LUMA no tiene obligación de contratar a nadie

Por Cándida Cotto/CLARIDAD

cotto@claridadpuertorico.com

Tras denunciar ante el Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de Estados Unidos el contrato de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) con la compañía Luma Energy (LE), la portavoz de la organización Queremos Sol, licenciada Ruth Santiago, está a la expectativa de que dicho comité continúe monitoreando al liderato de la AEE y a la administración de gobierno por las múltiples irregularidades con el contrato de LUMA y el de News Fortes Energy (NFE).

Entrevistada sobre su impresión de la vista (celebrada el 23 de julio) presidida por el congresista Raúl Grijalba luego de la presentación de Queremos Sol, la licenciada Santiago indicó que entiende que hubo congresistas interesados que hicieron unas cuantas preguntas que dejan ver que simpatizan con la propuesta. En su presentación, Queremos Sol instó al Comité, al Gobierno federal y de Puerto Rico a alentar a la AEE a anular el contrato de LUMA y desarrollar un plan basado en las recomendaciones de numerosos expertos, que esté centrado en los sistemas solares y de baterías y en programas de eficiencia energética.

Sobre la presentación del director ejecutivo de la AEE, ingeniero José Ortiz, señaló que este continúa pintando una situación muy distinta a la realidad. Por ejemplo, el contrato dice muy claramente que LUMA no tiene obligación de contratar a nadie; es decir empleados de la AEE. También dice que quiere llevar el sistema a una energía renovable; pero todo lo que hace son proyectos de gas natural o gas metano, que lo que hace es llevar al sistema en una dirección opuesta.

Entre los señalamientos de Queremos Sol llevados ante el Comité contra LUMA, se destacó que esta preparará el Plan Integrado de Recursos (PIR) de la AEE. LUMA puede convertirse en copropietario del sistema eléctrico de Puerto Rico y puede solicitar aumentos en las tarifas eléctricas. El contrato requiere la alineación del trabajo de la transmisión y distribución de energía (T&D) propuesto con el Plan de Modernización de la Red para solicitar $21 mil millones de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA). De estos, $12,200 millones son para la reconstrucción de los sistemas de T&D existentes, en lugar de la transformación del sistema, y alrededor de $ 4,000 millones son para nuevas plantas fósiles. Un informe del London Economics International(LEI) estima que incluso con fondos federales, las tarifas de electricidad de Puerto Rico aumentarían de 27.8 a 30 centavos por kWh con la propuesta de T&D y el Acuerdo de Reestructuración de Deuda (RSA) de la AEE.

Otros argumentos planteados por Santiago fueron que a LUMA se le otorga un control indebido para administrar los fondos federales, seleccionar el “Administrador de subvenciones” y solicitar cambios a los fondos federales; LUMA puede abandonar las tareas requeridas por el contrato después de que se haya desmantelado la AEE; el contrato establece la prioridad de los pagos a LUMA en detrimento de otras obligaciones de la AEE y LUMA podrá suspender o terminar el servicio de electricidad a entidades gubernamentales.

En fin, el contrato de LUMA perpetuaría la generación centralizada con combustibles fósiles y el sistema de transmisión y distribución de energía.Un ejemplo de esto es el terminal de gas natural licuado (LNG) de New Fortress Energy en San Juan, sobre el cual la Comisión Federal de Regulación de Energía emitió una Orden de Mostrar Causa, ya que esa compañía construyó y opera el terminal sin autorización.

El costo de la electricidad de gas quemado de las unidades 5 y 6 de San Juan, es de $ 10.79 / MBTU, las unidades de carga base más caras. La Junta de Supervisión Fiscal (JCF) aprobó el proyecto de New Fortres y los nuevos acuerdos de EcoEléctrica que cuestan aproximadamente $500 millones más que los de contratos de licitación competitiva.

Santiago expresó que considera que en su presentación dejaron establecido bien claro que Queremos Sol tiene una propuesta de la sociedad civil desarrollada con profesionales conocedores del sistema eléctrico del país para la transformación real del sistema con la AEE como entidad pública que sirva a los verdaderos intereses del país.

Sobre la campaña de publicidad que LUMA ha desplegado en algunos periódicos en la isla defendiendo su futura gestión en la AEE, la licenciada Santiago afirmó a CLARIDADque la ve como una amenaza de parte de LUMA contra los trabajadores de la AEE, que les está diciendo que hay mucha gente interesada en sus empleos. “Nadie en su sano juicio va a dejar atrás los derechos adquiridos en la AEE para tomar un empleo con una compañía que podría en unos años no estar aquí. En el contrato hay unas cláusulas que le permiten a LUMA dar por terminado el contrato en múltiples circunstancias y no cumplir con sus responsabilidades en múltiples situaciones”, denunció.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.