></img></div></div>
	<div class=
Inicio Nación Noticias “La convivencia dentro del campus no la sustituye ninguna computadora”

“La convivencia dentro del campus no la sustituye ninguna computadora”

Fotos Alina Luciano

Entrevista a presidenta UPR, Dra. Mayra Olavarría Cruz

CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

Abrir la comunicación entre la presidencia y los diversos sectores de la comunidad universitaria, que las soluciones emanen de los cuerpos de los diversos recintos y, por supuesto, lidiar con los recortes al presupuesto son parte de las prioridades que se ha fijado la presidenta interina de la Universidad de Puerto Rico (UPR), doctora Mayra Olavarría Cruz.

A un mes de su nombramiento —el tercero hecho en una misma semana por la Junta de Gobierno (JG) de la UPR—, la doctora Olavarría Cruz, expresa que nunca estuvo en sus sueños ser seleccionada para presidenta de la UPR.

“Obviamente, para un académico que ama la universidad, este es el máximo galardón”. Comentó que  en junio 30 de este año, al finalizar su término de tres años en la JG, se dijo a sí misma que tendría  un año de vacaciones de gobernanza; pero su recinto, el Recinto de  Ciencias Médicas (RCM), le pidió que se quedara y aceptó. Luego se presentó la oportunidad de la presidencia.

CLARIDAD: Es poco tiempo, pero ¿cómo ve  la diferencia entre el trabajo en la JG y la presidencia?

María OlavarríaCruz: “Es muy diferente en términos de que aquí uno esta 24/7 disponible para trabajar.  En la JG se trabaja en comités, con lo que baja de aquí de Presidencia, con las encomiendas que Presidencia contesta o lleva como iniciativa propia, y aquí estamos trabajando con la agenda diaria de la UPR y con los asuntos importantes de la UPR que tenemos que gerenciar y luego, de ser necesario, pasar a la JG. Se toman decisiones todos los días, de diferentes tipos: académicas, administrativas, de salud etc.”

La UPR está en un momento bien difícil. Los observadores entendemos que la  intención de la JCF es reducir, eliminar la Universidad como la conocemos. Ese golpe empieza por la reducción del presupuesto.  Como presidenta, ¿cómo está lidiando con la reducción del presupuesto?

“Los recortes han sido profundos, han sido fuertes. Yo estoy en récord desde la JG, que siempre me opuse a los recortes en la universidad, mucho más a que fueran tan rápido. No es lo mismo reducir $300 millones en 10 años que reducir $300 mil  en cuatro o cinco años que llevamos. Siempre he pensado que era muy difícil y que a estas alturas posiblemente serian inmanejables”.

La Presidenta precisó que  se está  moviendo  en todos los niveles que pueda para manejar la cantidad del presupuesto de este año, el cual dijo es  un poco más del que contaba  el año pasado, que fue de $1,275,000,000. Este año el presupuesto es de $1,551,000,000. Dijo que  está  mirando todas las áreas  donde se puede economizar sin afectar el capital humano ni  afectar la excelencia en la educación, buscando apoyo en las demás estructuras de gobierno, en el Ejecutivo y el Legislativo. Que iría cuando sea necesario a la JCF.   También dijo estar apostando y trabajando con el área de Recursos Externos, en donde sea posible, para atraer dinero y, por otro lado, intentar detener los recortes.

¿Ha habido una revisión de cómo se asignan los presupuestos a los recintos?

“No. He recibido solicitudes de todos los rectores y ante las preocupaciones de ellos, nos vamos a estar reuniendo todos los rectores. No obstante, me he estado reuniendo individualmente para ver sus presupuestos y ver de qué forma desde Administración Central podemos empezar a manejar la situación y las vamos a ir mirando una por una”.

La presidenta hizo la observación de que cuando ella entró en funciones  ya  los recintos tenían su  presupuesto asignado. La reunión a la que hizo referencia será el viernes 10 de septiembre. Además de los rectores,  comparecerán sus directores de presupuesto para ver qué está sucediendo en cada  unidad y empezar a mirar los asuntos de los fondos American Rescue Plan Act (ARPA) que vienen de Estados Unidos  y otros fondos que han llegado a las unidades.

