Los Millennials una generación endeudada

Por Cándida Cotto/CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

La generación del Milenio (los nacidos nacidos entre 1982 y 2000) podrían no tener la misma oportunidad que tuvieron las generaciones anteriores de salir mejor económicamente que sus padres. Esta sentencia que muchos ya hemos notado a nuestro alrededor es confirmada en una revisión de estudios realizada por la Oficina del de Contabilidad General (GAO) del gobierno de Estados Unidos.

El informe del GAO publicado a mediados de diciembre indica que según los 20 estudios revisados la proporción de personas que ganan más dinero que sus padres a la misma edad (movilidad absoluta) ha disminuido en los últimos 40 años, y las posibilidades de ascender en la distribución del ingreso (movilidad relativa) han sido estables a lo largo del tiempo.

Los investigadores descubrieron que el ingreso en la edad adulta está relacionado con la cantidad que ganan los padres de una persona, y que entre un tercio y dos tercios del estatus económico se transmite de padres a hijos. Esto es especialmente cierto en los grupos de ingresos más bajos y más altos. Los investigadores también identificaron la raza y la geografía como determinantes clave de la movilidad económica de un individuo.

El informe del GAO indica que los millennials tienen circunstancias financieras diferentes a las de la Generación X (nacida en 1965-1981) y los Baby Boomers (nacida en 1946-1964), y a la luz de la movilidad económica plana o en declive, existe incertidumbre acerca de cómo les irá financieramente a medida que envejecen. El GAO comparó a los Millennials de 25 a 34 años de edad con las dos generaciones anteriores a edades similares lo que mostró que los hogares Millennial tenían más probabilidades que otras generaciones de recibir educación universitaria; sin embargo, los ingresos se han mantenido estables a lo largo de las tres generaciones, lo que implica que los Millennials aún no se han beneficiado de los posibles ingresos adicionales de por vida obtenidos por los graduados universitarios. Los hogares del milenio tenían un patrimonio neto medio y promedio significativamente menor que los hogares de la Generación X a edades similares, especialmente entre aquellos con un patrimonio neto bajo.

Características de los Milenios

Se presenta que los Milenios son un grupo más diverso que las generaciones anteriores: el 40 por ciento de los hogares Millennial están encabezados por alguien que pertenece a un grupo minoritario racial o étnico. Son también la generación más educada hasta la fecha en términos de logros universitarios y se estima que el 62 por ciento de los hogares tenía a alguien con al menos un título de asociado en 2016. No solo los hogares Millennial tenían más títulos universitarios en general, sino que un mayor porcentaje de los hogares Millennial en 2016 tenían títulos avanzados, incluidos títulos de maestría, doctorado y profesionales, en comparación a generaciones anteriores a edades similares. Mientras tanto, solo el 44 por ciento de los Millennials de 25 a 34 años estaban casados o vivían con una pareja y tenían hijos en 2016, mientras que el 54 por ciento de los Baby Boomers estaban casados y tenían hijos a la edad de 34.18

La movilidad económica está vinculada a los ingresos de los padres y varía según la raza y la geografía. El estudio confirma que el ingreso de los padres es un factor clave de la movilidad económica, especialmente entre los que tienen los ingresos más bajos y más altos. Según el GAO los estudios revisados indicaron que la movilidad económica se ha mantenido plana o ha disminuido en los Estados Unidos en los últimos 40 años; ninguno de los estudios que se revisó rencontró que la movilidad económica ha aumentado en EE UU. Además, las estimaciones de la elasticidad del ingreso inter generacional (IGE) sugieren que el estado económico persiste de generación en generación, particularmente para los grupos de ingresos más bajos y más altos. Los estudios identificaron el ingreso de los padres, la raza y la geografía como determinantes clave de la movilidad económica. El GAO reconoce que estos hallazgos podrían tener implicaciones futuras para los Millennials.

Esta desigualdad persistente de la sociedad estadounidense se confirma además con el dato de que la movilidad absoluta ha caído. La proporción de personas que ganan más dinero que sus padres a la misma edad disminuyó entre 1970 y 2010. Uno de los estudios atribuye esta disminución a una distribución desigual del crecimiento económico, señalando que ha beneficiado principalmente a los que más ganan. Queda por ver si esta tendencia a la baja continuará para la generación del Milenio.

