spot_img

Gestan marcha contra la estadidad

 

CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

En aras de dejar patente el rechazo a la estadidad por parte del pueblo puertorriqueño organizaciones independentistas, partidarios del autonomismo, sectores, culturales, comunitarios, deportistas, ex prisioneros políticos, sindicalistas, académicos historiadores, convocaron a la marcha, No a la estadidad, sí a la descolonización, a llevarse a cabo el próximo 15 de agosto, en San Juan.

La actividad fue anunciada en conferencia de prensa por el portavoz del Comité No a la Estadidad, si a la descolonización, licenciado Eugenio Hopgood Dávila, independentista no afiliado, junto a los jóvenes Aurora Muriente Pastrana, de la Juventud del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) y Gabriel Casal Nazario, de la Juventud del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), acompañados por otros miembros del comité organizador de las organizaciones convocantes además del PIP y el MINH, la Logia el Gran Oriente Nacional de Puerto Rico (GONPR), Diálogo Soberanista (DS), el Movimiento Unión Soberanista (MUS), y de la diáspora el Frente Independentista Boricua (FIB) y el Frente Puertorriqueñista (FP).

Hopgood Dávila, puntualizó que el movimiento estadista, encabezado por el Partido Nuevo Progresista (PNP) ha desarrollado una campaña intensa en los últimos años dirigida a convencer al Congreso y a los círculos de poder político en Estados Unidos de que la estadidad es un deseo de la gran mayoría de los puertorriqueños. “Han pretendido respaldar esta falsa narrativa con consultas manipuladas, ninguna de las cuales ha reflejado una verdadera mayoría convincente a favor de la estadidad”, añadió.

Contrastó que las consultas recientes promovidas por el liderazgo estadista no representan un reflejo válido del sentir mayoritario del país. Además, la participación de 3.92% de los electores hábiles para la elección de los seis cabilderos por la estadidad confirma la falta de interés de gran parte de los propios electores estadistas en adelantar ese objetivo político. A juicio de Hopgood Dávila, el movimiento estadista llegó a su pico y ha comenzado su descenso.

El anuncio se hizo en momentos en que el tema del estatus político de Puerto Rico pasa a primer plano cuando el Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de Estados Unidos realizó su segunda audiencia pública sobre los proyectos de ley federal sobre el estatus de Puerto Rico que se han radicado este año en el Congreso de Washington. Mientras el viernes 18 se celebraría la vista del Comité de Descolonización de la Organización de las Naciones Unidas, que reclama la descolonización de Puerto Rico.

A pregunta de CLARIDAD sobre su impresión de las vistas en el Congreso la más reciente el día anterior a la conferencia de prensa, Hopgood Dávila, reconoció que hasta ahora significa que se está atendiendo el tema y que hay opiniones bien diversas en el seno del Congreso, tanto como los diferentes testigos que estaban utilizando, pero que en resumen y en lo que concierne a su esfuerzo y al del Comité; “me parece que queda claro que tiene que haber una manifestación clara de parte del pueblo de Puerto Rico para que se nos haga sentir. En ese sentido queremos ocupar ese espacio que se pueda manifestar públicamente que en su momento pueda manifestarse también un proceso electoral de consulta que sea justo y que respete nuestro derecho como pueblo y entonces me parece que el saldo de las vistas es un poco una batalla entre gente enfocándose en argucias legales y otras personas que más bien están enfocándose en la cuestión política”.

En el enfoque político señaló por ejemplo fue lo expuesto por el representante republicano de California, Tom Mc Clintok, quien causó la ira del sector republicano de la isla y de la comisionada Jennifer González, que entre otros señalamientos describió como mayorías frágiles el apoyo a la estadidad, que no tienen fuerza política para realmente impulsar un proceso de estadidad porque eso se puede revertir. Señaló además que incluso el representante hizo unas expresiones de que se podría provocar una situación catastrófica si nos tratan de atosigar la estadidad por unas simples mayorías que pueda haber en un momento dado.

Prosiguió que le parecía que las expresiones del profesor Rafael Cox Alomar, fueron dirigidas a que hay que enfocarse en las razones de política pública y no estar tratando de ir a la minucia legal porque tanto los derechos del pueblo puertorriqueño como tanto los poderes dentro de la situación colonial que tiene el Congreso dan margen para poder resolver el problema colonial.

