Entrevista a Sumood Abu Khidier: ” La tierra es nuestra”

Por Cándida Cotto/CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

La tierra es nuestra, AI ard Lana (en árabe), es el grito que a diario lanza el pueblo palestino frente a las agresiones y el robo de su tierra que comete contra ellos el estado de Israel. Así lo reafirma la joven palestina Sumood Abu Khidier, fundadora junto a compañeros de la Universidad de Palestina, en Ramala, de la organización AI ard Lana.

Abu Khidier estuvo de visita en la isla durante varios días para dar a conocer la realidad que vive el pueblo palestino a manos del gobierno del Estado de Israel. Su visita coincide con la celebración que hace el pueblo palestino del 30 de marzo, Día de la Tierra Palestina. El propósito de AI ard Lana es ayudar a las personas que son desalojadas de sus casas por el gobierno de Israel. La práctica del gobierno de Israel es imponer que las personas desalojadas de sus casas y de sus tierras pierdan todas sus pertenencias sin ser compensadas de ninguna manera. La activista, quien es graduada de Periodismo y Ciencias Sociales, vive en Jerusalén y trabaja en particular con jóvenes y mujeres. Expresó que parte del trabajo está dirigido a que ambos grupos desarrollen su identidad, sepan cómo defenderse y entiendan su realidad. 

La ocupación que ha hecho el estado de Israel del pueblo Palestino —describió— es una en sumo estranguladora y represora: “Ellos intervienen con mucha gente, la represión que existe es bien ruda”. De hecho, durante toda la entrevista, Abu Khdier siempre se refirió a Israel como “ellos”. La represión, tanto contra las personas como contra las organizaciones, es tan fuerte que, por ejemplo, aun la Marcha del Retorno, que se lleva a cabo todos los viernes en la franja de Gaza y moviliza a un millón de personas, se organiza mediante una red. No se puede decir que son esfuerzos unitarios para evitar el ataque a las organizaciones. 

CLARIDAD le preguntó sobre la opinión que tenía el pueblo palestino del reciente informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que dice que Israel “pudo” haber cometido crímenes de guerra durante estas protestas el pasado año. La joven sonríe sarcástica y responde: “Esta no es la primera vez que la ONU dice eso. La ONU define lo que está ocurriendo como un conflicto, no como una ocupación. Lo han dicho anteriormente; no significa nada porque no dice la realidad de que nos siguen matando, abusando, encarcelando; o sea, que es de la boca para fuera”. Denuncia, además, que la ONU ha emitido más de una docena de resoluciones censurando la política de Israel y nada cambia. 

La activista palestina recalcó que la postura de Israel es que no reconoce que su presencia en lo que era toda Palestina es una ocupación y que no es simplemente un conflicto. “Mientras ellos hacen y deshacen, la ONU no hace nada”. 

Respecto a la acción de la ONU de reconocer a Palestina en el organismo como “país observador” señaló que para los palestinos esto no significa nada, ya que rechazan su postura de que lo que existe entre ambos pueblos es un conflicto y no una ocupación: “No, Israel es un poder de ocupación en el territorio palestino. Israel no quiere un pedazo. Ellos creen que Palestina les pertenece. Palestina es el país, y era el país antes de que se creara Israel. Nosotros los palestinos no estamos luchando solo por un pedacito. Queremos que nos devuelvan a Palestina. ¡Es una ocupación!”, exclamó en tono enérgico la joven. 

 Señaló que no es cuestión de territorio y recordó que en el 1948 Palestina fue dividida, que se le entregó a Israel el 58% del territorio y el otro 42% a los palestinos. “Este 42% ya no existe, queda menos del 15%”. La política del estado israelí es la de desalojar a los palestinos de sus tierras bajo la excusa de que es necesario para propósitos militares. Abu Khidier continuó diciendo que Israel quiere destruir la resistencia palestina, además de robarles el territorio. Los israelitas controlan todo, desde la educación, la economía, “y aun con eso no han podido, ni podrán jamás destruir el pueblo palestino”. 

En la actualidad, dentro de Israel viven seis millones de palestinos y otros seis millones fuera de Israel. Los palestinos que viven dentro de Israel tienen una vida dura. La joven comparó que al igual que en Puerto Rico, los palestinos en Israel, son sometidos a una educación colonizadora. Que no les dejan arreglar sus casas, la mayoría de ellas construidas antes de 1948, y se les impide cualquier progreso económico. Otro hecho patente de esta actitud es el bloqueo a la conocida Franja de Gaza, la cual describió como una prisión en donde viven más de un millón de personas en estado de pobreza. 

Para Abu Khidier la posibilidad de hacer retroceder a los israelitas atendiendo el asunto mediante negociación o diálogo no es posible: “Yo creo, que esta gente cogió nuestras tierras violentamente, creo que lo que te tomaron de manera violenta lo recobras a la fuerza. No hay otra forma, no hay negociación con la ocupación de los palestinos. Ese es el problema con la Autoridad Palestina, que está negociando con los que han tomado las cosas a la fuerza, con los que están matando a los palestinos, los que están arrestando a los palestinos. Eso no se negocia.”, expresó la joven palestina cuyo padre, Nasser Abu Khidier, salió de prisión hace un mes, tras 20 años encarcelado. 

A preguntas de CLARIDAD sobre qué puede significar el resultado de las elecciones en Israel este 9 de abril, reaccionó: “Todos dicen hay que matar a los palestinos, que hay que sacarlos. Nosotros sabemos que esa tierra nos pertenece. Ellos se creen sus propias mentiras, es la forma que ellos funcionan. Nosotros sabemos que esto es nuestro”. 

Lo que sí parece ser un arma contra Israel, es el boicot internacional que promueven organizaciones en el mismo Israel y fuera de él. “Lo que les da a ellos el poder es la economía. Consecuentemente, están atacando a las personas que promueven el boicot”.
Manifiesta que Israel arresta a más de 100 personas por día y cualquiera expresión de resistencia es atacada. En un ejemplo del control económico que ejerce el estado israelí sobre los palestinos, relata la experiencia de un amigo que tenía una finca próspera sembrada de hongos (zetas), y cuando el gobierno se percató, la destruyó y lo arrestó. “¿Cómo quieren que nosotros nos sentemos a negociar? ¿Cómo nos vamos a sentar a negociar con una gente que hace esto?”, exclamó. 

Los menores de edad tampoco escapan a la represión. Sobre el particular Abu Khidier denuncia que el gobierno de Israel “arresta niños todos los días. La política es que arrestan palestinos. No les importa si tienen cinco años, ocho años o cincuenta años; en la mentalidad de los ocupadores es arrestar a cualquiera.” Precisó que a partir de los catorce años, la juventud palestina puede ser encarcelada como adultos. Hay más de una docena en prisión. 

Para concluir, Abu Khidier comparó la lucha del pueblo palestino con la del pueblo puertorriqueño. “Nuestras luchas son similares, estamos confrontando el mismo monstruo, estamos confrontando el imperialismo, estamos confrontando el capitalismo, el colonialismo. Ellos (se refiere a Israel) quieren usarnos, tomar nuestras tierras, sin pensar en los seres humanos. Lo que ellos no entienden es que están fomentando en nosotros ese deseo de luchar. Lo que hace esa conducta hacia nosotros es que fomenta y ahonda nuestros deseos de luchar contra ese sistema”.