Exigen a legisladores del PNP inicien el proceso de residenciamiento

Por Cándida Cotto/CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com 

Según continúan saliendo a la luz pública las conversaciones del chat que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares mantenía con su equipo de trabajo más cercano, aumenta el reclamo de prácticamente toda la sociedad puertorriqueña de que el gobernador renuncie. Sin embargo, los legisladores as la Legislatura del Partido Nuevo Progresista (PNP) le hablan de darle “tiempo” al Gobernador y no se atreven a iniciar un proceso de residenciamiento, aun cuando todos los elementos están dados para ello. 

Uno de los primeros en reclamar que el gobernador sea residenciado fue el legislador independiente Manuel Natal Arvelo, quien solicitó mediante carta al presidente de la Cámara de Representantes y a todos los legisladores del PNP a que inicien el proceso. En entrevista, Natal Arvelo destacó que hay una diferencia muy grande entre una renuncia y un residenciamiento. En el caso de la renuncia, en teoría, indicó- “al otro día” Rosselló Nevárez continúa con su vida y se daría el proceso de sucesión que establece la Constitución. En el caso de un residenciamiento, significa que se llevaría a cabo un un juicio público del Gobernador para probar las causas que justificarían el residenciamiento, y afirmó que sería inevitable que salgan más cosas a la luz pública. “Eso cambia por completo el panorama porque no seria sencillamente que se vaya y que no deje que la puerta le dé cuando la cierre, sino que se comenzaría a establecer un proceso de consecuencias, de rendición de cuentas, que no se daría con una simple renuncia”. 

Además de solicitar que la Cámara inicie el proceso de residenciamiento, Natal Arvelo, presentó otras dos medidas: una para crear una especie de de comisión de la verdad para que lleve un proceso de auditoría de unas transacciones gubernamentales y otros señalamientos que se le han hecho al gobernador Gobernador y a otros funcionarios sobre la corrupción en el gobierno. “Eso independiente de las acciones que pueda estar tomando el FBI”, acotó. 

La segunda medida sería para establecer el mecanismo de referéndum revocatorio para el cargo de gobernador. 

No basta el Muro de las lamentaciones

“Es evidente para el país País que, para todos los propósitos prácticos, la gobernación de Ricardo Rosselló ha concluido. Lo que queda ahora es la determinación de la forma y manera en que esa salida se va a dar y las consecuencias que esto va a tener”, declaró el licenciado Fernando Martín, presidente ejecutivo del Partido Independentista Puertorriqueño, en una conferencia de prensa donde la cual la colectividad reclamó que la Cámara de Representantes inicie el proceso de residenciamiento. 

El licenciado Martín expresó que el PIP es parte de esa gran mayoría de los puertorriqueños que “ve con satisfacción, con alegría, con júbilo y con un sentido de justicia esa salida del actual gobernador. Ha llegado el momento en que no basta con acudir al muro de las lamentaciones. Hay que proponer ahora un curso de acción para enfrentar esta situación”.

En esa línea, los líderes del PIP señalaron que, tras escuchar al gobernador Rosselló insistir en que se queda en la gobernación, la única forma en este momento, de asegurar que se tenga que ir es comenzando de inmediato un proceso de residenciamiento. A juicio suyo , sólo solo el temor al oprobio de ser residenciado llevará a Rosselló a hacer las transacciones políticas necesarias que permitan una transición responsable en esta situación. 

Al referirse a una “transición responsable”, llamó a la atención a que a nadie en el país País se le escapa la realidad constitucional de que, si Rosselló renuncia, la próxima gobernadora lo sería la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez. “Eso quiere decir la continuación del problema. Dejar, en efecto, a una persona que ha sido parte de la tramoya de la gobernación de Rosselló, una persona de su absoluta confianza, miembra del equipo interno, quien en el peor de los casos puede tener responsabilidad por su falta de diligencia en atacar y combatir con eficacia la corrupción en Puerto Rico”, denunció Martín. 

Continuó que ante la vacante en la posición del secretario de estadoEstado, la única manera de saltar este puente constitucional y que se cumpla con los objetivos que quiere el país País, es amenazando al gobernador con que, si no se logra una salida negociada, sería residenciado. 

