HEEND sigue en lucha por su convenio colectivo

CLARIDAD

gortiz@claridadpuertorico.com

A través de las redes sociales, la presidenta de la Hermandad de Empleados Exentos no Docentes (Heend) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Jannell Santana Andino, convocó el lunes, 15 de febrero a la matrícula de la Heend a que continuara apostada en la calle Fortaleza de Viejo San Juan exigiéndole al gobernador Pedro Pierluisi que firme el convenio colectivo de esta organización sindical, que se ha negociado y ratificado en dos ocasiones desde finales de 2017.

Las exigencias de los trabajadores y trabajadoras al Gobernador tienen la intención de que este cumpla su promesa de campaña electoral de proteger y defender la UPR firmando el convenio, que tras las pasadas negociaciones, ha sido rechazado por la Junta de Gobierno (JG) de la UPR, cuerpo administrativo que pretende que la Heend se someta por tercera vez a un proceso de negociación para revisar unas cláusulas que anteriormente fueron acordadas y firmadas.

Este convenio ha cobijado a cientos de empleados de este sindicato por las pasadas décadas, precisamente, gracias a la lucha que ha mantenido el gremio. El vicepresidente de la organización sindical, José Torres Rosario, explicó que el convenio vigente es resultado de 48 años de lucha en la calle de la Heend. “La aportación al plan médico y las exenciones de matrícula de nosotros provienen de 48 años de lucha”, dijo a través del megáfono frente a La Fortaleza, donde han desplegado un campamento durante los pasados días.

Justamente, la Heend se opone a la reducción de la aportación patronal al plan médico y al plan de retiro de los empleados, que figuran como unas de las cláusulas a modificar. Asimismo y entre otras cosas, el gremio se opone a la reducción del bono de Navidad, a la eliminación de parar labores el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y el primero de mayo, así como a la relocalización de empleados.

Según la presidenta de la Heend, Jannell Santana Andino, el tranque en la negociación actual se debe a que el presidente de la UPR, Jorge Haddock, está intentando minar los resultados de la conversación suscitada recientemente entre La Fortaleza y el gremio.

A principios de este mes, el liderato de la unión sostuvo una reunión productiva con la secretaria de la Gobernación, Noelia García, y el senador Henry Neumann. Sin embargo, tras esa reunión Haddock emitió una comunicación a la comunidad universitaria que “no abona al diálogo”, como explicó Santana Andino. La portavoz de la Heend denunció, además, que Haddock, en vez de defender a los empleados, quiere seguir las directrices de la Junta de Control Fiscal (JCF) de eliminar el convenio como parte de los ajustes fiscales, aunque el vigente representa casi $20 millones en ahorros para la Universidad.

“Si eliminar el convenio o modificar cláusulas es una alegada condición de la junta, es Haddock quien tiene que pararse de frente y rechazar esas exigencias…Es demasiado lo que se le ha quitado en presupuesto a la Universidad y Haddock ha hecho muy poco por defenderla. Ahora vienen por nuestro convenio…El convenio se acordó y ratificó, que lo firmen ya”, declaró Santana Andino  durante una reciente manifestación frente al Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH).

La líder sindical recalcó que esta acción de la administración de la UPR pone en juego hasta la propia acreditación con la Middle States Commission on Higher Education, dado que los beneficios del convenio son reportados y tomados en cuenta en los estándares de evaluación de esa institución.

Mientras, la JG de la UPR recientemente le otorgó una plaza docente con rango de catedrático al actual presidente en un acto que el sector estudiantil y docente que conforma parte de la JG repudió por ser ilegal y antirreglamentario, pues representó una violación a la Ley Universitaria y al Reglamento General de la UPR.

Durante una reunión de la Junta Universitaria, tanto el caucus claustral como el estudiantil presentaron una moción para exigirle a la propia JG que revocara esa determinación del pasado 30 de diciembre de 2020 (Certificación Núm. 53, 2020-2021).

Sobre esa situación, el representante claustral Jorge Colón expresó en comunicado de prensa que “uno de los factores que abona a la insatisfacción es que todos los demás docentes en el sistema universitario tienen que pasar por un proceso competitivo que incluye evaluaciones de sus pares para poder ocupar plazas en sus departamentos académicos. Sin embargo, la JG en un ejercicio de una autoridad que la ley no le confiere, unilateralmente, le otorgó (a Jorge Haddock) la plaza docente con rango de catedrático”.

Por su parte, el representante estudiantil ante la JG, Eliud Rivas, señaló que “los estudiantes y los profesores llevamos mucho tiempo denunciando la congelación de plazas docentes en todos los recintos, por lo que los estudiantes no reciben suficiente oferta académica”.

Related Articles

Traducir»