spot_img

Estados Unidos presiona a países de la región para atacar a Cuba

Corresponsal CLARIDAD

 

La Habana, Cuba-El gobierno de los Estados Unidos estaría presionando a países de América Latina y el Caribe para que se sumen a su campaña de ataques contra Cuba, tras las protestas registradas el pasado 11 de julio en el país caribeño.

Así lo denunció a inicios de esta semana el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, quien reveló la supuesta existencia de un documento circulado por el gobierno estadounidense a varios países de la región para que se pronuncien en contra del gobierno cubano y en apoyo a los disturbios ocurridos recientemente en la isla.

Periodistas en conferencia de prensa con el Canciller. Foto: Luis De Jesus/CLARIDAD

“El Departamento de Estado de Estados Unidos ha venido presionando a varios países, particularmente de América Latina y el Caribe para que estos se sumen [y] apoyen una declaración injerencista sobre Cuba, que sabemos, con total seguridad, que fue redactada por funcionarios del Departamento de Estado”, sostuvo en una conferencia de prensa el director para América Latina y el Caribe de la Cancillería cubana, Eugenio Martínez Enríquez.

Según el funcionario cubano, la declaración “es parte de la campaña político comunicacional fabricada, financiada y desarrollada en y desde EE.UU. hacia Cuba que precipitó los acontecimientos del pasado 11 de julio.”

Desde hace más de una semana, altos funcionarios de La Habana han exigido a Washington reconocer su papel en la campaña del #SOSCuba desatada en redes sociales y que tuvo su punto de inflexión en las recientes protestas en las que se dieron actos vandálicos y de violencia.

Martínez Enríquez sostuvo que “el papel principal y rector de EE.UU. en la campaña contra Cuba está demostrado” y criticó lo que catalogó como una “proliferación de funcionarios norteamericanos que se presentan a cámaras para supuestamente enviar mensajes al pueblo cubano”.

 En días recientes, el presidente estadounidense, Joe Biden, denominó a Cuba como un “estado fallido”, en lo que supone la declaración pública más dura del mandatario contra la isla desde su llegada a la Casa Blanca. El líder Demócrata, cuyo gabinete lleva más de seis meses “revisando” su política hacia Cuba, rechazó la supuesta falta de libertades en la mayor de las Antillas y expresó su apoyo a las protestas.

Por su parte, el gobierno cubano ha dicho en reiteradas ocasiones que “detrás de esa campaña pública de supuesta preocupación por el pueblo cubano hay un plan oscuro, bien calculado y tenebroso que EE.UU. viene desarrollando con acciones como estas, buscando cumplir sus anhelados objetivos con relación a Cuba”.

spot_imgspot_img
spot_img

Related Articles

Traducir»