En el 124 aniversario de la caída en combate de José Martí, 19 de mayo de 1895:José Martí en San Juan: una carta auténtica

Por Silvia M. Alberti Cayo / Especial para En Rojo

A Wilber, siempre conmigo, siempre con él.

A la memoria de Osiris Delgado, 

por conservar la carta.

A la memoria de Luis García Pascual, 

por el Epistolario

Fue muy gratificante, emocionante, haber podido leer la carta auténtica de José Martí que hoy se conserva en la colección de la Sala de Exhibición y Biblioteca Osiris Delgado de la Universidad Interamericana de Puerto Rico en su Recinto Metropolitano, desde 2012. Asistí a la inauguración de ese espacio y, desde entonces, manifesté a su propietario mi interés por conocer el documento. .

El Dr. Osiris Delgado Mercado, destacada figura de la cultura puertorriqueña contemporánea, recibió la carta de manos de su padre, el Sr. Francisco Delgado Rivera quien la recibiera también de su padre, el Sr. Pedro Delgado Villafañe, persona que tuvo acceso a la carta cuando residiera en las actuales Islas Bahamas. 

Esta carta demuestra la transparencia por parte del Partido Revolucionario Cubano, en especial de su Delegado, José Martí, en el control de los fondos monetarios destinados al financiamiento de la guerra que se preparaba para “lograr con los esfuerzos reunidos de todos los hombres de buena voluntad, la independencia absoluta de la Isla de Cuba, y fomentar y auxiliar la de Puerto Rico”, según reza en el primer artículo de las Bases del Partido, fundado el 10 de abril de 1892. (Martí, J, 2001, Obras completas (Edición digital) 1, 279. En lo sucesivo se citará OCED).

La carta firmada por José Martí, el 19 de agosto de 1892 y dirigida al Secretario del Cuerpo del Consejo de Key West, fue publicada en el Epistolario [de] José Martí, en la compilación, ordenamiento cronológico y notas de Luis García Pascual y Enrique H. Moreno Pla, editado por el Centro de Estudios Martianos en su Colección Textos Martianos y la Editorial de Ciencias Sociales del Instituto Cubano del Libro en 1993, entre las páginas 196 y 197 del tercer tomo. Aparece, al final del texto, la siguiente nota: Archivo del Centro de Estudios Martianos. Cotejada con una fotocopia del manuscrito original. Según esta fuente, carta manuscrita en papel con membrete del Partido Revolucionario Cubano. 

Texto íntegro de la carta

Delegación del Partido Revolucionario Cubano (1)

Nueva York (2), 19 de agosto de 1892. (3)

Señor Secretario (4) del Cuerpo de Consejo (5) de Key West (6)

Señor Secretario:

Ruego con esta fecha a la tesorería del Partido (7), que remita a Ud. copia de la lista de firmas recogidas por esa delegación desde la creación del Tesoro del Partido, en cumplimiento a la demanda de Ud. al hacerse cargo de esa Secretaría.

Ruego a Ud. a mi vez que – al remitir a la Delegación nota mensual de las sumas colectadas para fondos de acción, y los fondos, cuando por encargo de esta Delegación no hubiesen debido aplicarse allí directamente, se sirva -con rigurosa regularidad- enviar nota de la suma que quede en poder de cada Club (8) para fondos de guerra (9). Este conocimiento es indispensable para el cálculo repentino en un momento dado; y la vigilancia en este punto mantendrá vivo el estímulo entre los Clubs para enriquecer los fondos de guerra.

Ruego así mismo que – a vuelta de correo, para incluirla en un documento público importante, me envíe esa Secretaría la lista de las asociaciones patrióticas de esa localidad (10).

Saludo a Ud. con mi sincera estimación,

 El Delegado (11)

 José Martí 

Notas explicativas:

(1) Delegación del Partido Revolucionario Cubano. (Membrete). Delegación conformada por José Martí, Delegado y Tesorero, Benjamín Guerra. Electos el 8 de abril de 1892.

(2) Sede. Oficina de 120 Front Street, New York.

(3) 19 de agosto de 1892. El primer documento fijado para abordar el aspecto económico de la preparación de la guerra data del mes de julio, siendo este que se presenta uno de los primeros que aborda el asunto.

