El robo de la Autoridad de Energía Eléctrica

 

Por Cándida Cotto/CLARIDAD

ccotto@claridadppuertorico.com

 

A la luz de la reciente vista ante el Negociado de Energía (NE), en la que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) pretendía justificar un plan de alquiler plantas generadoras por la cantidad de $70 mil dólares mensuales, el licenciado Pedro Sadeé Llorens manifestó que la manipulación de la información y la inconsistencia mostrada por la AEE dan la impresión de que la Autoridad se manufactura adrede su propia crisis para otros propósitos.

La vista, celebrada el jueves 30 de abril por el NE, era la segunda en la que la AEE intentaba justificar un contrato de alquiler de plantas de gas para la Unidad 5 de la planta Costa Sur, que está fuera de servicio desde los terremotos en el mes de enero.

El licenciado Sadeé Llorens, representante legal de la Alianza de Energía Renovable Ahora (AERA) y de la coalición Queremos Sol, en entrevista con este semanario, expuso que en las tres horas que duró la vista, la AEE no estaba preparada para justificar esa contratación llamada temporera. “Ahí hay un problema. Eso no son plantas que uno pone en las marquesinas, eso es casi un sistema paralelo de generación. La AEE está manipulando la información y es inconsistente con la información. La posición nuestra es que se le niegue ya definitivo hoy. No pudieron probar la necesidad e incurrieron en un montón de contradicciones”.

Sadeé señaló que una de las contradicciones de la AEE es que mientras pretende contratar el alquiler de las plantas, a razón de $70 millones dólares mensuales por espacio de 18 meses, la reparación de Costa Sur cuesta $34 millones. Antes han dicho que costaba $35millones, luego 12, y ahora, en la vista, dicen que la reparación costaría $25 millones.

En la vista la AEE también admitió que las obras de reparación ya se están llevando a cabo y supuestamente van a estar listas para principios de agosto. “Eso significa que no hace falta el alquiler. Y se está reparando también la Unidad 2 de Aguirre, que va a estar lista en las próximas semanas”. Señaló además que el 82% del costo de reparación de Costa Sur lo cubriría FEMA y el seguro de la AEE.

Los trabajos de la Unidad 2 de la Central Aguirre están por completarse en las próximas semanas. Estas reparaciones añadirían 860 MW al sistema (410 MW Costa Sur 5, 450 MW Aguirre 2), que supera los 500 MW que la Autoridad insiste en contratar a través del alquiler de las unidades temporeras.

La AEE también fue confrontada con unas gráficas que ella misma había preparado sobre cuántas reservas necesita y tuvo que admitir que esas gráficas no incluían lo que va a aportar la Unidad 5 de Costa Azul y Unidad la 2 de Aguirre. Incluso admitió que no había tomado en cuenta utilizar otras unidades más pequeñas como Mayagüez y Cambalache. “Entonces dijeron que iban a someter una nueva grafica; o sea, están manipulando la información”, afirmó Sadeé Llorens.

En cuanto a cómo justificar el alquiler versus la baja de consumo, a preguntas del Negociado,los directores de la AEE informaron que la demanda energética en el país ha disminuido por el cierre de negocios, a raíz de la crisis del COVID-19. También aceptaron que la contratación de las unidades temporeras demoraría hasta finales de julio, por lo que no estarían disponibles tampoco en los próximos meses.

Otro elemento que ignora la AEE es la capacidad de generación. No se ha coordinado ni acordado con grandes consumidores, como lo serían las industrias y los centros comerciales, qué generación van a utilizar algunas de las industrias que ya tienen implantado ese sistema. Sadeé Llorens, explicó que eso es importante para el manejo de la demanda, ya que se puede llegar a acuerdos para programar el uso, de manera que no todos los consumidores entren a la vez a conectarse. “No lo han hecho y anunciaron que en mayo era que iban a empezar hablar de eso. Mientras, dijeron que necesitaban la contratación ya, y metieron presión”, denunció.

Tras la vista, el Negociado le impuso a la AEE someter información adicional y  documentos para la semana próxima. El licenciado Sadeé Llorens dijo que luego de esto los miembros del NE no tienen límite de tiempo para tomar su decisión. A preguntas de CLARIDAD sobre como vio la actitud de los comisionados, dijo: “Se notó un cuestionamiento e hicieron buenas preguntas, pero el problema no es hacer buenas preguntas, el problema es tomar decisiones firmes y claras”.

Aunque todavía el NE no ha autorizado el proyecto, la AEE ya lanzó una  petición de propuestas. Llama la atención que en la lista de concursantes, entre las primeras empresas que figuran están la empresa Seamens, que fue la compañía que hizo el Plan Integrado de Recursos (PIR) de la AEE, el cual descansa en el uso del gas; la General Electric (GE); la AES y la Eco Eléctrica y su matriz suplidora de gas, Naturgy.

En una revisión que Sadeé Llorens pudo hacer de documentos preliminares de la AEE encontró que no se pone un tope ni hay criterios para el precio que se va a pagar por el alquiler. Eso quiere decir que no hay límites en cuestión de tiempo ni figura que no se puede traspasar el título de propiedad.

En tanto, la portavoz de AERA, la activista Myrna Conty, cuestionó: “¿Por qué sacar $70 millones mensuales para algo que es temporero? Al cabo de los 18 meses serían $1,260 millones, y con la posibilidad de extenderlo, porque en este país lo temporero se vuelve permanente.  Si la demanda de energía ha bajado y tienen otras posibilidades más rápidas y económicas como reparar la planta de Costa Sur, esa inversión es innecesaria. Ese dinero se debe usar para energía renovable”.

La Alianza y Queremos Sol, divulgaron que información publicada por Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la UTIER, indica que los trabajos de Aguirre progresan según planificado y están por completarse, lo que minimiza el riesgo de que esta unidad no pueda entrar en funciones en las próximas semanas. Costa Sur, por otra parte, cuenta con un plan de trabajo que contempla los riesgos razonables a considerar.

La vista del 30 de abril fue anunciada sin espacio para la participación pública. Luego de que las organizaciones comunitarias y ambientales reclamaran su derecho a intervenir, el Negociado accedió con apenas horas de anticipación y con restricciones.

Tanto la Alianza de Energía Renovable Ahora y la coalición Queremos Sol exigieron al Negociado de Energía  que defienda el interés público y ordene a la AEEcancelar la licitación de las costosas unidades temporeras y a que complete sin dilación los trabajos de reparación de la Unidad 5 de Costa Sur y la Unidad 2 de Aguirre