Houston debe salir de favorito en la serie mundial

 

Por Javier Guaní Gorbea/Especial para CLARIDAD

Al momento que este escrito salga publicado ya habrá comenzado la Serie Mundial entre los Nacionales de Washington y los Astros de Houston. Los equipos llegan con un resumé completamente distinto, Houston fue el mejor equipo de toda la temporada ganando 107 juegos, mientras que Washington ganó 93 y tuvieron que tener una extraordinaria segunda mitad de la temporada para colarse en la postemporada, primero en el juego de “wild card” donde vencieron espectacularmente a los Cerveceros de Milwakee. Luego a los favoritos Dodgers de Los Angeles, para después barrer a los Cardenales a San Luis. Por su parte Houston tuvo que pasar un susto frente a los Rays de Tampa Bay y luego tuvieron una dura y dramática serie frente a los Yankees de Nueva York que terminó con un dramático jonrón de José Altuve el pasado sábado. Pese a Houston tener nombres como Gerrit Cole y Justin Verlander, Washington tiene en Max Scherzer  y  Stephen Strasburg los elementos para mantenerse con ellos en el departamento del picheo. 

El bateo favorece a Houston, será en la alineación donde los Astros tienen ventaja, del 1 al 7 cualquiera de sus bateadores principales como José Altuve, George Springer y Carlos Correa pueden cargar al equipo como lo han hecho en diferentes momentos de esta postemporada. Para Washington solo Anthony Rendón posee esa cualidad. También cabe resaltar que Houston viene de vencer a los Yankees que fueron sin duda el segundo mejor equipo de toda la temporada. Por esto me inclino con los Astros y creo que Carlos Correa, quien cada vez se ve más recuperado de su lesión siendo una parte importante en la alineación, obtendrá su segundo campeonato en los últimos tres años, estableciendo a Houston como una mini dinastía.