La Junta ahorca a Puerto Rico con un plan insostenible

 

CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

La reducción de recortes significativos en los servicios públicos, más reformas estructurales, que Puerto Rico se quede sin dinero en efectivo en tan solo ocho años -para el 2029- es a lo que conllevara el Plan de Ajuste de Deuda (PAD) que la Junta de Control Fiscal (JCF) le presentó a la jueza Laura Taylor Swain, en la vista en el tribunal el pasdo miércoles 10 de febrero.

La advertencia de que el PAD presentado por la JCF es uno insostenible para Puerto Rico, fue hecha por el analista senior de Política Pública de la organización Espacios Abiertos, Daniel Santamaria Ots, quien presentó su análisis en una reunión a los miembros del Senado, a la cual incluso asistieron varios ayudantes. Santamaria Ots, comentó a Claridad respecto a la reacción de los senadores a su análisis que dado a la composición más plural de dicho cuerpo pensaba que hay una genuina preocupación sobre la propuesta que plantea la JCF y que hubo una dinámica positiva a sus planteamientos. La presentación a los senadores fue iniciativa del presidente del Senado.

Lo que propone la Junta

Santamaria Ots indicó que en octubre de 2020 la propuesta de la JCF era de un pago de deuda de entre $1,050 millones a $1,100 millones y un efectivo inicial de $5,983 millones. Observó que este pago —aunque insostenible—podría parecer un alivio frente a un panorama en el que Puerto Rico estuviera fuera de un proceso de reestructuración que conllevaba entre $3,000 y $3,500 anuales. Sin embargo, la situación se agrava porque se destinan desde el 2017, $2,300 millones anuales en el pago de las pensiones ‘PayGo’. Algo que se revela en el PA es que habrá un pago adicional con propiedades del gobierno a exigencia de la aseguradora Ambac Assurance Corp.

Esta nueva propuesta, todavía no oficial, conllevaría pagos anuales de entre $1,150-1,300 millones del gobierno central más el pago de COFINA durante 20 años (hasta 2041) y pagos anuales de $991 millones (resto de COFINA) entre 2042 y 2058. Con el nuevo pago de $2,300 millones anuales en pensiones (‘PayGo’), se deja al Fondo General en una situación de estrés similar al periodo anterior a la reestructuración”, observó.

La nueva propuesta significaría un recorte al principal de la deuda que oscilaría entre el 55-58%, muy inferior al propuesto en octubre de 2020 que oscilaba entre el 66-69%.

A pregunta de CLARIDAD de que según la JCF su propuesta es realista el economista trajo a la atención el que la Junta misma reconoce en su escenario base que en el año 2029 Puerto Rico se quedara sin dinero y dice que hay que hacer reformas adicionales a las que ya propone.

No obstante, denunció que ni con la actual propuesta ni desde que se inició el proceso de negociación en el 2016 la Junta nunca ha dado un número de lo que es un pago sostenible para Puerto Rico. En tanto recordó que el estudio de Espacios Abiertos que hicieron los economistas Joseft Stigliz y Martín Guzmán arrojó que Puerto Rico necesita un recorte entre un 80 y un 90% de la deuda.

Así que la Junta ha ido variando en sus palabras lo que es bueno para Puerto Rico en función de la coyuntura”. Censuró que la Junta ha variado sus proyecciones primero con el huracán María, y luego con la serie de sucesos que se han dado en la isla, pero nunca ha habido un consenso de que exactamente necesita Puerto Rico para tener un pago de deuda sostenible.

La observación de la Junta es que este Plan de Ajuste es positivo porque lo ven como un paso adelante. La pregunta es, que nos hacemos, cuáles son esas reformas adicionales que necesita Puerto Rico porque si no con los números de la Junta en su escenario base ella misma nos dice que en el 2029 con alta probabilidad hay un problema de caja para el gobierno de Puerto Rico pues entonces esa es la respuesta de la Junta que hay que hacer más reformas, pero no sabemos cuáles”, cuestionó el economista de Espacios Abiertos.

Añadió que de aquí al 2029 es un tiempo relativamente cerca y hay que recordar que vamos a estar pagando deuda durante 40 años y que otra cosa importante es que la deuda de Cofina es también es a 40 años. “Ahora se habla de que esta reestructuración es en 20 años. La propuesta de octubre del 2020 era pagar $1,150 millones en 20 años. Pero después del año 2041 se siguen pagando $900, 93 millones de Cofina hasta el año 2058 así que dentro de esos 40 años quedarnos en el 2029 sin dinero en caja pues la verdad que de sostenible tiene poco”, reiteró.

La amenaza de los recortes

Ante la amenaza de los recortes al presupuesto que la Junta llama reformas, y a la interrogante que de dónde el país puede sacar dinero Santamaria Ots planteó que dado a que como el recorte que la Junta propone es insuficiente la realidad es que Puerto Rico tiene muy poco margen de maniobra. “Todo el mundo pregunta cuál es la solución”, expresó. En esa dirección expuso que la Junta lo que está haciendo es poniendo paños temporeros y está dejando encima de la mesa, y no está resolviendo el problema de base de que Puerto Rico lleva desde el 2006 sin que su economía crezca.

En ese aspecto Santamaria Ots expresó que Puerto Rico necesita un debate y un consenso entre distintos especialistas en y fuera del país -los cuales muchas veces han sido apartados de la esfera política, de dar una opinión fundamentada de lo que necesita el país en términos políticos y económicos, o no se ha dejado que tome el protagonismo que necesita el país- “pues es importante que esa conversación venga y la Junta no la está queriendo tocar la Junta está queriendo responder a un planteamiento ideológico más que a un planteamiento de crecimiento económico sostenible”.

El economista reconoció que son temas complicados que la JCF no ha venido a resolver pero que forman parte de la conversación que se debe dar en el país que, aunque se ha dado ha sido silenciada por mucho tiempo y no se ha dado el espacio y relevancia que merecen. “Eso es lo que hay poner encima de la mesa”.

El cambio de la propuesta de la Junta

Respecto al cambio de propuesta de la Junta de aumentar el pago a los bonistas en contra de los interese de Puerto Rico, Santamaria Ots atribuyó a que ello responde a que la jueza re quiere consenso para lo cual se necesita al menos a la mitad de uno de los activos en quiebra. Todo indica que la mitad de los acreedores deben estar apoyando lo que propone la Junta y dado a que el proceso de negociación se ha ido tensando y como la Junta quiere presentar un consenso, aunque sea en una categoría por ejemplo parece que hay uno con los bonistas de la Autoridad de Edificios Públicos (AEP) la cual tiene $17 mil millones de la deuda, la Junta quiere conseguir que por lo menos en esa categoría de bonistas la mitad estén de acuerdo con sus propuestas. Se sabe que también hay un acuerdo con los pensionados. La Junta pretende llevarle ese consenso a la jueza Taylor Swain para que entienda que hay consenso para entonces validar la propuesta del PA.

El economista de Espacios Abierto recalcó que el Plan de Ajuste de Deuda presentado por la Junta es insostenible y que como negociador y defensor que se supone es de Puerto Rico esta debe entender que tiene que tener un equilibrio entre lo que es justo para los acreedores y lo que es sostenible para Puerto Rico. “Aquí no hay que penalizar a los prestaron, pero no hay que poner en un estado de insostenibilidad a la isla y como nunca han tenido claro que es sostenible por eso nos encontramos en situaciones como esta que es una propuesta peor que la anterior y que como no tienen consenso y la jueza quiere consenso pues van a presentar algo con un consenso que juega en detrimento de los intereses de las y los puertorriqueños”, manifestó.

Related Articles

Traducir»