El PIP y la Patria Nueva

La normalización del fraude electoral

Especial para CLARIDAD Desde hace mucho tiempo, sospechamos que hay fraude en las elecciones de Puerto Rico. Ya los chistes sobre el que “en Puerto...

De un solo golpe

  Así se fue, de un solo golpe. Lo conocí en la tarima de uno de tantos Festivales de CLARIDAD cuando todavía era ATABAL 4...

¡Hasta siempre compañero!

La Junta Directiva y el Colectivo de CLARIDAD se unen a la pena que embarga al pueblo de Vieques ante la pérdida de uno...

La aparición de Lenin en el desierto de Kalahari

Rafael Acevedo En Rojo 0. Quizás recuerden aquel poema de Palés, Kalahari. Es ese en el que se repite una pregunta:¿Por qué ahora la palabra Kalahari?...

Crucigrama: María Ostolaza

  Especial para En Rojo Horizontales 1. 20 de _____ de 1964; nacimiento de Ostolaza. Autora de “Paloma roja”, “Epitafio de una muñeca”, “Mar de huesos”, “Lágrimas...

 

Especial para CLARIDAD

El Partido Independentista Puertorriqueño le presentó al país -por medio de nuestro candidato a la gobernación, Juan Dalmau- nuestro programa de gobierno denominado Patria Nueva. El mismo, está enmarcado en los principios medulares para la sólida construcción de una patria nueva: la solidaridad, la justica social, la protección de los derechos humanos, la descolonización y el derecho a la independencia.

El Programa cubre los asuntos trascendentales para el fortalecimiento de nuestra sociedad. Está dividido en 17 capítulos: Acceso a la Información Pública; Ambiente, Planificación, Infraestructura, Recursos Naturales y Soberanía Alimentaria; Defensa y Protección de los Derechos Humanos; Desarrollo Económico; Plan Nacional de Salud; Reforma Gubernamental; Declaración de Política Pública sobre la Deuda; Educación; Educación Física; Recreación y Deportes; Arte y Cultura; Desarrollo Social y Seguridad; Preparación y Respuesta de Emergencia ante Eventos Naturales o Desastres; Bienestar para los Animales; Brecha digital y Derechos Cibernéticos; Sociedad y Calidad de Vida; y Descolonización e Independencia.

Las propuestas que contiene no se dan en el abstracto ni en el vacío. Se fundamentan en las de académicas, expertos, líderes comunitarios, ambientales y sociales, que aportan sus ideas y preocupaciones para que el programa responda a la diversidad de problemas y realidades puertorriqueñas. Este programa es también el reflejo de múltiples luchas sociales y comunitarias en las que el PIP ha estado directamente inmerso como la lucha contra la quema de carbón y depósito de cenizas, la defensa de reservas naturales y playas (como Playuela en Aguadilla), contra los cierres de escuelas, la defensa de la UPR, el apoyo a los sistemas de retiro y al retiro digno, la defensa de los derechos laborales, la educación pública, el fomento y la preservación cultural, entre otras.

Además, el programa recoge muchos de los proyectos de ley radicados en Cámara y Senado en los recientes cuatrienios que emanan de programas anteriores. Propuestas que surgen de nuestras oficinas legislativas y las que son el resultado de denuncias, ideas y problemas que nos plantean diversos grupos sociales y comunitarios.

Para implementar los cambios propuestos en nuestro programa, el Partido Independentista Puertorriqueño presenta al país para las elecciones del 2020, en unión a las candidaturas del compañero Juan Dalmau a la gobernación y el compañero Luis Roberto Piñero a la comisaría residente en Washington, una papeleta legislativa compuesta por cuarenta candidatos y candidatas a representantes y dieciséis senadores y senadoras por distrito a todo lo largo y ancho de Puerto Rico. Este amplio y variado grupo de aspirantes está compuesto por compañeros y compañeras -algunos, candidatos por primera vez- que son líderes universitarios, líderes sindicales, gente comprometida con las luchas ambientales, con la educación pública, todes dispuestos a trabajar desde la Legislatura por la transformación de nuestra sociedad, por la descolonización y dispuestos a enfrentar a la Junta de Control Fiscal.