Mientras el joven Casal Nazario, a pregunta de que tan interesada pueda estar la juventud en participar en la marcha apeló a que es creyente de que su generación vivió de manera cruda la crisis del coloniaje. “Yo nací en el ’95 ya cuando estaba empezando la decadencia económica del país mi generación la mayoría de las personas que militan en la juventud del PIP vivieron ese colapso colonial. Entiendo que reconozco que vemos como década tras década el PNP ha usado la estadidad como una excusa para mantener un control colonial sobre la isla y yo entiendo que por eso es que la juventud es mayormente independentista”.

Reclamó que la juventud va a tener un rol importantísimo en la movilización de esta marcha como la ha tenido en las movilizaciones que se han visto en estos últimos años como lo fue en contra del ex gobernador Ricardo Rosselló, contra la Junta de Control Fiscal (JCF) y los recortes a la Universidad de Puerto Rico (UPR). “Yo entiendo que esta generación política le va a dar un nuevo respiro al movimiento independentista y será esta la que podrá decir algún día que vive en un Puerto Rico libre, en eso confío”.

Por su parte Muriente Pastrana, hizo la observación de que la actividad es un movimiento amplio en donde participan jóvenes que son de otras organizaciones políticas y jóvenes que no necesariamente se identifican con alguna corriente en particular “pero que aman a este país y sienten y se identifican con lo que nos identifica como nación puertorriqueña. En el verano del 2019 vimos como miles de puertorriqueños sobre todo jóvenes se tiraron a la calle a defender lo que considerábamos justo en aquel momento”.

Se expresó en sentido similar de que la generación entre los 20 a 35 es la que más está sufriendo la emigración masiva, la que se quedó sin escuelas con los temblores al sur oeste de la isla, a la que le han cerrado diferentes áreas de la UPR por los recortes de la JCF, la que tiene las escuelas cerradas, por la corrupción de Julia Kelleher, la que está emigrando a tener tres y cuatro trabajos en EE UU y en diferentes partes del mundo. “Así que evidente este es un reclamo de la nación puertorriqueña pero la juventud sobre todo está cansada del engaño de ese sueño de la estadidad, nos han engañado demasiado por 123 años”. Un aspecto que trajo a la atención para desmentir ese supuesto apoyo a la estadidad fue que en el referéndum del 2020 en 18 municipios ganó el no a la estadidad.

La marcha no se limitará a la Esla, al mismo tiempo el 15 de agosto se realizarán manifestaciones en Nueva York, Washington y varias de las principales ciudades de Estados Unidos habitadas por la diáspora boricua. La convocatoria a la marcha contiene una declaración política que ha sido suscrita por el momento sobre cien personas. El Comité espera ampliar este respaldo.

En tanto el miembro del PPD del ala autonomista Luis Vega Ramos, también a pregunta de CLARIDAD dijo creer que la marcha es una oportunidad extraordinaria para matar ese mensaje primero de que hay una mayoría estadista en Puerto Rico y segundo a que la estadidad sea la única opción en la discusión tanto en la isla como en Estados Unidos. El segundo elemento de la convocatoria -indicó- que es el sí a la descolonización consideró que también es amplio y que trasciende a un sector ideológico “nos convoca a todos los que estamos insatisfechos con la subordinación política que hoy es clara y evidente con una JCF”.

Respecto a las vistas en el Congreso apuntó que hay varios asuntos fundamentales que deben entender todos los puertorriqueños pero en particular los miembros del PPD. Primero que nadie en las vistas defendió las opciones territoriales e hizo referencia a lo expuesto por Cos Alomar y también a lo expuesto por la profesora Christina Ponsa Kaus, en el sentido de que no había límite en lo que Estados Unidos y Puerto Rico puedan decidir incluir en un pacto fuera de la cláusula territorial. Tercero que el Departamento de Justicia de EE UU tiene derecho a opinar pero a quien le toca bajo la constitución y la propia cláusula territorial legislar para los proceso de autodeterminación de Puerto Rico es al Congreso y es el Congreso el que tiene que decidir si va a ofrecer una opción territorial que no rebasaría el problema colonial o si por el contrario va a ofrecer bajo igualdad de condiciones todas las opciones de descolonización que el derecho internacional ofrece y la práctica constitucional del propio EU UU.

 

 

 

 

 

 

spot_imgspot_img
spot_img

Related Articles

Traducir»