spot_img

Las venas de la Madre Tierra siguen abiertas

Especial para En Rojo

Aún repercuten en todo mundo noticias de la Cumbre de Líderes sobre la lucha contra el cambio climático que el presidente Joe Biden convocó por ocasión de la celebración del Día de la Madre Tierra (22 y 23 de abril). El encuentro ocurrió por videoconferencia y tuvo la participación de 40 Jefes de Estado y representantes de organizaciones internacionales, así  como de Antonio Guterres, Secretario General de la ONU.

Allí se preparó el terreno de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que se celebrará en noviembre en Glasgow (Escocia, Reino Unido). En la inauguración de la conferencia, Joe Biden declaró que se comprometía en luchar para, hasta finales de esta década, reducir las emisiones de carbono de Estados Unidos en hasta 50% de las proporciones actuales.

El presidente brasileño no pudo disimular su odio à la Ecología. Todos saben de su decisión de destruir la Amazonia y entregar las tierras de los pueblos indígenas a grandes corporaciones mineras y latifundistas. Un grupo de 36 artistas de Brasil y Estados Unidos han publicado una carta en la que piden a Joe Biden: “Instamos a su gobierno a que preste atención a nuestro llamamiento: no firme ningún acuerdo con Brasil en este momento“, dice la carta abierta de celebridades como el actor Leonardo DiCaprio, la estrella del pop Katy Perry y los músicos Caetano Veloso y Gilberto Gil.

El manifiesto se suma a otras peticiones enviadas a Biden en los últimos días, destacando la importancia de la participación de la sociedad civil en las negociaciones. Una de las conclusiones de esta conferencia fue  que llegó la hora en que los principales responsables de la crisis climática deben pagar por la destrucción que provocan en el clima y en la destrucción de la naturaleza. Sin embargo, ¿cuál la suma de dinero podría pagar la destrucción de vidas?.

En este momento de pandemia virulenta, en el que miles y miles de personas están muriendo como resultado de la insensatez y la locura político-institucional, existe un sentimiento de escepticismo entre los líderes y activistas comunitarios, al creer que esta reunión preparatoria de la próxima COP26 fue solamente “más de lo mismo (business as usual)”. Sea como sea, del clamor de las calles y de la acción proactiva de nuestros frentes y organizaciones de la sociedad civil surgen propuestas originales y creativas inspiradas en la Ecología Integral. Es urgente salvar el planeta y sus ecosistemas. Eso es un deber de toda la humanidad, especialmente de todas las comunidades y religiones comprometidas con la Vida y la Salvación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

spot_imgspot_img
spot_img

Related Articles

Traducir»