Para las candidaturas por acumulación, regreso como candidato a representante por acumulación a la Cámara con el privilegio de hacerlo junto a María de Lourdes Santiago como candidata al Senado por acumulación, quien fue una excelente senadora por dos términos y nuestra pasada candidata a la gobernación. El compromiso irrevocable de María de Lourdes con el país nos advirtió -mientras PNP y PPD la idolatraban- sobre la terrible Junta de Control Fiscal.  Combatió esta imposición colonial, anticipando que iban a estar al servicio de los grandes intereses, representados por las grandes compañías de bonistas norteamericanos —en particular los fondos buitres— e insistió durante toda la campaña que a la Junta, “ni un vaso de agua”. Así estableció la pauta para el enfrentamiento político que hemos insistido que se haga desde la Legislatura.  Hoy, la inmensa mayoría del país reconoce las consecuencias nefastas de la Junta y se oponen a la misma.

El Partido Independentista Puertorriqueño presenta al país, además, 78 candidatas y candidatos a las alcaldías con sus respectivas candidaturas a las legislaturas municipales, incluyendo 405 compañeras candidatas. Se trata de un conjunto variado de candidatos de diversas generaciones, experiencias profesionales y sociales, comprometidas con sus comunidades. Nuestros candidatos conocen de primera mano sus pueblos, han dado múltiples batallas defendiéndolos contra crímenes ambientales e injusticias sociales. Desde las legislaturas municipales han fiscalizado los desmanes municipales y promovido legislación de protección social.

Destaco que a este grupo de candidatas se une un variado grupo de jóvenes que ha dado el paso para asumir esta responsabilidad. Jóvenes que traen a esta encomienda, sus luchas universitarias y sus experiencias del verano del 2019. Lo han hecho con  gran entusiasmo, llevando el mensaje con compromiso, casa a casa, con ideas innovadoras e inmersos en la modernidad de las redes sociales.Esa conjunción de candidatos son parte del proyecto de reconstrucción del país para dotar a los municipios de una verdadera y sana administración pública, con responsabilidad fiscal y desarrollo comunitario. En los 78 municipios también vamos a hacer la patria nueva.

En la cuarta papeleta, sobre el plebiscito, hacemos campaña y votaremos por el NO para enviar un mensaje claro y contundente de que los puertorriqueños y puertorriqueñas jamás renunciaremos a nuestra nacionalidad, a nuestra cultura e idioma. Que somos un país caribeño, latinoamericano y que nuestra mayor aspiración es la de mandarnos a nosotros mismos y unirnos al resto de las naciones del mundo.

Este plebiscito presenta, además, la oportunidad para darle una lección política y de rechazo contundente a los sectores que durante este cuatrienio se han aliado con las imposiciones de austeridad de la JCF, que han promovido el odio y la exclusión, que han legislado un Código Civil incongruente con la realidad social vigente, que han conspirado para defraudar al erario y que han agravado -con nombramientos y contratos politiqueros a los amigos del alma- la corrupción gubernamental que ha caracterizado tanto a gobiernos rojos como azules.

El PIP es el único partido que defiende la independencia y un verdadero proceso de descoloniación para Puerto Rico y que ha mostrado su compromiso, constancia y eficacia tanto en las legislaturas municipales, en el Capitolio como en los puestos públicos siempre ejercidos con responsabilidad y honestidad. Nuestra presencia ha supuesto unas garantías de justicia y equidad para todas y todos sin distinción ideológica. Venimos avalados por nuestro trabajo consistente en la calle -donde hemos estado codo a codo en las luchas comunitarias, sociales y políticas-, por nuestras propuestas y por la entereza y compromiso de nuestros candidatos y candidatas. En estas elecciones es necesario que el respaldo a nuestras convicciones y propuestas se refleje también en las urnas.

El autor es Representante del PIP en la Legislatura.

 

 

 

 

 

Related Articles

Traducir»
A %d blogueros les gusta esto: