Inicio Nación Noticias Estudiantes de la UPR en Río Piedras ponen fin a la huelga

Estudiantes de la UPR en Río Piedras ponen fin a la huelga

Foto por: Axel Torres

 

CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

Los planetas parecen estar alineándose en el sistema de la Universidad de Puerto Rico (UPR). El estudiantado del primer centro docente, Recinto de Río Piedras, levantó su huelga el miércoles, 24 de noviembre, tras llegar a varios acuerdos con la administración.

A fines del mes de noviembre el estudiantado de los recintos de Mayagüez, Humacao, Cayey y Bayamón aún se mantenían en proceso huelgario.

La presidenta del Consejo General de Estudiantes (CGE) de Río Piedras, Fabiana Marini Martínez, y el representante estudiantil ante la Junta Universitaria del recinto, Delvin Caraballo Rodríguez, dieron a conocer que el estudiantado exigió mayor oferta académica en modalidad presencial, espacios de estudio y bibliotecas con horarios extendidos, transparencia y rendición de cuentas con el estatus de las residencias universitarias, expresiones del rector en contra del cierre de recintos, del plan fiscal y los recortes presupuestarios, así como expresiones a favor de una reforma universitaria. A esto se añadió durante las negociaciones el que los estudiantes puedan comunicarse con el profesorado y solicitarle una extensión de tiempo para entrega de los trabajos que fueron asignados desde el 27 de octubre hasta el día de finalizada la huelga.

Caraballo Rodríguez confirmó a CLARIDAD que desde el lunes, 29 de noviembre, se reanudaron clases y servicios administrativos presenciales. Al momento, solo un 7 % de los cursos se ofrecen de manera presencial. El acuerdo al que se llegó fue que para el próximo semestre se tendrá el 54 % de los cursos presenciales, lo que se traduce en un 73 % de los cursos que fueron diseñados para ofrecerse de manera presencial.

El otro acuerdo fue la creación de un comité para auscultar a largo y corto plazo un remedio para los estudiantes que necesitan vivienda. Recordó que en el 2018, la administración cerró el edificio de Torre Norte y en el 2020 se cerró la residencia dentro del campus. “Este es un reclamo que no podemos dejar sin atender. Si estamos solicitando clases presenciales también tenemos que estar conscientes de que se necesitan viviendas”.

La tarea de identificar viviendas dentro y fuera del recinto se hará junto a la organización CAUCE (Comité de Acción Urbana Comunitario de Río Piedras). En ello participará la arquitecta de la Administración Central, Janet Lugo, debido a que se supone que todos los proyectos que sobrepasan los $600 mil tienen que atenderse por ese organismo. Lugo deberá dar un informe al Senado Académico de lo que requiera cada uno de los edificios y las fechas estimadas para las que pudieran estar rehabilitados. Hasta el momento, el comité está integrado por el doctor José Corrales, ayudante del rector, la directora de CAUCE y la estudiante Mila García, activista de vivienda accesible para personas trans.

Caraballo Rodríguez resaltó que luego de llegados a estos otros acuerdos, lo importante fue que el rector, doctor Luis A. Ferrao Delgado, reconoció públicamente la necesidad de que haya una nueva ley universitaria que responda al estudiantado. “La última ley fue la del 1966. Necesitamos democratizar y quitar, en la medida en que se pueda, la intervención partidista en la UPR y toda su estructura y tener una estructura que dé mayor poder al estudiantado, porque al fin y al cabo la Universidad es por y para los estudiantes. Creo que eso fue de los logros más significativos”.

El representante estudiantil destacó que desde el 2014 el estudiantado ha denunciado que los recortes al presupuesto iban a poner en riesgo a la UPR.

El estudiantado del recinto de Ponce también había levantado su huelga unos días antes que Río Piedras. El 12 de noviembre, la rectora del recinto, doctora Tessie H. Cruz Rivera, reemitió una carta al gobernador, Pedro Pierluisi, en la cual le expresa que la Universidad del Estado es “la base fundamental de lo que somos como país en términos sociológicos, culturales y económicos”. Le plantea que la UPR debe ser considerada, y en efecto lo es, un servicio esencial y prioritario, al mismo nivel que la salud, seguridad pública y la vivienda.

En su declaración, la rectora de Ponce también se expresó de manera categórica en contra de cualquier recorte al presupuesto y abogó por que restituyan los fondos de los recortes ya efectuados, que se revise el Plan de Ajuste de Deuda y se atempere a la realidad de la Universidad; que la UPR se considere por legislación un servicio esencial y que se mantenga íntegra su composición de los 11 recintos.

Por su parte, el rector del recinto de Bayamón, doctor Miguel Vélez Rubio, dio a conocer en comunicado de prensa que le había extendido una invitación a los miembros del Consejo General de Estudiantes para reunirse con su equipo de trabajo el martes, 30 de noviembre de 2021, a las dos de la tarde, en la Sala de Junta y Senado, con el objetivo de dar los pasos pertinentes y afirmativos que les permitan concluir este proceso huelgario. La agenda sugerida para el encuentro es: Acuerdo final dirigido a la apertura del recinto en o antes del 3 de diciembre de 2021 y Celebración de una asamblea estudiantil.

 

 

 

 

 

 

Traducir»
Exit mobile version