La lectura en las fábricas de tabaco

La institución de la lectura en las fábricas convirtió a los tabaqueros en el sector más ilustrado de la clase obrera. Su origen se remonta al 1864 en los talleres de Viña y Compañía en Cuba. Posteriormente llegó a Tampa y Cayo Hueso en Florida y en otros lugares dónde se establecían los emigrantes cubanos. Puertorriqueños y cubanos la llevaron a Nueva York. Casi todas las fábricas con tabaqueros hispanos tenían lectores/as. Durante las mañanas se leían los periódicos o la información cablegráfica. Por las tardes se leían importantes obras de autores como Emilio Solá, Alejandro Dumas y Víctor Hugo. 

Los propios lectores/as escogían lo que iban a leer. Posteriormente una comisión designada para los trabajadores seleccionaban las lecturas. Entre éstas figuraba la literatura de entretenimiento, así como obras relacionadas con las doctrinas sociales de autores como Darwin, Bakunin, Marx y Engels. Cuando algún pasaje de la lectura generaba gran interés, los tabaqueros manifestaban su entusiasmo golpeando con su chaveta repetidamente sobre la tabla de hacer cigarros. En ocasiones las lecturas provocaban discusión. Cuando había desacuerdo los trabajadores más ilustrados fungían como árbitros.

En Puerto Rico la líder sindical y feminista Luisa Capetillo fue una destacada lectora en las fábricas de tabaco. 

Juana Colón, líder de las tabaqueras de Comerío

“Que revolú, que alboroto, que Juana Colón no tiene voto”. Así recoge un canto popular de las tabaqueras comerieños la realidad de esta brava mujer que luego de luchar por el derecho al voto de la mujer, reconocida en 1932, no lo pudo ejercer por ser analfabeta.

Descendiente de esclavos, nace en el Bo. Río Hondo de Comerío el 27 de marzo de 1886.

Previo a su incorporación a las luchas contra los desmanes de “Trust” del tabaco la encontramos en la Barriada Cuba Libre subsistiendo de su oficio de lavar y planchar. Practicaba además las “artes espiritistas” y la curandería. Según el Prof. Wilson Torres, “no empece su analfabetismo, su verbo era claro, llano y fervoroso”.

En 1919 sobre 1,200 trabajadoras/es fueron a la huelga contra el “Leaf Tobacco Co.” Lidereados por Juana Colón y María Hernández las obreras/os tomaron la Colectiva. Dos muertos , varios heridos de bala y 69 arrestados fue el saldo. Según el periódico Unión Obrera del 15 de abril de 1919 “A Juana Colón le hicieron varios disparos directamente…” Juana Colón murió en 1967.

Fragmento del artículo Juana Colón y la lucha obrera en el Comercio del Siglo XX, Prof. Wilson Torres. En Rojo, Claridad (6 al 12 de mayo de 2004).