Gobierno se propone regalar propiedades de PRIDCO

 

Por Cándida Cotto/CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com 

La administración de Ricardo Rosselló Nevares, que ya le entregó a una empresa privada, Puerto Rico Destination Marketing (DMO), sufragada con gastos públicos, la tarea de atraer inversión al país, ahora se dispone a entregar también a manos privadas, el 92% de las propiedades de la Compañía de Fomento Industrial (PRIDCO, siglas en inglés), lo que representa $31 millones de dólares anuales en ingresos. 

Según anunció en las pasadas semanas Christian Sobrino, el director ejecutivo de AAFAF, y representante del Gobernador ante la Junta de Control Fiscal (JCF), PRIDCO pasará a ser una estructura legal adscrita al Departamento de Desarrollo Económico y Comercial (DDEC) y se creará una subsidiaria que actuará como un nuevo emisor para el intercambio de los bonos actuales. Además se creará un fideicomiso al cual se le transferirá el 92% de la cartera de propiedades de PRIDCO para garantizar el pago de la deuda. 

Este anuncio tomó por sorpresa a los trabajadores, reconoció Fidel Cordobés Concepción, presidente interino de la Unión Independiente de Trabajadores de PRIDCO. Esto, aclaró, porque desde los estatutos que creó el DDEC en el 1994, PRIDCO ya ha estado bajo esa sombrilla. “En eso nosotros hemos trabajado toda la vida dándole servicio a la sombrilla entiéndase que nosotros no hemos dejado de darle servicio a Desarrollo Económico”. Atribuyó que el DDEC se siente como el dueño de la “joya de la corona” que es PRIDCO y además de crear desasosiego entre los trabajadores pretenden regalar sus propiedades, las cuales representan un caudal de $1.5. billones. 

El presidente interino de la Unión, junto a las miembros Iradia Delgado Méndez, secretaria y Enid Castro Rodríguez, denunciaron como “una gran mentira”, el decir que PRIDCO no tiene dinero para pagar su deuda. 

Aunque Cordobés Concepción reconoció la injerencia de la Ley Promesa, observó que la JCF no ha abordado esa deuda porque sabe que en realidad PRIDCO tiene los chavos. “Pero esta administración lo que está haciendo es creando la base para dar la impresión de que Fomento Industrial está inactiva para decirle al país y a los bonistas y al mundo de que PRIDCO también ha caído y no puede pagar”. Acotó que PRIDCO nunca ha dejado de recibir el pago de sus alquileres.

Contrario a las alegaciones de la administración gubernamental de que PRIDCO no puede pagar su deuda, la Unión ha divulgado los datos de que desde el 2016 cuando la Ley Promesa le ordenó a la compañía detener el pago de los bonos, desde entonces PRIDCO ha reservado la cantidad equivalente a su compromiso de pago por lo que tiene una cuenta que llega a los $41 millones. Mientras el total del servicio a la deuda es $199 millones, el principal más intereses, correspondientes a dos emisiones de los años, 1997 y 2003. Esta deuda tiene plazos semestrales que vencen en enero y junio de cada año por cerca de $9 millones por semestre. Tan reciente como este 30 de junio (2019) la deuda en atraso sería de $35 millones y el resto de la deuda vence en el 2028. Los trabajadores defienden que esto demuestra que “PRIDCO tiene la capacidad de administrar sus propiedades y de cumplir con el servicio a la deuda”. 

Otra reestructuración 

Cordobés Concepción trajo a la atención que las reestructuraciones han sido una constante en PRIDCO. En el 1997 bajo la dirección de Stanley Morgan se hizo una reorganización y se creó la sombrilla del DDEC, “dicen que iba a ser más eficiente y eso no ha sido así, prácticamente Fomento Industrial asumió el rol de pagarle la nómina de 300 personas mas al DDEC. Luego vino una segunda reorganización bajo la administración de Acevedo Vilá, y no pararon de seguir aumentando las plazas a nivel gerencial y altos salarios”. La siguiente fue la de Silva Puras, bajo la administración de Luis Fortuño, que lo que hizo fue bajar la plantilla a 300 trabajadores y aun así en el 2006 dejó una deuda de pensión. 

Reveló además, que la administración pasada tenía depositado en el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) la cantidad de $25 millones para renegociar la deuda y dejarla salda y la actual administración lo que hizo fue que tiró esta cuenta a pérdida. El presidente de la Unión planteó que hay que preguntarle a la actual administración qué hizo con esos $25 millones. 

Bajo la presente administración este 1ro. de julio 106 empleados y otros puestos vacantes de PRIDCO serían traspasados al DDEC. Los transferidos corresponden a las áreas de Capital humano, Asuntos laborales, Finanzas, Mercadeo y Comunicaciones, Rones de Puerto Rico, Servicios Administrativos, Secretaria y Asesoría Legal General y Asuntos legislativos, tecnología de Informática, Auditoría General y Servicios Especializados a la Industria. En noviembre del 2018 cuando comenzó la actual reestructuración se trasladaron 43 empleados a la Oficina de Servicios Especializados a la Industria. Mientras la nómina de todos estos puestos sigue saliendo de los ingresos de PRIDCO. 