El PIP apuntó de manera enfática que, por parte de los legisladores del PNP, no es es meramente decir que el gobernador renuncie, que se vaya, sino que la Cámara de Representantes debe iniciar el proceso de residenciamiento y, una vez que los números empiecen a aparecer, habrá que proponerle al Gobernador un nombre de una persona para que sea designada secretario de Estado. Reparó en que la gobernación no debe quedar en manos de alguien que sea del círculo del gobernador. “El PIP ni sugiere, ni propone, ni apadrinar ni meter la mano al fuego por ninguno de los candidatos que ellos puedan acabar negociando para esa posición. Sí sería inaudito que resultara ser una persona del mismo círculo del gobernador, como lo son los miembros de su gabinete”, advirtió Martín. 

En tanto, el representante del PIP, Denis Márques Lebrón, emplazó al presidente de la Cámara, Johnny Méndez, a que utilizara el artículo 51 del Reglamento de ese cuerpo y que convocara de manera inmediata a los representantes para que se cree una comisión especial y llevar a cabo los pasos para llevar el procedimiento del residenciamiento del Gobernador. Expuso que el Artículo 4 de la Constitución de Puerto Rico establece que el primer deber del gobernador Gobernador de es cumplir con las leyes y velar que se cumplan, por lo que ahí, de inicio, está la base para iniciar el proceso constitucional contra la “traición al País”, o por la comisión de delito de depravación moral. 

“En la Cámara van a contar con mi apoyo, con mi participación, si de manera inmediata se hace esa comisión y se comienza a trabajar para que, en los próximos días, de manera continua generar un informe que va a poner en posición al Senado de Puerto Rico para que inicie ese juicio de residenciamiento”, añadió Márques. “Esa es la responsabilidad de los miembros de la Cámara de Representantes. No es decir que no es un candidato viable para las próximas elecciones, n. No es decir que ya no le tienen confianza. No es decir que les duele mucho. Es actuar, y la responsabilidad de la Cámara es auto convocarse como lo permite el reglamento y la creación inmediata de esa comisión especial para iniciar ese procedimiento”. 

Mientras, el senador del PIP, Juan Dalmau, cuya esposa también fue objeto de comentarios en el chat, subrayó en referencia a los legisladores del PNP que deben pasar de las lamentaciones a las acciones contundentes como el residenciamiento. “Un país que en estos momentos no tiene un líder, que no tiene a una figura que guíe su destino, en el momento de mayor vulnerabilidad, más pobreza, necesidad, el primer paso tiene que ser la auto convocatoria de la Cámara de Representantes para comenzar un proceso de residenciamiento. El gobernador está incapacitado de gobernar”.

Además, enfocó enfatizó que la persona que sustituya al gobernador Gobernador debe ser una de la más alta probidad moral, de la confianza para el País. Aunque observó que es el PNP el que debe hacer esta elección, recalcó que debe ser transparente y ofrecer confianza. “Una vez se designe a esa persona, el gobernador Gobernador debe renunciar evitándose así el oprobio no solo a él, no sólo a su familia, que le tengo la más alta estima y consideración aun cuando él no la tuvo con la mía”, expresó Dalmau.

Los líderes del PIP destacaron que el residenciamiento es un proceso político y que hay que generar presión y mantener la denuncia constante de que el gobernador Gobernador está incapacitado para gobernar. En el momento en que se deje de exigir su renuncia se está endosando que continúe una persona incapacitada para gobernar. 

En esa línea, a preguntas de CLARIDAD, Martín coincidió en que el gobernador Rosselló Nevares se ha inhabilitado tanto ante Puerto Rico, la Junta de Control Fiscal (JCF) y Wáshginton, y que ha perdido toda posible efectividad. Ésta, dijo, ya estaba la cual ya estaba bastante reducida, primero porque la gobernación tiene menos poderes efectivos que los que tenía antes de la JCF y, en segundo, porque ya él, por su conducta, había perdido mucho espacio de maniobra. “Pero ahora no tiene ninguno”, señaló. “ es que mas allá de los tecnicismos legales, cuando una persona es retratada en ese nivel de mezquindad, no puede recuperarse, porque él sabe que nadie se le va a acercar. El que le da la mano se la da por pura cordialidad. E esa persona se ha auto exiliado, ha perdido toda posible efectividad y la gobernación requiere un mínimo de autoridad moral porque, después de todo, el rol de gobernador es movilizar la opinión pública para movilizar un proyecto, el que sea, pero él no tiene ya esa capacidad”. Reparó que la situación será peor porque esa parálisis se extiende a todo el resto del gobierno.