Hacia una cooperativa energética

Por Giancarlo Vázquez López/CLARIDAD

gvazquez@claridadpuertorico.com

El 18 de abril, la Autoridad de Alianzas Público Privadas (AAPP) publicó la Solicitud de Cualificación para el manejo de hidroeléctricas. Como parte de este proceso, la organización Unidos por Utuado sometió los requisitos correspondientes, a fin de administrar toda la infraestructura que constituyen los lagos Caonillas y Dos Bocas mediante la Cooperativa Hidroeléctrica de la Montaña.

La solicitud fue entregada por la organización el 1 de julio. La fecha limite era el 8 de julio. Según dijo a CLARIDAD Maribel Hernández, coordinadora de proyecto de Unidos por Utuado, se supone que en agosto la AAPP ya hubiese evaluado y contestado para informar quién pasaría a la segunda ronda.

“AAPP abre la oportunidad un Jueves Santo […] Nosotros (Unidos por Utuado) estábamos organizando comunidades cuando la Autoridad de Alianzas Público Privadas publicó la solicitud. Nos enteramos de casualidad”, relató Hernández.

Sin embargo, los requisitos exigidos por la AAPP para administrar estas hidroeléctricas “eran imposibles” como para que una compañía en Puerto Rico pudiera administrarlas. Entre los requisitos, un capital de $25 millones para dos hidroeléctricas y que la compañía tuviera más de 5 años de experiencia rehabilitando este tipo de sistema energético. “Aquí no hay nadie que las rehabilite”, manifestó.

Hernández dijo que la Cooperativa Hidroeléctrica de la Montaña está compitiendo contra intereses extranjeros, varias compañías norteamericana cabildeadas por puertorriqueños tratando de llevarse la APP. Se sabe que uno de los competidores es CubeHydro, una compañía con sede en Maryland, fundada por la ex subsecretaria de Energía federal, Kristina M. Johnson, en 2015.

“Desde un principio estábamos organizándonos para formar la cooperativa a raíz de la ley 258, que abre las oportunidades para las cooperativas eléctricas.”

Hidroeléctricas en Caonillas y Dos Bocas

Las plantas hidroeléctricas fueron abandonadas durante la década de los 70. Actualmente, de los seis generadores distribuidos entre los embalses de Caonillas y Dos Bocas, solo está funcionando una, en Dos Bocas, que produce seis megavatios. Eso daría para “prender” Utuado y la mitad de Adjuntas.

Hernández mencionó que sin embargo, actualmente esos seis megavatios se utilizan para dar energía a las bombas del superacueducto. Ante esto añadió: “¡Imagínate esto en manos privadas! La población estaría vulnerable en cuanto a la accesibilidad a energía. El agua que llega a San Juan se hace en Dos Bocas, o sea, que esto no es solo para el centro de la isla, estamos hablando de cómo nos afecta a todo Puerto Rico”.

Dos Bocas tiene tres generadores, cada uno con la capacidad de generar seis megavatios. Por otra parte, Caonillas (Caonillas 1 y Caonillas 2) tiene otros tres generadores que no están funcionando: dos en Caonillas 1, que pueden generar sobre diez megavatios cada uno, y uno en Caonillas 2, con la capacidad de generar cinco megavatios.

“Todos esos generadores están obsoletos. Estamos hablando de que ya la infraestructura está lista. Es cuestión de arreglarla y meterle mano. Cambiarlo completo y hacer unas hidroeléctricas tipo siglo 21. Si se dejara la tecnología que está, la producción de energía no sería costo-efectiva”, expuso Hernández.

“Con ese sistema se generan los seis megavatios de energía actuales. Los demás generadores no están funcionando. Solamente hay un generador. En total todo ese sistema podría generar 43 megavatios, e inclusive estamos siendo bien conservadores, pero con tecnología más moderna podemos generar sobre 45 megavatios”, añadió.

Hernández resumió que la Cooperativa Hidroeléctrica de la Montaña está solicitando las hidroeléctricas Caonillas 1 y Caonillas 2 y Dos Bocas. El proyecto funcionaría a través de una Alianza Público Privada por 30 años. “Aspiramos a comprarla; pero si no, queremos manejarla”, sostuvo.

Para energizar a Adjuntas, Jayuya y Utuado se necesitarían 11 megavatios, por lo que restarían 32 megavatios para distribuir. “Estamos hablando de que con esa cantidad podemos prender casi todo Ponce. Eso es lo que generan esas plantas que están totalmente malqueridas, abandonadas y que son un patrimonio nuestro. Dos Bocas está funcionando con unos generadores de 1930”.

¿Cómo estarían llevando a cabo el proceso de rehabilitación?

