Incierto el comienzo del semestre escolar 

 

Por Cándida Cotto/CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

Mientras la gobernadora adelantó que esta semana dará a conocer, junto al Departamento de Educación (DE), el plan para este próximo año escolar, a las organizaciones magisteriales y a los directores escolares se les mantiene totalmente marginados de los procesos de los supuestos preparativos.

Representantes de grupos magisteriales y de directores escolares entrevistados coincidieron en denunciar que el secretario del DE, Eligio Vélez Hernández, se niega a escuchar y atender las preocupaciones y sugerencias de los maestros y los mantiene en suspenso de cómo y cuándo dará inicio el año escolar.

El día antes de las declaraciones de la gobernadora, la presidenta de la Asociación de Maestros (AMPR), Elba Aponte Santos, confirmó a CLARIDADque lo único oficial que conocían por parte del DE era que esa semana los directores habían comenzado a abrir las escuelas, pero que aún no se sabe cuándo comenzará el calendario escolar.

Sobre el inicio para los estudiantes, señaló que la Asociación apela a la apertura de las escuelas. “Para nosotros es importante que se vayan abriendo las escuelas, que se vaya haciendo limpiezas profundas, estableciendo lo que es el protocolo, que los maestros cojan las orientaciones y que, en primera instancia, se coordinen los módulos instruccionales educativos respondiendo a la unidad de cada grado, que es lo que les compete cuando inician el curso”.

No obstante, indicó que la apertura debe estar sujeta a que las escuelas tengan los aspectos sanitarios establecidos, como enfermeras escolares, conserjes; grupos pequeños, no mayores de ocho; la alternación de días, como lunes, miércoles y viernes, y que los primeros que comiencen a tiempo completo sean los estudiantes de educación especial y los niños de kínder, que son los más afectados porque no saben ni leer. “Pero no se ha recibido nada oficial de parte del secretario. Todavía no ha discutido ni con los padres qué es lo que va a ocurrir. Hay mucha incertidumbre, mucha interrogante, y el tiempo va corriendo”.

A la falta de información sobre cómo será el próximo semestre se le une la inseguridad de muchas maestras y maestros a ser declarados “maestros excedentes” o “maestros disponibles”. Al finalizar las clases en mayo, semanas después, el DE declaró a más de mil docentes como “maestros excedentes”. Aponte Santos reclamó que gracias a las gestiones de la Asociación se ha logrado revertir 600 de estas declaraciones, pero que todavía hay alrededor de 700 maestros declarados disponibles, lo que está en el proceso de quejas y agravios.

La líder magisterial argumentó que el DE debió de haber dejado la misma plantilla de maestros en las escuelas, incluidos los transitorios. Ahora se enfrenta a una situación extraordinaria y se va a necesitar tener un equipo más completo. Pudo evitar que pasara lo mismo que pasa todos los años, que una vez comenzado las clases se necesitan maestros.

La mayoría de los maestros declarados excedentes o disponibles, son de los grados de

cuarto a sexto y de las materias electivas como Arte, Música y Educación Física. Aponte Santos denunció que esta práctica del DE se viene dando en las últimas décadas en aras de querer ahorrar en los presupuestos quitándoles recursos a los niños. Aunque el DE no lo reconoce y las razones principales que da es la merma de matrícula —cosa que saben que en ocasiones es falso— hay otras necesidades en otras escuelas y hay otros recursos de electivas.

En cuanto al cierre de escuelas, la presidenta de la Asociación reconoció que ese movimiento por el momento no se ha dado. No obstante, declaró que estaban en alerta de que el DE aprovechara la situación de las escuelas declaradas no aptas luego de los terremotos para cerrarlas, en particular en el área sur. “Nosotros estamos muy pendientes de que se rehabiliten las escuelas. Hay varias acciones que vamos a estar tomando para ese reclamo”. Aseguró que el dinero para la reparación existe y que es cuestión de esfuerzo y concentración por parte del DE.

El Secretario se niega a reunirse con grupos magisteriales

“Hasta el momento, los maestros no hemos tenido ninguna comunicación oficial por parte del Departamento. No solamente no la hemos tenido, sino que no tenemos ni idea de cómo comenzaríamos”, afirmó en entrevista por separado Migdalia Santiago, presidenta del grupo Educamos. Recordó que cuando el secretario dio el anuncio del cierre del año escolar en mayo dijo que la escuela empezaría el 3 de agosto. Luego, tras el anuncio de las primarias, en algún momento, Vélez Hernández dijo que tal vez las clases comenzarían el 19 de agosto. Pero oficialmente no hay ninguna comunicación sobre el modo en que se va a iniciar ni la fecha.

Educamos también expresó preocupaciónsobre la posibilidad de la reanudación de las clases presenciales ante la actividad sísmica, en particular en el área sur. Trajo a la atención que cuando se hicieron las inspecciones de las escuelas, tras lo temblores de diciembre y enero, el ingeniero Carlos Pesquera planteó que cualquier temblor que pasara por encima de los 5 grados de magnitud iba a implicar nuevas inspecciones de escuelas. Dado la continuidad de la actividad sísmica en medio de la pandemia, Santiago reconoció que el reinicio de las clases en las escuelas es una situación complicada.