Se confirma que las posibilidades de que las personas superen el percentil de ingresos de sus padres se han mantenido estables en el tiempo. A pesar de esta estabilidad, los investigadores indican que la creciente desigualdad económica sugiere que las personas necesitan ganar más dinero que antes para avanzar en los rangos de ingresos, ya que las brechas entre los rangos han aumentado.

Aunque se indica que la educación puede desempeñar un papel en el aumento de los ingresos de un individuo, la investigación a su vez evidencia que el logro educativo en sí mismo se ve afectado por el ingreso de los padres. Los niños de familias de mayores ingresos tienen más probabilidades de asistir a la universidad. Mientras los hijos de familias de ingresos inferiores tienen menos probabilidades que los niños de ingresos superiores de graduarse de la universidad y, por lo tanto, cosechar los beneficios económicos de un título universitario.

En cuanto al factor raza se señala que los negros experimentan menos movilidad inter generacional ascendente que los blancos. En particular, los hombres negros tienen menos probabilidades de ser un movimiento social hacia arriba que los hombres blancos, incluso con niveles de educación similares. Mientras tanto, los niños de familias blancas de bajos ingresos han tenido tasas más altas de movilidad ascendente con el tiempo que los niños negros con características socioeconómicas similares.

En tanto algunos grupos minoritarios tienen mayor movilidad económica que otros. Un estudio que examinó grupos raciales adicionales encontró altos ingresos entre los niños de hogares asiáticos de bajos ingresos, y descubrió que los asiáticos probablemente se mantendrán en niveles de ingresos comparables o por encima de los estadounidenses blancos, aunque estos hallazgos son en gran medida impulsados por inmigrantes de primera generación. Además, los hispanoamericanos están aumentando la distribución del ingreso entre generaciones, aunque su movilidad económica general es algo menor que la de los blancos. Mientras tanto los indios estadounidenses tienen más probabilidades que los blancos de tener movilidad descendente, incluso aquellos en el 1 por ciento más rico.

Los préstamos estudiantiles es otra de la fuente clave de deuda que distingue a los Millennials de las generaciones anteriores. En promedio, los hogares del Milenio en 2016 tenían una relación préstamo-ingreso estudiantil que excedía el 100 por ciento en comparación con las proporciones de menos del 50 por ciento en las generaciones anteriores.

El GAO plantea que los efectos a largo plazo del logro educativo superior, junto con los préstamos de educación superior, en los hogares del Milenio no están claros. Aunque -dice el GAO- es posible que aquellos con títulos avanzados estén mejor ubicados con el tiempo para pagar sus préstamos estudiantiles, los altos niveles de deuda de los estudiantes pueden afectar la capacidad de acumular riqueza, por lo que los niveles promedio de patrimonio neto han disminuido para los graduados universitarios.

En conclusión el informe plantea que la generación Millennial es diferente de las generaciones anteriores en varias medidas de bienestar financiero, existe incertidumbre sobre cómo les irá financieramente a medida que envejecen. Por un lado, tienen niveles más altos de logro educativo, y los graduados universitarios ganan sustancialmente más que los graduados no universitarios. Por otro lado, a pesar de que los Millennials completan títulos universitarios a tasas más altas que las generaciones anteriores, el ingreso promedio y mediano no es más alto para Millennials en general, lo que es consistente con la movilidad económica inter generacional plana y la persistencia del estado económico entre generaciones. Y aun cuando los Millennials están ahorrando para la jubilación a tasas comparables a la Generación X, y el ahorro temprano en la vida debería beneficiar a los Millennials a largo plazo, los niveles significativos de deuda de préstamos estudiantiles más altos que las generaciones pasadas, pese a que pueden calificar para programas que los ayudan a reducir su deuda de préstamos estudiantiles federales, aún está por verse cómo estos factores afectarán las circunstancias financieras de los Millennials a largo plazo, incluso en la jubilación.