spot_img

Libros y sus autores

En este lugar se respira.

Sylvia Figueroa (Folium. San Juan. 2020).

Sylvia Figueroa (1970) ganó hace algunos años el Primer Certamen del Festival de CLARIDAD con el poema “Esto no es un cuadro”, con el que ya mostraba su genio poético.  Es editora y traductora y pertenece a la Asociación Argentina de Traductores e Intérpretesy a la   American Translators Association. Estudióliteratura comparada en la Universidad de Puerto Rico y completó estudios graduados en literatura latinoamericana en Emory University. Publicó los libros de poesía (pAra mirar de cErca)[San Juan, Puerto Rico: Fragmento Imán, 2007] y Carne prensada[México: Ediciones El billar de Lucrecia, 2009]. Sus poemas han sido publicados en las antologías El decir y el vértigo. Panorama de la poesía hispanoamericana reciente, 1965-1979 [México: Editorial Filo de Caballos, 2005], Red de voces. Poesía contemporánea puertorriqueña[Cuba: Casa de las Américas, 2011], Cuerpo del poema[San Juan, Puerto Rico: Instituto de Cultura Puertorriqueña, 2017] e Isla escrita. Antología de la poesía de Cuba, Puerto Rico y República Dominicana [España: Amagord, 2018].

Sobre su más reciente poemario, uno de los mejores libros del 2020 ha dicho la poeta y crítica literaria, Claudia Becerra: “Las manos, el oído, los objetos, sus voces, el eco que desde el fondo del estanque responde a la operación muda del recuerdo, y no ya el ojo aferrado al momento imposible de la evidencia. En su más reciente poemario, Sylvia Figueroa retoma el hilo de sus obsesiones, en esta ocasión, desde la perspectiva de un ciego que no lamenta su ceguera. Privilegiando el aliento sobre la imagen, estos poemas palpan, escuchan, atesoran, como un puente tendido entre lo ajeno y lo propio, lo que no alcanzan a ver. En este lugar se respira(Folium. San Juan. 2020) invita a un recorrido entre cosas, mudanzas y memorias. Sus poemas, tan breves como precisos, recuerdan a un pecho que respira: se contraen sólo para abrirse después”.

El templo de Samye.

Irizelma Robles. (Folium.San Juan. 2020)

Irizelma Robles (1973) es poeta y antropóloga. También ha realizado performances -¿cómo olvidar la monja que otorgó pasaportes del Spirit Republic of Puerto Rico?-. Hizo su doctorado en la UNAM yañade otro de Estudios Hispánicos en la UPR. Ha publicado De pez ida(Isla Negra, 2003), Isla Mujeres(Fragmento Imán, 2008), y Agave azul(Folium, 2015). En 2009 el CIS-UPR publicósu libro de antropología La marejada de los muertos: tradición oral de los pescadores de la costa norte de Puerto Rico, cuyo primer capítulo se incluyó en la antologíaPescadores en América Latina y el Caribe: espacio, población, producción y política (México, 2011). Ha participado en diversos recitales, festivales de poesía y congresos de antropología en Puerto Rico, México y República Dominicana.

Sobre su más reciente poemario ha expresado Francisco José Ramos: “En cada uno de los poemas del Templo se respira la intensidad del recogimiento. Los espacios en blanco muestran lo visible e invisible de lo que se nombra pero no se dice. Lo decisivo es la visión del instante, la devoción del momento pero también el ocaso de la mirada, la fugacidad infinita. Ni afuera ni adentro: nada más impersonal, nada más íntimo: “Escribo en el aire/ para que nada permanezca”.

 No. Tener miedo a las palabras.

Manuel Ramos Otero. Folium. San Juan. 2020)

Ramos Otero (1948-1990) es uno de nuestros grandes escritores. Poeta y narrador, distinción que el escritor no asumía de manera tajante, sus libros fueron polémicos (en una sociedad conservadora) y paradigmas de la buena literatura. Concierto de metal para un recuerdo y otras orgías de soledad.San Juan: Editorial Cultural, 1971; El cuento de la Mujer del Mar. Río Piedras: Ediciones Huracán, 1979; Cuentos de buena tinta.San Juan: Instituto de Cultura Puertorriqueña, 1992.;La novelabingo. New York: Editorial El Libro Viaje, 1976; gina en blanco y staccato. 2nda ed. Madrid: Editorial Playor, 1988 [1987]; muestran su género más conocido. Sin embargo, de igual importancia es su poesía: Invitación al polvo. Madrid: Editorial Plaza Mayor, 1991y El libro de la muerte. Río Piedras: Editorial Cultural; Maplewood, N.J.: Waterfront Press, 1985.

Al conmemorarse 30 años de su fallecimiento, Folium publicó este pasado octubre una recopilación de textos de su autoría y de otros escritores sobre Ramos Otero.  Sobre el libro nos dice el crítico e investigador, Juan Gelpí:

No tener miedo a las palabras, la excelente recopilación que nos entrega Eugenio Ballou, recoge y rescata textos dispersos o inéditos de y sobre Manuel Ramos Otero: entrevistas que se le hicieron al autor manatieño, ensayos críticos del escritor publicados en revistas en distintos momentos, artículos periodísticos decididamente polémicos, así como necrologías que dieron a conocer escritoras, escritores y críticos literarios a raíz de su muerte prematura. Este libro no solo permite reconocer la complejidad de esa figura desafiante de nuestra literatura, sino que también nos hace valorar su labor en el ámbito de la crítica y la polémica literaria y cultural, aspecto que enriquece el estudio de su obra narrativa y poética.”

 

 

spot_imgspot_img
spot_img

Related Articles

Traducir»