spot_img

Eventually everyone’s going to be Puerto Rican: Escritura sobre la luz de Adál Maldonado.

 

En Rojo

La palabra en sí es hermosa y pronunciarla es sinónimo del querido hermano mayor: Adál Maldonado.  Digo, la palabra fotografía.Proviene del griegoφῶς (raíz φωτ-, phōs, «luz»), y γράφω (raíz γράφ-, graf,«rayar, dibujar, escribir»). La mirada de Adál escribió sobre la luz un relato múltiple de la identidad.  Fue su ocupación y la asumió cabalmente. Muchas veces lo dijo, muchas veces nos lo hizo ver: elconcepto “identidad”es necesario para hablar de algo que caracteriza históricamente a una comunidad o a unsujeto y a la vez, de manera preciosamente paradójica, es imposible mostrarlo en un foco preciso y definitivo. La metafísica del ser es Out of Focus.

El gran Adál Maldonado es más que un excepcional arista que raya y escribe en la/sobre la luz. Artista gráfico, performero, fotonovelista, videoartista, promotor de la cultura, en fin, digamos: El Artista Adál Maldonado. Formó parte de ese -otro- Renacimiento Cultural Puertorriqueño en New York desde los ’70

En 1994, junto al poeta Pedro Pietri fundó El Puerto Rican Embassy project, tomando como punto de partida El Spirit Republic of Puerto Rico (1979)de Eduardo Figueroa.

En 2016 ya residiendo en Puerto Rico, fundo el Partido Anartista junto a un gran número de artistas y activistas con los que realizó performances, instalaciones y espectáculos. Hace poco más de un año El Puerto Rican Embassy abrió un espacio en San Juan -La Casa de los Contrafuertes- expidiendo pasaportes a buen número de personas deseosas de jurar lealtad al Spirit Republic de Puerto Rico. 

Tantas cosas hizo Adál. Precursor de la ciencia ficción de Puerto Rico con “Coconauts in Space”, el más reciente Congreso de Ciencia Ficción del Caribe Hispano (2019) le celebró un homenaje en el que mostró un monólogo -voz de Adál, actuación de Teófilo Torres- que ampliaba el proyecto de los coconautas con una entrevista Top Secret a un alienígena . Porque este artista nunca dejaba de crear.

 Adál siempre quiso que nos miráramos, era su trabajo reflexionar sobre la percepción del país y de los puertorriqueños y puertorriqueñas, desde adentro, desde afuera, dormidos para despertarnos, underwater para salir a flote.

Algunos de los libros que publicó Adál son:

 The Evidence of Things Not Seen” (Da Capo Press, 1975)

“ I Was a Schizophrenic Mambo Dancer for the F.B.I.” (1976)

“Falling Eyelids: A Foto-Novela” (Foto-graphic, 1981)

Portraits of the Puerto Rican Experience” (IPRUS, 1984)

“The Out of Focus Nuyorican” (Harvard Press, 2004)

“Mambo Madness” (A Paranoid Tropic Noir Thriller) (La Secta de los Perros, 2016)

El cuerpo del poema” (ICP, 2018) antología de retratos y poesía.

Los que lo conocimos lo quisimos porque era un gran tipo y un artista genial. Quizás todavía no tenemos claro la grandeza de este artista. Sabemos que seguirá creando, porque muchas y muchos seguirán tomando sus imágenes, sus proyectos que buscan término, su recuerdo inspirador, hasta que finalmente todas y todos sean puertorriqueños.

 Siempre, Adál (1948-2020)

spot_imgspot_img
spot_img

Related Articles

Traducir»