al espacio interior e íntimo de la pantalla gigante y el sonido que abarca todos los sentidos. Divido este resumen del año en dos partes para poder mencionar el mejor cine que por estar encerradxs hemos podido ver en 2020.

Cuando Puerto Rico se cerró a principios de marzo y con el ‘lockdown’ todas las salas de cine, había podido ver tan solo ocho filmes, cuatro de ellos de 2019 (Bombshell,Richard Jewell, Uncut Gemy The Last Full Measure) que merecen verse nuevamente especialmente The Last Full Measurepor las excelentes actuaciones de los viejos soldados y esposa (William Hurt, Christopher Plummer, Samuel L. Jackson, Peter Fonda, Ed Harris y Amy Madigan) y los restantes (The Assistant, Doolittle,Emma) también con sorprendentes interpretaciones de la joven Julia Garner (mejor conocida por la serie “Ozark”), Robert Downey, Jr., Anya Taylor-Joy (mejor conocida por la serie “Queen’s Gambit”). También se estrenó en enero el más reciente filme de Guy Ritchie, The Gentlemen, que como es de esperarse reúne los mejores actores interpretando las locuras de sus inesperadas historias: Mathew McConaughey, Hugh Grant, Colin Farrell, Eddie Marzan, Henry Golding, Jeremy Strong, Charlie Hunnam y la fabulosa Michelle Dockery (Lady Mary de “Downton Abbey”). Como soy una admiradora y seguidora del actor sueco Joel Kinnaman (de la serie “The Killing”), en septiembre me escapé a Montehiedra (con mascarilla, líquido de manos, arropada de pies a cabeza), y en una esquina de una sala de cine poblada por 3 personas adicionales, pude verThe Secrets We Keepcon la también actora sueca, Noomi Rapace ( la Lisbeth Salander original de la trilogía The Girl with the Dragon Tattoo) en una historia pos 2nda guerra y los pasados que nunca se borran aunque se haya dejado atrás el sufrimiento de esa experiencia. The Informer, dirigida por Andrea Di Stefano, también protagonizado por Kinnaman y disponible en Prime, es un excelente filme de acción, engaño, misterio y grandes sentimientos que se desarrolla con el cuidado de alguien tejiendo una trama muy delicada. Pete Koslow es un ex convicto que accede a ser agente encubierto para poder rehacer su vida. Tendrá que enfrentar las decisiones arbitrarias de las agencias de información además de los grupos en que se ha infiltrado. Rosamund Pike y Ana de Armas tienen intensos papeles en esta historia.

Y entonces entramos a la experiencia de poder ver estrenos de cine en la propia casa cualquier día y a cualquier hora gracias a Netflix y Amazon Prime. Así vimos Da Five Bloods de Spike Lee que de inmediato fue elogiado por los críticos como la sensación del año, apreciación que no comparto, aunque la actuación de Delroy Lindo merece reconocimiento. En The Way Backde Gavin O’Connor, Ben Affleck interpreta a un hombre solitario, introvertido, con poco contacto social, que está presente en cada escena y la cámara capta sus gestos, más que sus palabras, en exteriores e interiores de muchos tonos opacos. Esos espacios casi encerrados son la manera que tiene Jack de protegerse de un pasado que lo ha lanzado a un camino de autodestrucción a través de la bebida. Irresistible, sátira política que tiene a Jon Stewart como director y guionista, utiliza el clima de mentira, denegación, ataques personales, engaños de todo tipo que hoy permea la sociedad, pero muy especialmente, la política de los Estados Unidos. Este mismo estilo, pero con la agresividad que lo caracteriza, Sacha Baron Cohen estrenó un mes antes de las elecciones estadounidenses, Borat Subsequent Moviefilm, donde siguiendo la atrevida sátira anterior de 2006, Borat: Cultural Learnings of America for Make Benefit Glorious Nation of Kazakhstan, se disfraza de un extranjero que cree en todos los disparates de la población trumpista y hasta convence a Rudy Giuliani de que él y su hija son legítimos periodistas.

El mismo Cohen es parte del elenco de The Trial of the Chicago 7, escrito y dirigido por Aaron Sorkin que dramatiza—aunque no se necesita hacerlo si se sigue el proceso de 1969—el juicio contra Tom Hayden (Eddie Redmayne), Abbie Hoffman (Sacha Baron Cohen), Rennie Davis (Alex Sharp), Jerry Rubin (Jeremy Strong), David Dellinger (John Carroll Lynch), Lee Weiner (Noah Robbins), John Froines (Daniel Flaherty) y al que luego excluyen, Bobby Seale (Yahya Abdul-Mateen), todos pertenecientes a grupos militantes que compartían su oposición a la guerra de Vietnam. The [Torture] Reportse basa en hechos reales y es la historia de la evolución y conclusión (archivar y esconder) del informe sobre la autorización e implementación que dio la administración de George W. Bush de interrogar con métodos de tortura de todo tipo a personas sospechosas de tener información sobre Al Qaeda. Adam Driver, como Daniel J. Jones, interpreta al asistente/investigador a quien se le asigna esta tarea y toma su trabajo con la seriedad que amerita a pesar de encontrarse con negaciones, falsedades y mentiras de parte de sus entrevistados.

Never Rarely Sometimes Always de Eliza Hittman, protagonizado por la novata, Sidney Flanigan como Autumn es un filme sobresaliente y extraordinario. Ganó los premios del Jurado en el Festival de Berlín y en Sundance. El título algo raro por no parecer estar ligado directamente a la trama es precisamente lo que define la trayectoria de esta joven de 17 años que decide tener un aborto, pero sabe que esto es una imposibilidad en el pueblo donde vive. Su intimidad y silencios nos mantiene calladxs y alertas en el camino que escoge junto a su prima Skylar (Talia Ryder). Retrato de una joven en fuegode la directora y guionista Céline Sciamma nos presenta un conjunto de mujeres que logran una solidaridad a pesar de sus diferencias de clase. Marianne (Noémie Merlant) la artista encargada de pintar el retrato de Héloise (Adèle Haenel) a petición de su madre La Comtesse (Valeria Golino), y Sophie (Luàna Bajrami) la acompañante/criada de la casa, son los únicos personjes en este apartado lugar. Será Sophie la que le confiesa a Marianne su necesidad de tener un aborto y las dos jóvenes la acompañan y apoyan mientras La Comtesse está fuera de la casa. El proceso físico, mental y emocionalmente doloroso se presenta como bocetos de una serie de pinturas que sorprenden por su normalidad y la tenacidad y fuerza que despliega Sophie en este proceso de su vida.

Artículo anteriorSerá Otra Cosa: “Feliz año nuevo”
Artículo siguienteMinutos de cine: “Wandavision”