Estado de emergencia por violencia de género: “Cada siete días una mujer es asesinada”

Por la Redacción

Líderes y portavoces de grupos feministas adelantaron los aspectos que se proponen presentar este miércoles cuatro de septiembre, en una reunión con la gobernadora Wanda Vázquez Garced, con el objetivo de que se declare un Estado de Emergencia Nacional por la Violencia de Género. Según informaron en una reunión previa la Gobernadora les solicitó que presentaran cinco medidas para atender la crisis provocada por la violencia de género, que en este año ha provocado el asesinato de 11 mujeres por violencia de pareja, con 3 casos en los que se sospecha violencia de pareja, y 15 ¨bajo investigación¨.

Las propuestas, las cuales fueron desarrolladas por la Colectiva Feminista en Construcción, Taller Salud, Proyecto Matria, el Movimiento Amplio de Mujeres de Puerto Rico, Coordinadora Paz para las Mujeres, Partido Independentista Puertorriqueño y el Movimiento Victoria Ciudadana, incluyen asuntos puntuales que se podrían implantar inmediatamente, así como otras que requieren coordinaciones más complejas.

La portavoz de la Colectiva feminista, Zoan Dávila, señaló que en la pasada reunión, la gobernadora solicitó a cada organización cinco medidas para ser incluidas en la Declaración de Emergencia. “Aunque durante los pasados años, organizaciones han presentado propuestas concretas sobre cómo atender este tema, hemos consensuado propuestas serias, viables, y urgentes. Esta propuesta recoge la declaración del Estado de Emergencia y requiere la implantación inmediata de al menos cinco acciones concretas para la paz y la vida de las mujeres, una gestión impostergable de parte del gobierno”, expresó.

Las feministas reclamaron que el documento contiene propuestas para cinco ejes, las cuales entienden se deben atender de inmediato. Estos son: Campañas de Prevención, Educación, Seguridad, Techo Seguro y, Cero Impunidad. En cuanto a la propuesta, las organizaciones resaltaron la necesidad de implantar nuevamente un currículo de perspectiva de género no solo en las escuelas, sino también en las agencias que ofrecen servicios a sobrevivientes de violencia de género.

“Urge reintegrar la educación con perspectiva de género en el currículo de escuelas públicas, adiestramientos intensivos a los policías estatales y municipales, fiscales, jueces, juezas y todas las personas que intervienen en la investigación y denuncia de estos delitos”, señaló, Ámarylis Pagán, portavoz de Proyecto Matria. Observó que todos los modelos internacionales afirman la importancia de campañas amplias, claras y consistentes a favor de la equidad y en contra de la violencia hacia las mujeres, por lo que en definitiva les parece que es urgente el diseño de una campaña que logre visibilizar el compromiso social de cero tolerancias a la violencia de género que tiene que promover el estado.

Otro aspecto importante a resaltar de la propuesta presentada por las organizaciones es la de Cero Impunidad. Según Vilma González Castro, directora ejecutiva de Coordinadora Paz para las Mujeres, ¨el alto número de asesinatos y desapariciones de mujeres sin esclarecer, que solamente se reporte el 2% de las agresiones sexuales y que haya miles de “Safe kits” sin analizar, abona a la impunidad que aumenta las condiciones de peligro que enfrentamos las mujeres¨.

González Castro explicó que el maltrato va escalando cuando una mujer llama para denunciar un acto de violencia entre pareja, las autoridades no acuden o, si llegan, esa mujer corre el riesgo de no conseguir que se detenga el maltrato. ¨El próximo acto será más violento. Es posible que esa violencia trascienda el ámbito doméstico. Es una crisis que ha resultado en un estado de emergencia nacional¨, afirmó.

Al respecto Sara Benítez, del Movimiento Amplio de Mujeres, expuso que desde su experiencia en el trabajo con mujeres víctimas de violencia doméstica, violencia sexual y acecho permea la percepción de impunidad y burocracia en el sistema de justicia, la ausencia de seriedad al tomar y diligenciar las denuncias en la Policía, la carencia de apoyo por parte de patronos a sobrevivientes y un sentido bastante generalizado de agobio ante las prácticas de instituciones como el Negociado de la Policía (NP), el Departamento de la Familia (DF) y en los tribunales. ¨Por eso, el Departamento de Seguridad Pública tiene que atender con premura el esclarecimiento de casos de mujeres desaparecidas en el país. Debe, darle prioridad a la búsqueda de agresores que tienen órdenes de arresto y/o juicios pendientes en casos relacionados a violencia doméstica y sexual”, añadió Benítez.

Ante la reunión las organizaciones tienen la espectativa de que la Gobernadora y su equipo de trabajo hayan evaluado las propuestas presentadas y ordene la implantación de estas junto a la declaración de Estado de Emergencia.

“Declarar a Puerto Rico en estado de emergencia nacional por violencia machista es un paso imprescindible y que urge para enfrentar la crisis de violencia que enfrentamos. Cada siete días una mujer es asesinada. No podemos esperar más. Hemos hecho el trabajo con la prontitud y la urgencia que lo amerita y esperamos que la Gobernadora asuma su rol con la misma responsabilidad con que nosotras lo hemos hecho”, culminó Lourdes Inoa Monegro de Taller Salud.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.