(4) Señor Secretario, [Gualterio García y Barrios]. (Fotografía de Grupo, G.G.B. a la izquierda de José Martí en guarda de la Iconografía martiana, de Gonzalo de Quesada y Aróstegui). Nació en Camagüey, alrededor de 1864 y era hijo de Manuel García y Martínez y de Rosalía Barrios y Guevara. Cuando residía en Cayo Hueso fue uno de los jóvenes que integraron la Comisión encargada de invitar a Martí para que visitara este lugar y les hablara a los emigrados cubanos de allí, colaboró arduamente con Martí en la fundación de clubes patrióticos, en la constitución del Partido Revolucionario Cubano y, más tarde, fue Secretario del Cuerpo de Consejo de Cayo Hueso [1 de agosto de 1892 – 8 de abril de 1893]. Su amor a Cuba le ganó la amistad y confianza del Maestro, como lo reflejan las cariñosas cartas que le dirigiera a seguido. Al estallar la Guerra de Independencia no le fue permitido entregarse a las fuerzas que combatían en la Isla, como era su deseo, pero, no obstante continuó colaborando con la delegación con gran entusiasmo y, al finalizar la contienda bélica, regresó a la patria y se radicó en La Habana, cuidad en la que desempeñó un modesto puesto de empleado público, del que posteriormente fue cesanteado por defender a un trabajador con el que se había cometido una injusticia. Desilusionado de todo se suicidó con un arma de fuego. Íntimamente, contrajo matrimonio con Josefa López y Vázquez de cuya unión nacieron cuatro hijos: Raquel, Rosalía y Araceli. Gualterio murió soltero. Falleció en La Habana a los 42 años de edad. (Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús. El Vedado, La Habana, Lo 10, Fo. 321, No. 1023). 

 (5) Cuerpo de Consejo. Explicamos a partir de los Estatutos secretos:. § 2: El Partido Revolucionario Cubano funcionará por medio de las Asociaciones independientes, que son las bases de su autoridad, de un Cuerpo de Consejo constituido en cada localidad con los Presidentes de todas las Asociaciones de ella, y de un Delegado y Tesorero, electos anualmente por las Asociaciones. § 7. Cada Cuerpo de Consejo elegirá un Presidente y un Secretario, que recibirán y distribuirán entre los Presidentes de las Asociaciones las comunicaciones del Delegado, y autorizarán las comunicaciones que los Presidentes de las Asociaciones deseen dirigir al Delegado. 

(6) Key West. En español, Cayo Hueso, está situado al sur del actual estado de Florida, Estados Unidos de América. Es el nombre original de la isla dado por exploradores españoles. Se dice que este nombre proviene del hecho de que la isla estaba llena de restos (huesos) de anteriores habitantes, que habían utilizado el territorio como cementerio.

La tesorería del Partido. Explicamos a partir de los Estatutos secretos. § 6. Los deberes del Tesorero son: 1. Visar todos los pagos que el Delegado autorice. 2. Llevar las cuentas de los fondos recibidos y de su distribución. 3. Responder de los fondos que por el Delegado se le entreguen en depósito. 4. Rendir, en unión del Delegado, cuenta anual de la inversión.

(8) Clubes. Asociaciones políticas que le sirvieron de base al Partido Revolucionario Cubano.

Fondos de guerra. Fondos dedicados a sufragar la guerra que comenzaría el 24 de febrero de 1895. José Martí perdió su vida en combate el 19 de mayo de ese año.

Asociaciones patrióticas de Key West: Convención Cubana, Juan Millares, Liga Patriótica Cubana, Ignacio Agramonte No. 2, José González Guerra, Unión y Libertad, San Carlos.

José Martí fungió como Delegado del Partido Revolucionario Cubano entre 1892 y 1895.

Dos consideraciones formales que pueden señalarse son, por una parte, que siendo el tema abordado en esta carta de carácter estrictamente administrativo en el período preparatorio de la “guerra necesaria”, pueden ser apreciados rasgos distintivos de la escritura martiana: cada párrafo del cuerpo de la misiva comienza con la forma verbal “ruego”; esta reiteración, muy característica de la escritura martiana, manifiesta como vertientes la intención de dar énfasis a la necesidad de atención a las solicitudes y, en cuanto al léxico, el empleo de una voz con una gran carga de mesura para dirigirse al destinatario. Por otra parte, la corrección del trato como remitente es que observando los fines y extensión de la carta, Martí no omite ninguno de los componentes estructurales del género epistolar; esto revela su consideración hacia el receptor del mensaje.

Especial agradecimiento al Dr. Ibrahím Hidalgo Paz, Director del Equipo de Investigaciones Históricas del Centro de Estudios Martianos, por facilitar información acerca de la publicación de la carta. 

Sea esta carta un documento más para el conocimiento de la gran labor de José Martí como Delegado del Partido Revolucionario Cubano.

Hoy, citando los conocidos versos de Doña Lola Rodríguez de Tió: “Cuba y Puerto Rico son/ de un pájaro las dos alas / reciben flores y balas / en un mismo corazón”, estas tierras antillanas han de ser las dos alas de un pájaro que emprenda el vuelo hacia un futuro mejor. 

Estas páginas son un extracto de la ponencia presentada en el Coloquio Internacional La guerra necesaria. Organización e inicio, en el Centro de Estudios Martianos de La Habana, Cuba.

La autora es estudiosa independiente de la vida y la obra de José Martí