¿Cuál de los recintos entiende es la unidad que está en mayor dificultad en términos económicos?

“De las situaciones que he escuchado hasta el momento, el rector de Rio Piedras ha sido muy enfático en la voz cantante en traer la situación: Ciencias Médicas. También anda muy preocupado, creo que todos están en una manera u otra preocupados por su captación de fondos, la matrícula. Los estudiantes matriculados implica una ganancia, pero el más vocal ha sido el doctor Ferrao”.

Durante su presidencia, el doctor Jorge Haddock instaló una serie de vicepresidencias. ¿Ha traído usted un nuevo equipo de trabajo? ¿Esas  vicepresidencias se mantienen?

“Todos los puestos y las vicepresidencias están bajo evaluación. Yo sí traje a dos personas de mi confianza: un director ejecutivo, y un ayudante ejecutivo. Las demás se están evaluando para ver sus funciones, el costo que tiene cada una y para decidir cómo manejarlas a futuro. Por el momento, mi compromiso fue que se iban a quedar como estaban en lo que yo voy haciendo ese proceso de evaluación”.

Las personas nombradas por la presidenta interina son el doctor Allan Rodríguez, como director ejecutivo, y el doctor Félix López Ramos, como ayudante especial.

 ¿Cuáles son sus prioridades, iniciativas o planes?

“Una de mis primeras prioridades cuando llegué, porque lo estaba viendo desde fuera, fue abrir la comunicación, que haya comunicación entre la comunidad  universitaria y esta presidencia. Directamente conmigo cuando lo podamos hacer, si no, con los oficiales de esta administración. Con mi director ejecutivo y mi ayudante ejecutivo estamos abriendo la comunicación”.

Como evidencia de esa apertura señaló que se acercó al abogado que estaba manejando la negociación con la Hermandad de Empleados Exentos No docentes (HEEND) para conocer dónde estaba la negociación. Se decidió reiniciar las negociaciones y ella misma movilizarse al Departamento del Trabajo para participar.

“La Universidad necesita estar tranquila, sin problemas, para nosotros poder operar libremente. Y todos juntos vamos ayudar al proyecto universitario, que es un proyecto de país y es un proyecto bien importante para mí”.

El segundo asunto que identificó como su prioridad y que dijo atenderá de manera directa son las acreditaciones. Para ello, le solicitó a la  Vicepresidencia  de Avalúo que cuando lleguen los informes que se le solicitan a través de la Certificación 45 de la JG, las evalúen juntas y que donde se vea  algún tipo de situación que esté en peligro o que necesite apoyo de la administración, se trabaje.

“Para mí es importante que sigamos acreditados. La educación, la excelencia de la educación de la Universidad, yo la quiero proteger y estoy trabajando para que eso se mantenga”.

En cuanto a la comunicación, agregó que ya visitó 10 de los 11 recintos y se reunió con delegados de los cuerpos estudiantiles, delegados de la HEEND y otros sindicatos y profesores miembros de las Juntas Universitarias. El recinto que le falta por visitar es el de Carolina.

En las conversaciones con los estudiantes, los planteamientos consistentes fueron el presupuesto y el alza en la matrícula, aspectos sobre los cuales reconoció que los estudiantes siempre han sido  muy vocales. Pero además la Presidenta indicó que los estudiantes  le trajeron unas preocupaciones que no son las usuales y con las cuales quieren trabajar, que son la inclusión y la diversidad. Ya se está creando  un comité para que ellos se inserten y  trabajar al respecto, informó.

La doctora Olvarría Cruz, quien lleva 21 años en la UPR, 18 de estos como docente, en su función como representante claustral en  la JG votó en contra del cambio al plan de pensiones de los trabajadores de la UPR, un cambio de un plan de beneficios definidos a uno de aportación definida.

