Editorial:  Lares: un año más y un año menos

 

En esta semana se conmemora el 153 aniversario del Grito de Lares, primera gran gesta independentista del pueblo puertorriqueño. Con dicha revolución armada, ocurrida en Lares y otros lugares de Puerto Rico el 23 de septiembre de 1868, y con una visión inspirada en el sueño de unidad latinoamericana, antillana y caribeña que compartían los grandes libertadores y patriotas de la época- entre estos, Ramón Emeterio Betances, Padre de la Patria Puertorriqueña- se manifestó ante el mundo por primera vez nuestra nacionalidad, insertándose nuestro pueblo en la tradición libertaria de las demás naciones de nuestro hemisferio.

Cada año, Lares nos recuerda el camino recorrido, y el que aún nos falta por recorrer para alcanzar la independencia y, con esta, que Puerto Rico pueda disfrutar del derecho inalienable de toda nación a su autodeterminación y al ejercicio pleno de su soberanía. El Grito de Lares fue la insurrección de nuestro pueblo ante el dominio de España, primera metrópolis que conquistó y ocupó nuestro territorio. Desde el año 1898, Puerto Rico pasó a ser posesión, que “pertenece a, pero no forma parte de” Estados Unidos de América, el nuevo imperio colonial que conquistó y ocupó nuestro suelo tras su victoria sobre España en la Guerra Hispanoamericana. El traspaso de Puerto Rico de un poder colonial a otro no sofocó el ímpetu libertario de nuestra nación,  que ya había alcanzado conquistas autonómicas importantes bajo España, y que gozaba de una identidad cultural y nacional propia y distintiva, diferente de la española y, mucho más, de la norteamericana.

La nación puertorriqueña reconoce al Grito de Lares como el punto de partida de su jornada centenaria para alcanzar la plenitud de su destino como nación antillana, caribeña y latinoamericana. Por eso, Lares siempre es ocasión de reflexión y de reverencia a los héroes, heroínas y mártires que, con su sacrificio, inscribieron esta gesta en nuestra historia. Hoy, celebramos un año más desde Lares, y un año menos en el camino que nos resta hacia donde “nos espera ansiosa…la libertad.”

 

spot_imgspot_img
spot_img

Related Articles

Traducir»