El peso patrio de un abanderado

Por Zacha I. Acosta González /Especial para CLARIDAD

¿Abanderado? Es una figura importante dentro de un grupo social. Su función es ser el portaestandarte de un país. La elección de él está en sus logros y trayectoria. Es un líder que reúne las características de una nación. 

En el deporte olímpico, el nombramiento de un abanderado se hace para cada evento significativo del movimiento olímpico. Puerto Rico pertenece a tres, de los cuales dos son por región y uno reúne al Mundo. En este ciclo olímpico, que va a mitad del camino, la Asamblea del Comité Olímpico de Puerto Rico ha seleccionado a dos figuras importantes: la nadadora olímpica Vanessa García, para los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Barranquilla 2018, y el luchador olímpico Franklin Gómez, para los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Queda para el 2020 la selección de la figura para los Juegos Olímpicos. 

El tratamiento de ambos deportistas ante la sociedad ha sido diferente. Todo por su nacionalidad. Vanessa es natal de nuestro terruño y Franklin, de la República Dominicana, ha adoptado a Puerto Rico como su nación deportiva. En todo lo demás, ambos han tenido trayectorias maravillosas con resultados deportivos y una aportación de valor incalculable a la sociedad. 

 

Franklin Gómez abanderado para los Juegos Panamericanos 2019

El próximo 26 de julio le toca a nuestro luchador desfilar acompañado de guerreros de delegación, en el Estadio Nacional de Lima. La prevención está presente ante los comentarios racistas, despectivos y xenofóbicos que podrían aflorar de aquellos que se pasan en el espacio cibernético imponiendo las medidas de quién es o no es puertorriqueño o quién es el primero o la primera en ganar por Puerto Rico. Un tema trillado que ya radica en lo ridículo. 

En una plática con el embajador puertorriqueño en Lima, tocamos el tema de los comentarios racistas xenofóbicos a que él puede estar expuesto, como estuvo su amigo fiel Jaime Espinal, cuando ganó la medalla de plata en Londres 2012 y salió electo abanderado en Río de Janeiro 2016. Compartimos algunas de sus expresiones:

“Sí, al final del día yo me siento agradecido de Dominicana, me siento agradecido de Puerto Rico, me siento agradecido de Estados Unidos. Decido (competir) por Puerto Rico, porque mi mamá empezó desde cero, ahí, ganando un sueldo mínimo, y nos echó pa’ lante. Es simplemente un acto de agradecimiento, y por eso lo estoy haciendo. Yo le dije que era un hombre de fe y que Puerto Rico era donde mi mamá echó para adelante. Donde hice mis amistades. Y sí lo voy a hacer, lo voy a hacer orgullosamente. Hay gente que no lo va a aceptar. Me ven de otra forma. Ese no es mi problema. Yo le estoy añadiendo valor a Puerto Rico con lo que hago. Yo pienso que al final no debemos preocuparnos por de dónde uno viene. Todos somos emigrantes. Si buscamos, las pasadas generaciones son emigrantes. Yo no estoy preocupado por redefinir cosas de patriotismo, mi trabajo es simplemente luchar, porque yo me siento agradecido por todo lo que Puerto Rico me ha brindado”. 

Ser agradecido con el prójimo es una gran virtud. Es un modo de vida que se aprende de un camino largo lleno de pruebas superadas y pruebas transformadoras. Ante todo, por lo que hemos vivido en el deporte con quienes han elegido pasar el proceso de nacionalidad deportiva para competir por Puerto Rico o, a la inversa, competir por Estados Unidos. Nos conviene en este momento de la historia trabajar por la erradicación de los prejuicios que más nos destruyen en un espacio donde todos sanamos. El deporte sigue siendo tierra fértil para entablar conversaciones transformadoras de las conductas humanas. 

¡Lima 2019 es un espacio para demostrar nuestro apoyo sin distinción!

La autora es comunicadora deportiva y creadora del blog La Estocada.