Estudian el impacto social, económico y salud mental de la pandemia

Un estudio del Centro de Investigación Clínica y Promoción de la Salud (CICPS) del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (RCM-UPR) reveló que a pesar de los planes de distribución por fases basados en el riesgo y la distribución gratuita de vacunas, las personas con un ingreso superior a $60,000 tenían más del doble de probabilidad de ser vacunadas (46% vacunados) en comparación con las personas con un ingreso inferior a $20,000 (19% vacunados).

Según dio a conocer el RCM en comunicado de prensa el estudio poblacional PREPCOVI (Puerto Rico-Evaluación Epidemiológica y Prevención para COVID-19 e Influenza) evaluó la prevalencia y distribución geográfica de COVID-19 e Influenza a lo largo del tiempo y abordó temas tales como el impacto social, económico y salud mental durante la pandemia, así como la vacunación contra el COVID-19.

El estudio se hizo en colaboración con el Departamento de Salud (DS) el Negociado de Telecomunicaciones y empresas de telecomunicaciones. Se utilizaron enfoques tecnológicos novedosos y actualizados para permitir una vigilancia continua a gran escala.

“Entre 4,655 participantes reclutados en PREPCOVI desde noviembre de 2020 al 31 de marzo de 2021, encontramos 98 casos confirmados (RT-PCR positivos) que representan el 2.1% de la población del estudio y 292 casos totales (confirmados / probables) (6.3%) desde el cierre hasta el 31 de marzo de 2021. Dado que muchos casos potenciales pueden no haber sido evaluados o que las personas pueden no saber o informar el tipo de prueba que le realizaron, las personas se consideraron casos probables si informaron haber dado positivo en cualquier prueba o por síntomas clave, similar a un estudio publicado. Las personas más jóvenes (21-49) tenían más probabilidades de haber sido clasificadas como un caso positivo de COVID-19 en comparación con las personas mayores de 50 años, y parecía haber una mayor prevalencia en la región noreste”, explicó Marijulie Martínez Lozano, epidemióloga y bioestadística de PREPCOVI.

 

Vacunación COVID-19

Entre los 2,884 participantes evaluados entre el 1 de enero al 31 de marzo de 2021 que proporcionaron información sobre vacunación, el 33.0% recibió una o más dosis (el 15.0% recibió una dosis y el 18.0% recibió dos dosis).

A pesar de los planes de distribución por fases basados en el riesgo y la distribución gratuita de vacunas, parece haber importantes limitaciones para la distribución equitativa de las vacunas. Las personas con un ingreso superior a $60,000 tenían más del doble de probabilidad de ser vacunadas (46% vacunados) en comparación con los que respondieron tener un ingreso inferior a $20,000 (19% vacunados).

Entre los participantes con un título de escuela secundaria o más, el 36.9% se vacunó en comparación con el 18.7% que posee menos de una escuela secundaria. La mayor frecuencia de vacunación reportada fue en la región de Bayamón, con 35.7% vacunados y la región de Mayagüez con 35.1% vacunados. El menor porcentaje de vacunación se observó en la región de Fajardo (23.9%).

Después de completar la encuesta primaria, 1,234 (42.1%) participantes de PREPCOVI acordaron responder uno de los tres módulos opcionales que evalúan la progresión de COVID-19 y los factores de riesgo/preventivos; Conocimientos, actitudes y prácticas; e Impacto social, económico y de salud mental.

La doctora Kaumudi Joshipura, investigadora principal y directora del CCRHP, presentó los siguientes datos: Entre los 1,234 participantes, el 57.0% respondió a los factores de riesgo y preventivos de COVID-19 y de esos, el 31.7% se vacunó (15.9% una dosis, 15.9% dos dosis). La mayoría fueron vacunados en un centro de vacunación (34.3%), o en un hospital o centro médico (22.7%); el 50.2% informó haber recibido la vacuna Pfizer y el 48.4% Moderna. De los vacunados, el 49.1% (n = 105) de los participantes informaron sufrir efectos secundarios a corto plazo, y el 51.4% de los encuestados experimentaron efectos secundarios después de la primera dosis, el 29.5% después de la segunda dosis y el 19.1% después de ambas dosis. Entre todos los vacunados, el 26.8% informó dolor en el lugar de la inyección como el principal efecto secundario.

Entre los 320 participantes que respondieron preguntas sobre Conocimientos, Actitudes y Prácticas sobre COVID-19 e Influenza, el 65.3% informó no estar vacunado. De estos, el 71.8% está dispuesto a vacunarse contra el COVID-19, el 19.9% no está seguro y el 6.8% no está dispuesto a vacunarse contra el COVID-19. Para aquellos que no están dispuestos a vacunarse, la razón principal fue la preocupación por el impacto en la seguridad y la salud de las vacunas COVID-19 disponibles. De los participantes no vacunados, el 44.9% dijo que calificaba para recibir la vacuna según la edad, la salud o los criterios laborales. Entre los trabajadores del sector de la salud, el 78.4% de los participantes recibió al menos una dosis de la vacuna COVID-19, en comparación con el 32.1% de otros trabajadores esenciales y el 19.0% de otros respondedores.

Salud mental

PREPCOVI también evaluó el impacto social, económico y de salud mental durante la pandemia. Un total de 211 participantes respondieron este módulo de enero a marzo. De estos participantes, el 48.8% informó haber estado de moderada a extremadamente preocupado por infectarse con COVID-19 en los últimos 30 días.

En términos de evaluación de salud mental auto informada durante los últimos 30 días, el 43.1% se sintió muy a moderadamente ansioso y el 29.9% se sintió triste / deprimido. Además, el 45.5% se sentía extremadamente nervioso a moderadamente, el 40.3% exhausto. Mientras que el 50.5% de los encuestados habían informado que ellos o un miembro de la familia experimentaron una reducción en la capacidad de ganar dinero debido a la pandemia de COVID-19 en los últimos 30 días. Además, el 17.6% informó que ellos o un familiar perdió su trabajo o fue despedido en los últimos 30 días.

El consumo de drogas

Como parte del estudio también se preguntó a los encuestados sobre el consumo de sustancias en los últimos 30 días. Entre los 211 participantes, el 44.1% no bebe alcohol, el 98.6% no ha utilizado opioides y el 92.4% no ha utilizado cannabis. Sin embargo, el 14.2% respondió que en los últimos 30 días bebieron alcohol varias veces a la semana o más y el 4.8% consumió cannabis. En general, el 76.8% nunca ha consumido sustancias legales / ilegales o medicamentos recetados.

Los investigadores exhortaron a la población a participar del estudio y compartir esta información y el enlace del estudio (https://redcap.link/prcovid) con familiares, amigos y compañeros de trabajo.

“Este estudio es muy importante ya que nos ayuda a comprender la situación del COVID-19 y su impacto, así como la distribución y los desafíos de la vacunación en Puerto Rico”, expuso la doctora Joshipura.

El estudio PREPCOVI utiliza enfoques tecnológicos novedosos y actualizados para permitir una vigilancia a gran escala. Algunas personas pudieran recibir un mensaje de texto del número (787) 493-9302 invitándolos a participar del estudio con el siguiente anuncio: “Se parte de este estudio tan importante para Puerto Rico, PREPCOVI. Consiste en un cuestionario anónimo y seguro de 5 minutos sobre COVID-19 e Influenza. La UPR y el Departamento de Salud te invitan a presionar el enlace para participar… ”.

 

 

 

Related Articles

Un primero de mayo diferente

CLARIDAD ccotto@claridadpuertorico.com Aunque por segundo año consecutivo la pandemia del Covid-19 impidió una manifestación en las calles, en esta ocasión cientos de miles recorrieron el Área...

El techo es un derecho

CLARIDAD ccotto@claridadpuertorico.com Como una “bomba de tiempo”, describió la directora ejecutiva de Ayuda Legal Puerto Rico (ALPR) licenciada Ariadna Michelle Godreau Aubert, la posibilidad de ejecuciones...
Traducir»