Esto es una olla de corrupción

Como una “olla de corrupción”, describió Cordobés Concepción la actual administración del DDEC. Como ejemplo delató que el “fideicomiso” Puerto Rico Destination Marketing (DMO) creado hace dos años y al cual se le han dado ya $ 4.5 millones, no ha promocionado ni una sola empresa. Afirmó que “peor aún” la licenciada Adriana Ramírez, ocupa un puesto de dirección en la Junta del DMO y también pertenece a la junta de PRIDCO y del DDEC. 

“Cómo se explica eso, el cabro velando las lechugas, cuando esa compañía (se refiere al DMO), sale a una exhibición todos los empleados que usa son los de PRIDCO, son los de PRIDCO los que van, esto es una olla de corrupción, negligencia crasa y nosotros –la Unión– no nos vamos a quedar con las manos cruzadas”, manifestó Cordobés Cardona. 

Más aún, atribuyó que el exdirector del DDEC bajo el exgobernador Fortuño, José Perez Riera, es quien prácticamente está dirigiendo al secretario Manuel Laboy. CLARIDAD confirmó en la página de contratos de la Oficina del Contralor (OC) que Pérez Riera tenía un contrato de servicios con el DDEC desde junio del 2017 hasta el 30 de junio del 2018 por la cantidad de $500 mil dólares. El líder sindical no dudó en que este contrato se haya extendido. 

“El librito que se está corriendo aquí es el de Pérez Riera, es el asesor directo del Secretario, de lo que no pudo hacer la administración Fortuño, a conciencia de que sabe que hay unos trabajadores comprometidos, hay presiones de fuera para dividirse esto, no van a entrar a un sitio donde no hay chavos, van a entrar a un sitio donde la gente paga”. 

La Unión además desmintió declaraciones de Laboy de que PRIDCO manejara el 40% de la cartera de propiedades que no son colaterales de la deuda, lo que equivale a 1,500 propiedades, las cuales generarían ingresos netos a partir del 2023 cercanos a los $5 millones mensuales. La cifra correcta-afirma la Unión- es el 8%, lo que representa 66 propiedades y 75 parques industriales, las cuales generarían tan solo $2 millones mensuales. Mientras las 1,367 unidades rentables pignoradas que pasaran al fideicomiso generan un total de $3 millones mensuales. 

“Lo que quieren es regalarle a los amigos del alma las propiedades, a un fideicomiso para que lo que ha estado haciendo PRIDCO por años lo haga un ente privado, eso no tiene sentido, al cabo de dos años desaparece la creación de 1942, la gente debe conocer que PRIDCO ha sido el desarrollador desde el 1942. Eso pasa por desapercibido porque todo el tiempo los gobiernos lo usan para el mercadeo, pero no conocen que es Fomento Industrial, el creador de todas las facilidades multifabril que hay en el país”, reclamó Cordobés Concepción. 

 

Gobierno abandona su función de promover el desarrollo

Para el economista Francisco Catalá, con la creación del llamado Puerto Rico Destination Markentig (DMO) y ahora un fideicomiso para las propiedades de la Compañía de Fomento Industrial (PRIDCO, siglas en inglés) el gobierno está cediendo sus funciones tradicionales de ser el promotor de la inversión en Puerto Rico, y por otro lado está trasladando al circuito privado lo que quedaba de PRIDCO. 

Catalá, quien es un conocedor de la política económica desarrollada por el gobernador estadounidense en Puerto Rico Rex Tugwell, creador de PRIDCO -consultado por CLARIDAD- relató que la creación de PRIDCO en el 1942 tuvo el propósito de promover la inversión externa en la isla y también ser promotor e incubadora de empresas. Poco a poco estas funciones fueron desapareciendo y para los fines del 40 ya en la práctica PRIDCO se convirtió en una empresa de bienes raíces. 

Se supone que el Departamento de Desarrollo Económico y Comercial (DDEC) asumiera esa función de promotor. No obstante destacó que la actual administración gubernamental con la creación del DMO, que se supone es una organización privada sin fines de lucro pero sufragada por el DDEC y cuya junta de directores está compuesta por inversionistas privados- su director ejecutivo es un estadounidense- y la creación ahora de un fideicomiso para traspasar las propiedades de PRIDCO es el “colmo”. Censuró que con esta movida en la práctica PRIDCO desaparece y se queda como una estructura nominal legal como lo es COFINA que es como una corporación virtual, mientras el fideicomiso se convertirá en un negocio de bienes raíces que en última instancia va a facilitar la privatización y las ganancias de entes privados. Según lo divulgado hasta el momento no se ha dicho si el fideicomiso le dará parte de sus ganancias al gobierno.

 Señaló, además que en el caso del DMO tiene un brazo publicitario que se llama “Discover Puerto Rico”, que es igual una entidad “privada sin fines de lucro” financiada por la Compañía de Turismo (CT); “es decir fondos públicos en entidades privadas, es como si pusiéramos a los cabros a velar las lechugas”. En tono censurable, Catalá cuestionó cuáles son los fines públicos de estas iniciativas, si es legítimo que existan, y si es posible que se tenga una política de inversión privada en función de fines públicos estipulados en la política de desarrollo del país. “Eso ha desaparecido, esto es realmente una privatización”, denunció. 

Catalá hizo la observación de que con este fideicomiso de bienes raíces como quiera el país se va a quedar con la deuda, se venderán los activos del país, con lo que los intermediarios también saldrán ganando. “Cada vez somos menos dueños de este País”. 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.