En tono crítico añadió que no han visto ninguna inclinación de parte del secretario a reunirse con los representantes de los grupos magisteriales. “El secretario no se quiere reunir con nadie”. Santiago señaló que Vélez Hernández se reúne solo con la Asociación, a la cual acusó de organización patronal. “Imagínate, tenemos un protocolo que ya el DE negoció con la Asociación, que es el representante exclusivo que establece cómo va a ser el manejo de la pandemia cuando regresen a la escuela, y dice que, por ejemplo, los padres de los estudiantes serán los responsables de tenerles las mascarillas y el desinfectante de manos”. En el caso de los maestros, el protocolo dice que se les va a entregar dos mascarillas y desinfectante, pero no dice cada cuánto tiempo y ni el tamaño del desinfectante.

En cuanto a declarar maestros como recursos disponibles, Santiago coincidió en que parece que eso se ha detenido y que la mayoría de ellos son de las materias de Bellas Artes y Educación Física. Según explicó, la decisión de declarar un maestro como recurso disponible es tomada por la Oficina Regional. Una vez tomada la decisión, se le informa al director de la escuela. Hay directores que de inmediato dan la pelea y logran revertir la decisión, pero otros no lo logran. Atribuyó el concepto de “excedente” al cierre de las escuelas. Según la exsecretaria Julia Keleher cerraba escuelas, declaraba a los maestros “excedentes”.

Sobre el movimiento de escuelas chárter, aun cuando observó que era probable que a alguien se le ocurra estar interesado en adquirir una escuela chárter, es “gente pescando en río revuelto”. El hecho de que el pasado año el secretario dijera que se otorgarían dos mil dólares por estudiante, luego de que la exsecretaria hubiera dicho que se darían cuatro mil, ha desalentado a los privatizadores. “Por eso es por lo que el alcalde de Cayey, que estaba pendiente de la Miguel Meléndez Muñoz, y varios otros que estaban en el proceso, retiraron sus solicitudes. Pero este año hay mucho dinero en Educación y no sabemos si vuelven a ponerle el valor de cuatro mil pesos a cada muchacho”. Reparó además en que al presente el DE no ha dado el número de cuántas solicitudes hay de escuelas chárter para este año ni la información de cuántos vales educativos los padres han solicitado.

El sur también existe

El presidente del grupo Educadores Puertorriqueños en Acción (EPEA), Domingo Cabrera, quien reside en el área sur, también resaltó la falta de comunicación oficial por parte del DE y su negativa a reunirse con los grupos magisteriales.

“No hemos recibido ninguna comunicación oficial, solo comunicación verbal con algunos de los ayudantes del secretario; pero no hay una comunicación de cuál va a ser la posición que va a tomar el DE. El mismo secretario no tiene una seguridad de cómo van a iniciar el próximo curso escolar ni se ha ocupado de compartir sus impresiones con los grupos sindicales. Nosotros hemos estado solicitando reuniones para tratar de ayudar en el proceso. El interés es ofrecer recomendaciones. Estamos conscientes de que no todo lo que uno recomienda lo tienen que llevar a cabo. Por lo menos, hacer nuestras recomendaciones; si ya las tienen, pues, formidable. Nosotros lo que queremos es ayudar en este proceso que se necesita para que el sistema pueda reabrir y pueda reabrir lo más efectivo posible por el bien de nuestros estudiantes”, manifestó.

En el área sur, desde enero, luego de los terremotos, solo se ha reabierto una que otra escuela. Pero en los pueblos de Guánica, Yauco, Sabana Grande, San Germán y Guayanilla no se logró abrir ninguna escuela. En eso vino la pandemia, así que hay escuelas que desde enero no se han abierto.

Al igual que sus colegas, Cabrera expuso su preocupación sobre cómo el DE va a iniciar el curso escolar en agosto con la mayoría de los planteles cerrados, la continuación de los temblores y ahora con la pandemia. “La información que más o menos he podido recopilar es que especialmente en las áreas afectadas por el terremoto, lo más probable es que se continúe virtual hasta diciembre”. Pero esta información no es oficial. En su región también se han declarado maestros disponibles, en su mayoría, de Bellas Artes y Educación Física, aunque reconoció que hay escuelas que incluyen a equipos de maestros completos.

Los entrevistados coincidieron en que se supone que a mediados de julio el DE comience a acomodar a los recursos disponibles que tengan que mover. Luego de ese proceso, se empieza a llenar las plazas que queden vacantes con los maestros transitorios. “Lo que estamos viendo es que posiblemente serán bien escasas las plazas vacantes para el reclutamiento de maestros nuevos. “En todo Puerto Rico, en ningún lugar, se ha abierto para reclutamiento de nuevos maestros”, denunció Cabrera.

En el caso particular del área sur, hace una semana atrás, la matrícula había bajado bastante, añadió. Dijo creer que el mismo DE no está seguro de cuánta matricula va a tener, lo que atribuyó a que, como ahora se hace por sistema en línea, mucha gente, luego de los terremotos y la pandemia, quizás lo han pospuesto y es posible que haya estudiantes. Pero las matrículas todos los años siguen bajando y se estima que habrá algunos 10 mil estudiantes menos para este próximo año.