Entrevista a James Counts Early:“Los estadounidenses liberales ven la situación de Puerto Rico desde la perspectiva de los derechos civiles”

 

Por Cándida Cotto/CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

La sensibilidad que ha despertado en muchos sectores liberales del pueblo estadounidense las carencias que dejó al descubierto por toda la isla el embate del huracán María es una oportunidad para educar a la población de Estados Unidos (E.E. U.U.) respecto al problema político estructural de Puerto Rico, considera el activista afronorteamericano James Counts Early.

El reconocido activista, quien dirigió durante la década de los 70 del siglo pasado el Comité de Solidaridad con Puerto Rico en Washington D.C., estuvo la semana pasada de visita en la isla, invitado por el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), en ocasión de su 15.º aniversario. 

En entrevista con este semanario, al hacer una breve comparación entre el apoyo de aquellos años 70 y el momento actual, Counts Early reseñó que en aquel momento el Partido Socialista Puertorriqueño (PSP) tenía un ala bien organizada en Estados Unidos y que era parte de un floreciente movimiento radical de esa generación, a la cual él pertenecía, que estaba enfocada no solo en la transformación de la democracia a su interior, sino también a los movimientos de independencia de los países africanos, estimulados mucho antes por la Revolución Cubana. Observó que esas relaciones se dieron también con otros sectores del independentismo en Puerto Rico, como el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), el Partido Comunista, el Partido Nacionalista y con figuras intelectuales.

Pasado ese momento —dijo—, con  la desaparición del PSP bajó ese nivel de apoyo y las esferas de educación al público estadounidense. No obstante, considera que en este siglo XXI y después del devastador huracán María, esto abrió un estímulo para un nuevo discurso al público, que está al margen de los sectores radicales o de la izquierda. Describió que la actitud de este público para con los puertorriqueños es de los pobres puertorriqueños. Esto, provocado además por las manifestaciones racistas del presidente Donald Trump, a su juicio abre una perspectiva entre los más liberales y en algunos socialdemócratas en el Congreso de E.E. U.U. para empezar, aunque de manera limitada, una conversación y para entender la relación estructural entre Estados Unidos y Puerto Rico. Expuso que los estadounidenses liberales ven la situación de Puerto Rico desde la perspectiva de los derechos civiles. Esto no permite ver la problemática fundamental estructural, en relación con las perspectivas de Naciones Unidas (ONU), que se extienden a las responsabilidades del Congreso de E.E. U.U., para con el pueblo puertorriqueño y su derecho a expresarse sobre su propio destino.

En esa línea expresó en que la poca atención del Congreso hacia Puerto Rico responde tanto a indiferencia como a la presión de intereses económicos y puntualizó que no hay un discurso público sobre el rol de las compañías que están explotando las ventajas que le facilita la colonia, tanto en Puerto Rico como en otros territorios.

Counts Early hizo la aclaración de que a pesar de la expresión de solidaridad humana de sectores estadounidenses hacia el pueblo puertorriqueño luego del huracán, esta no reflejan un entendimiento de la relación colonial. Esa respuesta es algo que los diversos sectores de la isla deben aprovechar, en particular el independentismo, para ampliarles y profundizar su entendimiento respecto a Puerto Rico.

 

James Early conversa con Candidad Cotto de CLARIDAD/ Foto. Alina Luciano

“Es nuestra responsabilidad como seres humanos colaborar con otros seres humanos. Tenemos la responsabilidad de entender la relación estructural y asociarnos con los sectores puertorriqueños que se quieren expresar con los protocolos de la ONU”, señaló refiriéndose a los procesos descolonizadores establecidos por esa entidad.

El activista, quien cuenta con una amplia trayectoria de trabajo en el campo de la gestión cultural comunitaria, explicó sobre las fuerzas progresistas en E.E.U.U., que “realmente” los liberales que quieren apoyar a Puerto Rico después del huracán están respondiendo a dos perspectivas: una, humanista, de que “los pobres puertorriqueños necesitan ayuda de este país grande que tiene mucha riqueza”, y otra, que responde a la política vulgar racista de la administración de Trump contra los puertorriqueños, la misma que contra los inmigrantes de América Latina. Counts Early rechazó de manera categórica que se permitan estas dos perspectivas.

Frente a este panorama, sugirió que dentro de Puerto Rico, sus diversas fuerzas se asocien con otros sectores estadounidenses, más allá de las fuerzas progresistas o liberales, para ofrecer un mayor entendimiento de la relación entre Puerto Rico y Estados Unidos. Trajo el ejemplo de la alcaldesa de San Juan, quien es miembro del comité más progresista del Partido Demócrata. El activista destacó que tras el huracán, por la crisis económica, la corrupción y el control de la Junta de Control Fiscal (JCF), ahora millones de estadounidenses están enfocados en Puerto Rico a través de los medios y están descubriendo que la isla es más que playas.

Counts Early entiende que el reto para las fuerzas políticas independentistas aquí en la isla y en E.E.U.U. es plantearse cómo se puede utilizar esa atención, con quiénes hay que asociarse en términos ideológicos y cuáles son las fuerzas políticas más progresistas que pueden apoyar el que Puerto Rico pueda ejercer su derecho a la libre determinación. Por parte de las fuerzas estadounidenses, aclaró que se trata de complementar la agenda del país, no de determinar la agenda del país.

Sobre el escenario en Estados Unidos bajo la presidencia de Trump, el afroamericano, expresó que Trump representa no solo en E.E. U.U., sino alrededor del mundo, “una vulgaridad” de las clases élites explotadoras, de una orientación abierta racista, antifeminista y homofóbica. “Es un momento de crisis de la democracia, de la burguesía. Es un ataque sobre muchas décadas de los logros de las clases populares”. Señaló que en E.E. U.U. varios grupos se están organizando para resistir y defender sus logros; pero no entienden que la situación es una más profunda, sistémica. El hecho de que se repitan las posturas de Trump con personajes como Bolsonaro en Brasil, Macri, en Argentina, Duarte en Colombia, los ataques a Venezuela, Bolivia y Nicaragua, al igual que otros personajes en Europa, son prueba de ello. Frente a esta situación apeló a la importancia de que la organización civil no se enfoque sobre un individuo ante los intereses imperiales de controlar el mundo.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.