La marcha del sol

Por la Redacción/CLARIDAD

Una verdadera reforma energética que impulse un modelo de autosuficiencia energética y un rechazo a que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) continúe con el uso de combustibles fósiles, es el reclamó que impulsa la llamada Marcha del Sol, a celebrarse el próximo domingo 21 de abril en el pueblo de Adjuntas. La actividad es patrocinada por múltiples sectores de la comunidad adjunteña, grupos nacionales, personalidades internacionales y el reconocido proyecto Casa Pueblo de Adjunta.

“El apagón durante meses causó mucho sufrimiento, muertes y pérdidas económicas. Y todavía los responsables de ofrecerle un sistema energético de avanzada al País pretenden seguir utilizando petróleo, carbón y gas natural que no tenemos, que contaminan y nos hacen consumidores dependientes y vulnerables”, recordó Alexis Massol, Premio Internacional Goldman del Ambiente, en comunicado de prensa donde se dio a conocer de la marcha. 

En relación a las palabras del fundador de Casa Pueblo, hay que traer a la atención que el movimiento por un cambio en la generación de energía eléctrica cobró auge a raíz de la experiencia del huracán María en septiembre de 2017. Tras el colapso del sistema el gobierno de Ricardo Rosselló se ha encaminado a la privatización de la AEE y aumentar el uso de los combustibles fósiles. 

“Metas de energía renovable en leyes previas no han cambiado nada, el costo de la electricidad es alto y no hay seguridad energética ante eventos naturales como el huracán María. Por eso celebramos la Marcha del Sol, que saldrá desde Casa Pueblo para reclamar que, desde la base comunitaria, se levante la insurrección energética por la resurrección del Planeta, atendiendo con acciones la agresión principal que enfrenta la Humanidad, que es el calentamiento global y el cambio climático”, añadió Arturo Massol Deyá, director Asociado de Casa Pueblo. 

Con la celebración de la marcha, Casa Pueblo adelantó que dará a conocer un nuevo mega proyecto de generación y distribución energética comunitaria que reclamó, cambiará los paradigmas en Puerto Rico. Se presentará la estructura organizativa, diseño, manejo, costos, beneficios y propósitos con la participación de Alex Honnold, recién galardonado Premio Oscar por mejor documental [Free Solo]. 

Esta nueva iniciativa de Casa Pueblo se desarrolla en concertación con la fundación, Honnold, Empowered by Light, con base en San Francisco, la empresa emergente de carros eléctricos Rivian y la comunidad como modelo de transformación hacia Adjuntas Pueblo Solar. Según se indicó el modelo busca reducir el costo energético, activación económica, construir resiliencia y a su vez levantar un fondo verde permanente para continuar el desarrollo del pueblo con independencia energética. El proyecto cuenta con la participación activa de comerciantes del pueblo, grupos cívicos, organizaciones de servicios de salud y otros. 

Como parte de las actividades del día, habrán exhibiciones y talleres educativos de energía solar desde las 10:00 de la mañana en Casa Pueblo. A las 9:00 se presentará en el Cine Solar el documental Free Solo, con un periodo de preguntas e intercambio con su protagonista Alex Honnold. Además el primer del documental realizado por el CineSolar, Nuestra Insurrección Energética, mientras las compañías de teatro Y no había luz y Agua, Sol y Sereno participarán de las actividades culturales. La Orquesta Nacional Criolla Mapeyé, José Nogueras y trovadores participarán el domingo 21, en celebración del Día del Planeta Tierra.

La actividad coincide con la celebración del 39 aniversario de Casa Pueblo y la presentación del libro, Cultivando Esperanzas, una reflexión de la autogestión comunitaria escrito por Alexis Massol González. 

“La publicación de este libro llega en momentos críticos donde existe la necesidad de encontrar contestaciones a la grave crisis que enfrentamos con modelos alternos y rutas claras de cambio por un mejor porvenir”, expresó su autor.

Casa Pueblo, opera con energía solar desde el 1999, ha realizado más de 150 proyectos de energía solar en la zona urbana y rural de Adjuntas tras el huracán María. Entre otros, 60 casas en comunidades, cinco colmados, dos ferreterías, dos restaurantes, una barbería, 54 neveras solares instaladas en la ruralía y 14,000 lámparas que operan con el sol. Además, el hogar de envejecientes La Misericordia, el parque de bomberos y emergencias médicas. Otras organizaciones y personas individuales hacen lo mismo en Adjuntas y en todo Puerto Rico.