“Yo creo que todo el mundo tiene derecho a tener una pensión digna. En ese momento no era lo que convenía, así que voté consistentemente en contra de esa transformación”. Fotos Alina Luciano/CLARIDAD

En este tema de las pensiones, según la Presidenta, la insistencia de la JG en no reconocer que es la Junta de Directores del Sistema de Retiro de la UPR quien tiene la responsabilidad fiduciaria sobre  el Fideicomiso de Pensiones emana de la propia Junta y no por presión de la Junta de Control Fiscal.

“Es la JG esa decisión la toma la Junta de Gobierno porque eso está contenido en el Plan Fiscal de la UPR que hay que hacer una reestructuración del plan de pensiones. La JG toma la decisión y se llevó al plan que se preparó. Se supone que entre en vigencia en enero del 2022, pero se empezó a trabajar desde verano”.

¿Favorece usted el proyecto de Reforma Universitaria (PS172), que es respaldado por todos los sectores, pero al cual el expresidente Jorge Haddock se opuso.

“Yo estoy en récord, en un montón de asuntos sigo pensando igual. Pero en el caso del Proyecto de Reforma Universitaria me gustaría  verlo para poder emitir una opinión informada”.

Ahora como presidenta, ¿cómo es  su relación con la JG?

“Mi relación es muy buena, cordial. Como le expliqué, promuevo con ellos comunicación, como con todos los demás sectores, para que la agenda de la presidencia, la agenda universitaria, se pueda mover de una manera apropiada a través de la JG, que es el ente rector y decide en sus votaciones si aprueba o no aprueba lo que nosotros vamos a  proponer allí. Pero he mantenido una relación muy buena, muy cordial tanto con la anterior  presidencia, ingeniero Colón, y  ahora con la doctora Velasco. Pero respetando gobernanza. Ellos tienen unas tareas y yo tengo otras”.

 La posición de  Olavarría Cruz, quien como presidenta interina tiene todas las prerrogativas de una presidencia en propiedad, acaba de ser impugnada en el tribunal por la profesora doctora Wilma Santiago Gabrieli. Respecto a esta acción, la Presidenta dijo que le tomó por sorpresa.

“A mí me tomó por sorpresa, pero yo estoy enfocada en hacer mi trabajo.  Yo estoy enfocada en mover a la Universidad, la agenda universitaria, que es la mía. Yo no tengo agenda particular  ni personal. Mi agenda es la agenda de la UPR. Cuando advengo en conocimiento del tema, mi respuesta a todo el mundo fue: ‘Yo estoy enfocada en trabajar, voy a seguir trabajando. El tribunal decidirá lo que va a suceder con eso. Yo voy a seguir trabajando”.

 Para concluir, como psicóloga clínica, ¿cómo ve la salud mental de los universitarios?

“La pandemia hizo igual que el huracán. El huracán se llevó los árboles y empezamos a ver cómo vivía otra gente. La pandemia nos encerró, nos está liberando ahora poco a poco y estamos viendo cómo está afectada la sociedad y estamos viendo cuán grandes y serios son los problemas que tenemos como ciudadanos de este país. Así que la salud mental en general está bien afectada, la gente está tensa”.

Para la doctora Olavarría la próxima pandemia es la de salud mental, por lo que ese es otro enfoque que se tiene que  empezar a mirar. A esos efectos dijo que tiene un proyecto que entre una cosa y otra no ha logrado hacer que avance, que es preparar una página de ayuda y  un proyecto de ayuda psicológica y psiquiátrica para la comunidad universitaria. Esto  aparte de los servicios que reconoció ya existen.

En un asunto que dijo que ha  sido bien enfática es en la vacunación contra el Covid-19 para lo cual estudiantes de las seis escuelas de Ciencias Médicas prepararon una campaña educativa.

 

“He sido bien estricta en eso porque eso nos permite que sea más fácil regresar presencial a la universidad. La universidad es para educar seres integrales y la convivencia dentro de un campus no la sustituye ninguna computadora”.

 

 

 

 

 

Traducir»
Exit mobile version