La forma en que se llevaría a cabo el proceso de rehabilitación está todavía en la etapa de planificación. Unidos por Utuado ha conseguido el respaldo de PowerSecure y Voith para realizar la rehabilitación ante la falta de compañías en la isla con experiencia para llevar a cabo ese proceso, que requiere de una inversión de sobre $150 millones de dólares.

La rehabilitación implicaría tanto el cambio de generadores y toda la modernización del sistema como el dragado de los embalses. Hernández citó al hidrólogo Dr. Ferdinand Quiñonez mencionando que hay unos estudios donde se estima que Dos Bocas y Caonillas están sobre un 70% de sedimentación.

La coordinadora de Proyecto de Unidos por Utuado resaltó la importancia de hacer el dragado, así como el cambio de generadores para poder generar energía costo-eficiente en el centro de la isla. “Tenemos que hacer dragado. Contemplamos tener un dragado permanente. El proyecto consiste tanto en el dragado de los embalses como en el cambio de generadores y toda la maquinaria […] Queremos poner unos generadores modernos. Hay unos generadores que se llaman pump-return con los que sacas agua, la pasas por lo generadores para producir energía y la devuelves al embalse. Tenemos que asegurar el recurso agua”.

¿En cuánto calculan el kWh con la rehabilitación?

El costo del kWh a partir de la rehabilitación del sistema todavía no ha sido precisado debido a que no saben la deuda que tengan que asumir de PREPA, “pero independientemente, nosotros vamos a tener la energía más barata, y no solamente eso, una vez nosotros fijemos el precio podemos tener ese precio para los residentes de Adjuntas, Jayuya y Utuado permanentemente por 30 años. Digo, al menos que no ocurra algo superoficial, pero eso es a lo que aspiramos”, puntualizó.

En contraste, mencionó que según el plan de energía eléctrica el costo del kWh pudiera llegar hasta los 35 centavos. En cambio, la Cooperativa Hidroeléctrica aspira mantener a un precio mucho más bajo “de lo que PREPA lo va a tirar”.

Parte del plan proyectado por Unidos por Utuado consiste en habilitar gente del centro de la isla para que puedan trabajar en las plantas una vez las compañías hayan rehabilitado el sistema. “Como es cooperativa somos todos socios-dueños. Con todas las ganancias podemos liquidar rápido las deudas y quedarnos con el manejo. Ahí podremos mejorar tarifas, etcétera. Los planes son bien interesantes y bien ambiciosos para nuestros residentes”.

“El compromiso es tener gente del centro de la isla, y crear una fuente de empleos, no solamente trabajando en las hidroeléctricas, sino apoyando la fuente económica y el negocio que puede haber detrás de tener energía costo-eficiente en el centro de la isla. Queremos que ellos simplemente hagan la rehabilitación y tener la gente capacitada para que se adiestren y sean los que se queden manejándola […] que el dinero que se levanta sea para el centro de la isla. Queremos que haya economía porque de lo contrario estos pueblos se van a morir”.

Exigen repuestas

Sobre las denuncias hechas por la organización, Hernández añadió que: “No podemos pedirle a estas compañías multinacionales (PowerSuply y Voith) ni a la USDA que esperen a que la AAPP se decida a continuar con el proceso para pasar a la próxima fase. Nuestra propuesta puede fallar, podemos quedarnos sin esos colaboradores poniendo en riesgo un proyecto para el beneficio de nuestras comunidades. Ha sido un proceso totalmente hermético y queremos que sea transparente, como se supone”.

Criticó que mientras tanto, la AAPP le da prioridad al puerto para mega yates aprobado el pasado 3 de octubre. Eso tiene más prioridad que tener un sistema de energía robusto para los residentes del centro de la isla.

Unidos por Utuado está emplazando al licenciado Fermín Fontanes, director de la AAPP, a dar una respuesta. “Queremos que dé una respuesta. Logramos ser la primera cooperativa eléctrica en Puerto Rico. Lo hemos logrado y queremos poder democratizar nuestra energía a través de un sistema de cooperativas. Con tantos proyecto a puerta cerrada, que no conviene a ninguno de los puertorriqueños y que nunca hemos tenido la oportunidad de opinar, creo que con un sistema cooperativista los socios-dueños pueden cuestionar mediante asambleas a la junta de directores de las cooperativas. No podemos cuestionar a PREPA”.

“Es crucial asegurar que estas plantas y toda la infraestructura que constituye lo que es Caonillas y Dos Bocas quede en manos de puertorriqueños. Estamos hablando de la accesibilidad que va a tener esto en manos de gente que somos los que sufrimos la angustia de tener que estar tanto tiempo en oscuridad. Que vimos tantas cosas tristes”.